Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 de enero de 2008

 

En el número de mayo de la revista Descubrir el arte del pasado año 2007, había un interesante y completo artículo firmado por Santiago Moreno Alba titulado Praxíteles, el escultor de la Grecia clásica.La presentación del escultor y de la exposición que le dedicaba el Museo del Louvre aparecía en una doble página que ocupaba, a todo color, la obra Friné ante el Areópago de Jean-Lèon Gerôme, un óleo sobre lienzo de 1861, conservado en la Hamburger Kunsthalle de Hamburgo.

La contemplación de dicha obra, por lo demás, de un detallismo exquisito, me ha provocado la redacción de unos artículos sobre este cuadro y todo lo relacionado con la historia que narra. En estos artículos he echado mano de material que “circula” por la red y le he dado a todo él mi propia articulación y forma.

Mi idea ha sido ofrecer en un todo, más o menos ordenado y extenso, la mayor información posible, sin ánimo de empalagar, sobre Friné y, especialmente, lo referido a su relación con Apeles y, especialmente, Praxíteles y su juicio por impiedad, en el que se produjo el famoso desnudo ante sus “señorías”, provocado por su defensor Hiperides. Pero también habrá aquí referencias a la hetera griega en la literatura y en el arte, fundamentalmente.

 

Respecto a la acentuación de la palabra, debemos decir que lo correcto es Frine, pero, siguiendo a Manuel Fernández Galiano en La transcripción castellana de los nombres propios griegos, que dice “existen en nuestro idioma acentuaciones viciosas tan arraigadas que sería vano el intento de enmendarlas; y además, que el genio de nuestro idioma admite transcripciones con acento agudo de nombres de la tercera declinación a causa de la pérdida de la última vocal latina y que dicha acentuación puede ser también tolerada en algún raro galicismo generalizado de otras declinaciones como Friné = Φρύνη”, usaremos Frine y Friné, indistintamente.

Lo primero que vamos a hacer es ofrecer algunos textos de la literatura griega que nos hablan de Frine, es decir, vamos a ir a las fuentes. Leeremos a Ateneo, Pausanias, Plinio el Viejo y Alcifrón.

Friné en las fuentes clásicas.

El primer autor del que ofrecemos referencias sobre Frine es Pausanias. Son varias las menciones que hace de la hetera de Tespias en su obra, Descripción de Grecia.

La primera en el Libro I, 20:

ἔστι δὲ ὁδός ἀπὸ τοῦ πρυτανείου καλουμένη Τρίποδες· ἀφ΄οὗ καλοῦσι τὸ χωρίον, ναοὶ ὅσον ἐς τοῦτο μεγάλοι, καί σφισιν ἐφεστηκάσι τρίποδες χαλκοὶ μέν, μνήμης δὲ ἄξια μάλιστα περιέχοντες εἰργασμένα. Σάτυρος γάρ ἐστιν, ἐφ΄ᾦ Πραξιτέλην λέγεται φρονῆσαι μέγα· καί ποτε Φρύνης αἰτούσης, ὅ τι οἱ κάλλιστον εἴη τῶν ἔργων, ὁμολογεῖν μέν φασιν οἷα ἐραστὴν διδόναι, κατειπεῖν δ΄οὐκ ἐθέλειν ὅ τι κάλλιστον αὐτῷ οἱ φαίνοιτο, ἐσδραμὼν οὖν οἰκέτης Φρύνης ἔφασκεν οἴχεσθαι Πραξιτέλει τὸ πολὺ τῶν ἔργων πυρὸς ἐσπεσόντος εἰς τὸ οἴκημα, οὐ μὲν οὖν πάντα γε ἀφανισθῆναι· Πραξιτέλης δὲ αὐτίκα ἔθει διὰ πυρῶν ἔξω καί οἱ καμόντι οὐδὲν ἔφασκεν εἶναι πλέον, εἰ δὴ καὶ τὸν Σάτυρον ἡ φλόξ καὶ τὸν Ἔρωτα ἐπέλαβε· Φρύνη δὲ μένειν θαρροῦντα ἐκέλευε· παθεῖν γὰρ ἀνιαρὸν οὐδέν, τέχνῃ δὲ ἁλόντα ὁμολογεῖν τὰ κάλλιστα ὧν ἐποίησε. Φρύνη μὰν οὕτω τὸν Ἔρωτα αἱρεῖται.

Del Pritaneo parte un camino llamado Trípodes. El lugar se llama así porque hay unos templos grandes como para que sobre ellos haya unos trípodes de bronce que contienen obras especialmente dignas de mención. Hay un sátiro, del que se dice que Praxíteles estaba muy orgulloso. Un día, cuando Frine le pidió la obra que a él le pareciese más hermosa, dicen que accedió a dársela a su amante, pero que no quiso decir la que le parecía más hermosa. Entonces, entró corriendo un esclavo de Frine, y dijo a Praxíteles que un incendio en su casa había destruido casi todas sus obras, pero que no todo había desaparecido. Praxíteles al punto corrió afuera y dijo que no le quedaba ya nada si las llamas habían alcanzado al Sátiro y a Eros. Frine le dijo entonces que se tranquilizara, pues nada grave había sucedido, y ya había reconocido, sorprendido por este ardid, cuáles consideraba sus obras más bellas. Frine entonces escogió el Eros.

La segunda referencia la hallamos en IX, 27:

Θεσπιεῦσι δὲ ὕστερον χαλκοῦν εἰργάσατορωτα Λύσιππος, καὶ ἔτι πρότερον τούτου Πραξιτέλης λίθου τοῦ Πεντελῆσι. Καὶ ὅσα μὲν εἶχεν ἐς Φρύνην καὶ τὸ ἐπὶ Πραξιτέλει τῆς γυναικὸς σόφισμα, ἑτέρωθι ἤδη μοι δεδήλωται· πρῶτον δὲ τὸ ἄγαλμα κινῆσαι τοῦρωτος λέγουσι Γάιον δυναστεύσαντα ἐν Ῥώμῃ, Κλαυδίου δὲ ὀπίσω Θεσπιεῦσιν ἀποπέμψαντος Νέρωνα αὖθις δεύτερα ἀνάσπαστον ποιῆσα. Καῖ τὸν μὲν φλόξ αὐτόθι διέφθειρε· τὸν δὲ ἐφ᾿ἡμῶνρωτα ἐν Θεσπιαῖς ἐποίησεν Ἀθηναῖος Μηνόδωρος, τὸ ἔργον τὸ Πραξιτέλους μιμούμενος. ἐνταῦθα καὶ αὐτοῦ Πραξιτέλους Ἀφροδίτη καὶ Φρύνης ἐστὶν εἰκών, λίθου καὶ Φρύνη καὶ θεός.

Para los de Tespias hizo después Lisipo un Eros de bronce, y antes que aquél, Praxíteles uno en mármol pentélico. Lo relativo a Frine y al ardid de la mujer con Praxíteles ya lo he referido en otra parte (I,20). Dicen que el primero que removió la imagen de Eros fue Gayo, emperador de Roma, y después Claudio se la devolvió a los de Tespias, pero Nerón se la llevó de nuevo por segunda vez; y las llamas la destruyeron allí…El Eros de Tespias de nuestro tiempo lo hizo Menodoro de Atenas imitando la obra de Praxíteles. Allí hay también del mismo Praxíteles una Afrodita y una estatua-retrato de Frine, de mármol tanto Frine como la diosa.

 

La tercera mención de Frine la tenemos en X, 15:

Φρύνης δὲ εἰκόνα ἐπίχρυσον Πραξιτέλης μὲν εἰργάσατο ἐραστὴς καὶ οὗτος, ἀνάθημα δὲ αὐτῆς Φρύνης ἐστὶν εἰκών.

Una estatua dorada de Frine la hizo Praxíteles, uno de sus amantes, y es ofrenda de la propia Frine.

Hasta aquí este primer capítulo de la serie que iniciamos hoy y que pretende acercarnos un poco la figura de Frine y su pervivencia en la literatura y el arte.

Read Full Post »