Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20/10/09

LassusPortrait

Estos días, en la coral en la que canto estamos ensayando para un encuentro de corales de mi ciudad una “serenata”, o madrigal, del compositor Orlando di Lassus, titulada Matona mia cara.

Dicha obra es interesante por varios motivos.

Primero por una alusión a la fuente del Helicón, como se recoge en el título del artículo. Aquí hablaremos un poco del monte beocio y de sus fuentes y explicaremos qué quiere decir el título de este artículo, que es una frase de la canción.

La segunda razón son los juegos de palabras y el propio lenguaje usado por quien canta la canción, un soldado mercenario alemán, un lansquenete, que mezcla palabras francesas e italianas o incluso de ninguna lengua. Algunas palabras son de tono subido, hasta el punto que algunas versiones las han cambiado por otras menos soeces o menos directas.

La tercera razón es la figura del lansquenete, de la que hablaremos brevemente, aportando los datos que hay en la red y algunos textos de una magnífica novela, León El Africano, de Amin Maalouf, en la que hay referencia a la acción de los lansquenetes en el saco de Roma, en el año 1527, cinco años antes del nacimiento de Lassus.

Lo primero es, pues, que ofrezcamos el texto y la traducción de la canción:

Matona, mia cara, mi follere canzon,

Cantar sotto finestra, Lantze bon compagnon.

Don don don, diri diri, don don don don.

Ti prego m’ascoltare, che mi cantar de bon,

E mi ti foller bene, come greco e capon.

Don don don, diri diri, don don don don.

Comandar alle cacce, cacciar, cacciar con le falcon,

Mi ti portar becacce, grasse come rognon.

Don don don, diri diri, don don don don.

Se mi non saper dire, tante belle razon,

Petrarcha mi non saper, ne fonte d’Helicon.

Don don don, diri diri, don don don don.

Se ti mi foller bene, mi non esser poltron,

Mi ficcar tutta notte urtar, urtar, urtar come monton,

Don don don, diri diri, don don don don.


Mi querida señora, yo quiero cantaros una canción

Bajo vuestra ventana: este lancero es un buen compañero.

Don don don, diri diri, don don don don.

Por favor, escúchame, porque yo canto bien

Y yo estoy enamorado de ti como un griego de un capón.

Don don don, diri diri, don don don don.

Cuando voy de caza, cazo con el halcón

Y te traeré becadas, tan gordas como un riñón.

Don don don, diri diri, don don don don.

No puedo decirte muchas cosas elegantes

No conozco nada de Petrarca, ni de la fuente del Helicón

Don don don, diri diri, don don don don.

Si tú me amas, no seré perezoso

Follaré toda la noche, empujaré como un carnero

Don don don, diri diri, don don don don.

De esta página (Choral Public Domain Library), en la que se pueden obtener partituras y midis de la obra, hemos sacado esta breve descripción de la obra:

El texto original está cantado por un soldado alemán, probablemente un lansquenete, que apenas sabe hablar italiano. Este hecho está muy bien reflejado en la letra, que se parece a un acento alemán fuerte (incluso en italiano moderno) e incluye algunas palabras en francés que el soldado parece tomar por error como italianas (bon, compagnon) yfollere“, que no significa nada en italiano pero que se parece mucho al verbo fottere (del latín futuere, follar, joder, mantener relaciones sexuales). El texto tiene algunos dobles significados, muy difíciles de traducir a otras lenguas. La habilidad del autor explota el limitado lenguaje del soldado usando expresiones simples que le ayudan a conseguir un diálogo verdaderamente cómico o gracioso. El fuerte lenguaje ha llevado a “ajustar” versiones que tienen recambios para las palabras más ofensivas, ficcar (baciar) y urtar (ballar).

Ejemplo de estas suavizaciones de la letra es la traducción, sacada de aquí, de Josefina Carrascón del Grupo Coral Accento:

Señora mía querida, yo os quiero cantar bajo la ventana, soldado en buena compañía;

Te pido que me escuches, que mi canto es bueno y yo te quiero bien, como griego y capón;

Cuando vaya a la caza, cazaré con halcón, y te traeré becadas, gordas como cochinillos;

Si no te se decir tantas bellas razones, es que no tengo el saber de Petrarca en la fuente de Helicón;

Si tu me quieres bien, no seré perezoso; me quedaré toda la noche al pie de tu balcón.”

Aquí encontramos una concisa, pero buena descripción de la canción (la deficiente traducción es nuestra):

Matona mia cara parece una canción de amor muy hermosa, pero, en realidad, tiene un texto bastante escabroso que describe los intentos de un soldado por seducir a una encantadora muchacha. La canción sigue dos diferentes procedimientos: tres versos son cantados de forma inalterada mientras los dom-dom-doms del estribillo son cantados con un pequeño deje de jazz que va añadiendo más percusión vocal con cada estribillo.

Aunque no es nuestro objeto tratar sobre ello, es curiosa la frase:

E mi ti foller bene, come greco e capon.

Y yo estoy enamorado de ti como un griego de un capón.

Aunque esta frase tiene varias traducciones.

En catalán:

i jo t’estimo com un grec i un tossut = y yo te amo como un griego y un tozudo

Inglés:

and I love you greatly, as a Greek does his capon = y yo te amo mucho, como un griego ama su capón

And I’m as fond of you as a Greek is of a capon! = y yo estoy encariñado de ti como un griego de un capón

Alemán:

Und ich werde dich lieben wie Widder und Schaf = y yo te amaré como un morueco y un carnero.

Para algunos greco e capon son sinónimos de “cobarde” y “traidor”.

Anuncios

Read Full Post »