Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7/01/09

Ser más culto

365-dias-para-ser-mas-culto

 

Después de la serie dedicada a los Reyes Magos, hoy toca comentar un regalo que sus majestades se dignaron hacerme. Realmente, algo de magos tienen, pues, sin haber escrito carta, cayeron tres regalos; no oro, incienso y mirra, sino bombones, un libro y colonia.

El artículo de hoy versa sobre el libro que los Reyes me han dejado. Su título es original y el tamaño voluminoso (766 páginas): 365 días para ser más culto. Los autores son David S. Kidder y Noah D. Oppenheim.

En una página de Internet se dice esto del libro:

Un completísimo libro que aborda los campos del conocimiento más importantes del saber humano. Todos los epígrafes han sido escritos por un experto en la materia, que hizo además el trabajo de investigación pertinente. Contenido revisado por eruditos.

Los lunes: Historia; los martes: Literatura; los miércoles: Artes Plásticas; los jueves: Ciencia; los viernes: Música; los sábados: Filosofía; los domingos: Religión. Una lección al día. 365 lecciones al año. Cinco minutos de esfuerzo diario para conocer los hitos y los personajes que marcaron el desarrollo de la civilización occidental, codearse con los grandes escritores y sus obras más relevantes, comprender los movimientos artísticos y sus figuras, entender las maravillas de la ciencia de una forma fácil, dar un repaso a nuestra herencia musical y saber qué inspiró a los grandes compositores, acceder a los mayores pensadores de la humanidad y obtener una visión global de las religiones más importantes y sus principios…

Y en otra leemos:

Esta obra se presenta como una especie de vademecum para conocer algo más de la cultura en general. Para mucha gente será una excusa para ser aún más pedante pero se trata más bien de que todo el mundo sepa algo más, un poco más de cultura general y no estar con cara de pasmado ante cualquier conversación. Dividen la semana por materias y así cada día se habla de historia, literatura…etc. Así se hace más ameno el aprendizaje. En realidad se trata de una pequeña lección diaria para aprender un poco más de una disciplina en concreto. También nos puede servir para recordar lo que aprendimos en el colegio, para conocer también un poco más de cada asignatura y andar algo más seguros por el mundo, el saber no ocupa lugar. Ideal para todas las edades por lo bien redactado de la información y por la gran utilidad de la misma. Esperemos que sea de vuestro agrado.  

En la Introducción del libro podemos leer:

365 días para ser más culto es un compendio laico que sigue las mismas pautas (se refiere a los dietarios religiosos), ofreciendo un año de lecturas diarias que valen la pena para refrescar su espíritu, estimular su cerebro y ayudarle a completar su educación…

Estas lecturas ponen a su disposición ese tipo de ejercicio regular que su cerebro necesita para mantenerse en forma, especialmente a medida que vamos envejeciendo. Representan un oasis para escapar de la cotiddianeidad y colarse en el noble reino del saber humano. Y, además, le abrirán nuevos horizontes intelectuales.

Nada más tenerlo en mis manos, me fui directamente al Índice onomástico, para buscar qué personajes, elementos, nociones, ideas, conceptos del mundo grecolatino habían elegido los autores o qué número de citas de autores o elementos clásicos hay en el libro; esto son los resultados, no exhaustivos:

– del mundo griego:

Personas: Aristóteles (citado 9 veces), Platón (12), Homero (3), Sócrates (5), Alejandro Magno (2), Eratóstenes.

Corrientes o nociones filosóficas: Epicureísmo, Estoicos, Presocráticos (a propósito de Apariencia y realidad), alegoría de la caverna de Platón, Metafísica.

Hechos históricos: Atenas contra Esparta: la batalla por el mundo antiguo.

Arte y Monumentos: Partenón, Arte Bizantino (como herencia del mundo griego), Venus de Milo.

Conceptos matemáticos: Número áureo, teorema de Pitágoras.

Referentes: El Nacimiento de Venus de Botticelli, Oda a una urna griega de Keats (de la que aquí hablamos), Ulises de James Joyce.

– del mundo latino: Julio César

Puede que me deje algo, pero poca cosa será.

Ése es todo el contenido estrictamente clásico de los 365 capítulos del libro. De ellos propiamente 15 tratan de autores o conceptos clásicos.

 

platon

 

Como ejemplo, transcribo a continuación lo que se dice de Platón, lectura para el sábado 6 de la Semana 3 en la categoría de Filosofía:

Platón (h. 427-347 a. C.) nació en la Atenas de siglo V en el seno de una familia adinerada. De un joven de su condición se esperaba que estudiara política, pero Platón prefirió seguir los pasos de su mentor, Sócrates (470-399 a. C.), y convertirse en un filósofo.

Los escritos filosóficos de Platón están estructurados a modo de diálogos en los que dos o más personajes discuten sobre un tema. La figura central en la mayoría es Sócrates. Dado que Platón nunca participa en los diálogos, los estudiosos se hacen una pregunta: ¿cuánto de lo que Platón pone en boca de Sócrates constituye en realidad parte de su pensamiento, y cuánto se limita sencillamente a informar sobre el de Sócrates? Muchos creen que los primeros diálogos platónicos constituyen un testimonio histórico preciso de las enseñanzas socráticas. Según estos estudiosos, más adelante Sócrates se convertiría en estas obras en un personaje literario al servicio de Platón.

Platón es famoso sobre todo por su teoría de las formas, cosas abstractas e inmateriales a las que imitan los objetos físicos de nuestro mundo.

Otra teoría muy conocida de este filósofo se basa en que el conocimiento no es otra cosa que recuerdo. Platón creía que el alma era inmaterial y existía antes de habitar el cuerpo. Es en esos momentos previos cuando el alma descubre las formas, cuando aún no se ha visto distraída o limitada por la percepción sensorial. Así, cuando un ser humano conoce algo se debe a que su alma recuerda lo que sabía antes de habitar su cuerpo.

Platón dividía el alma en tres partes: la concupiscible (que desea placeres sensoriales como la comida, la bebida o el sexo), la irascible (que busca la gloria y los honores) y la racional (que ansía el conocimiento de las formas). En el diálogo La República, Platón describe lo que necesita un alma para ser justa, dibujando para ello una vasta analogía entre un alma justa y una ciudad justa. Una ciudad totalmente justa es la habitada por tres grupos de ciudadanos que se corresponden con las tres partes del alma, y que interactúan con armonía de la misma forma que éstas deberían hacerlo. En ambos casos, debería ser la parte racional la que dominara al conjunto.

OTROS DATOS DE INTERÉS

1. Platón sólo aparece en uno de sus diálogos, Apología, que describe el juicio por el que Sócrates es condenado a muerte. No abre la boca, pero su presencia indica que asistió al proceso.

2. Platón fue el maestro de Aristóteles (384-322 a. C.)

Es un libro de divulgación, pensado más para frenar el envejecimiento del cerebro que para otra cosa. Ciertamente, ser más culto se es con la lectura de cualquier libro, pero no está mal acostarse cada día habiendo leído algo sobre un variado abanico de conceptos que va desde la Torá a Richard Wagner, pasando por la Revolución Francesa, Tennesse Williams, la segunda escuela vienesa, los Conciertos de Brandemburgo de Bach o Antón Chejov.

El único pero es el ya indicado: el muy bajo porcentaje de elementos grecolatinos de un libro que en el original inglés se titula The Intellectual Devotional, algo así como El devocionario intelectual.

 

intelectual

Read Full Post »