Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27/03/10

Y pasamos ya al análisis morfológico y sintáctico del texto de Lucas.

Todos los anteriores capítulos han sido una introducción necesaria, para centrar al autor y al texto. Nos parecía una explicación muy detallada, precisa, ajustada y didáctica del texto. Puesto que tenemos el libro de Ramis Darder, hemos querido compartir con nuestros lectores el estudio que el citado autor realiza. Esperemos que a alguien le haya servido

La lectura del texto de Lucas, coincidiendo con su presencia en la liturgia del cuarto domingo de Cuaresma, nos impulsó a la confección de estos capítulos. Como ya hemos dicho, entendimos oportuno ofrecer la explicación “teológica” y textual del pasaje de Lucas, así como delimitar a qué comunidad cristiana concreta se dirigía Lucas y quién era este personaje.

No sé qué pensarán los colegas que lean esto, pero creo que el texto de Lucas es más sencillo que el de Lisias, y no es menos griego. Es también original y, como se decía en la introducción, el autor es un escritor erudito. Un buen conocedor de la lengua griega y un excelente estilista. Al analizar el vocabulario de su texto apreciamos que unas 400 palabras reflejan una terminología propia del lenguaje de la medicina.

En el texto de Lucas hay, además, los contenidos morfológicos y sintácticos que, en mi opinión, debe dominar un alumno que ha cursado dos años de griego clásico. Faltan algunos, como veremos, pero es un texto completo desde el punto de vista léxico, morfológico y sintáctico.

En cuanto a los sustantivos y adjetivos, los encontramos de todas las declinaciones y todos los géneros:

– de la temática: νθρωπός, υούς, βίον, λιμς (aquí femenino), γρος, κερατίων, τράχηλον, ορανν, νεώτερος y πρεσβύτερος (comparativos)

– de la alfatemática, incluidos masculinos: οσίας, μέρας, πολιτν, στολν, συμφωνίας, πορνν, σχυρ, πρώτην, πολλς, μακράν.

–  de la atemática, en líquida (πατρί, πάτερ, πατρός, πατρ, χερα), dental neutro (ποδήματα), dental masculino (παίδων), en nasal reforzada (πάντα), en silbante neutro (μέρος, τη).

Es un texto rico en pronombres, sobre todo personales y posesivos: μοι, ατς, γ, μου, σου, με, αυτο, αυτν, σοι, μο, μ, σά.

pero también anafóricos (éste omnipresente), demostrativos, indefinidos, interrogativos: τις, ατν, ατος, ατο, κείνην, ατς, κείνης, ατν, οδες, ατ, τί, οτος, τατα, πόσοι. Relativo (ν)

En cuanto a preposiciones tenemos: μετά, ες, κατ, κ, πρς, ν, π.

Adverbios: κε, ο, σώτως, νώπιόν, δε, τι, μακρν, οκέτι, ταχ, οδέποτε, πάντοτε.

Conjunciones, interjecciones y partículas: δέ, κα, ς, τι, δο, ν, να.

Hay también algunos numerales: δύο, ν, να.

Interesante el capítulo de infinitivos:

– los hay de presente: στερεσθαι, βόσκειν, εφραίνεσθαι

– de aoristo, muchos pasivos: χορτασθναι, κληθναι, εσελθεν, εφρανθναι, χαρναι.

La riqueza de los participios es destacable.

Los hay apositivos y atributivos, de presente: πιβάλλον, ζν, πέχοντος, ρχόμενος, γιαίνοντα; de perfecto: πολωλς y de aoristo: συναγαγν, δαπανήσαντος, πορευθες, λθν, ναστς, δραμν, φαγόντες, προσκαλεσάμενος, ξελθν, ποκριθες, καταφαγών.

En el capítulo de formas verbales personales, hay una gran variedad que nos permite estudiar las características temporales y modales, las desinencias, el aumento en los compuestos, los cambios temáticos de los verbos en oclusiva y líquida, los verbos atemáticos o los verbos con varias raíces:

Presentes en indicativo (περισσεύονται, πόλλυμαι, εμ, κει, δουλεύω, ε, στιν), optativo (εη), imperativo (φέρετε)

Imperfectos (εχεν, πεθύμει, σθιον, δίδου, φη, ν, πυνθάνετο, θελεν, παρεκάλει, δει)

Futuros en indicativo (πορεύσομαι, ρ)

Aoristos radicales temáticos, sigmáticos, en voz pasiva, en indicativo (επεν, διελεν, πεδήμησεν, διεσκόρπισεν, γένετο, ρξατο, κολλήθη, πεμψεν, μαρτον, λθεν, εδεν, σπλαγχνίσθη, πέπεσεν, κατεφίλησεν, νέζησεν, ερέθη, ρξαντο, γγισεν, κουσεν, θυσεν, πέλαβεν, ργίσθη, παρλθον, δωκας), imperativo (δός, ποίησόν, ξενέγκατε, νδύσατε, δότε, θύσατε), subjuntivo (εφρανθμεν, εφρανθ)

De verbos temáticos (πεμψεν, θύσατε), atemáticos (δός, δότε, δωκας), polirrizos (επεν, διελεν, ξενέγκατε), contractos (κατεφίλησεν, πεθύμει)

No queremos extendernos más en la morfología.

El léxico es variado, con palabras del ámbito rural (χώρας, γρος, κερατίων, χοροι, μόσχον, ριφον), familiar (υούς, τ πιβάλλον μέρος, οσίας, πατρ, παίδων, δελφός, τέκνον, μίσθιοι, δούλους), festivo (συμφωνίας, χορν, εφραίνεσθαι), partes del cuerpo (τράχηλον, πόδας), objetos (δακτύλιον, ποδήματα), léxico religioso (ντολήν). La forma σπλαγχνίσθη aparece dos veces en Mateo (9, 36 y 14, 14) y una en Marcos (6, 34) y, otras dos veces más en Lucas (7, 13 y 10, 33). También está presente en la obra de Orígenes, Gregorio de Nisa, Juan Crisóstomo y Juan Damasceno. Es un derivado de σπλάγχνα (entrañas), sustantivo que aparece mucho en la obra de Hipócrates y Galeno.

En la sintaxis tenemos las funciones habituales de los casos (incluida la complemento de régimen: κουσεν συμφωνίας κα χορν), el régimen del comparativo, usado como superlativo ( νεώτερος ατν), el genitivo absoluto (δαπανήσαντος δ ατο, τι δ ατο μακρν πέχοντος), la oración subordinada adverbial causal (τι οτος υός μου νεκρς ν κα νέζησεν, ν πολωλς κα ερέθη), la temporal (κα ς ρχόμενος γγισεν τ οκί), la de relativo, con atracción del antecedente incluida, (κα πεθύμει χορτασθναι κ τν κερατίων ν σθιον ο χοροι), el infinitivo como complemento directo (πεθύμει χορτασθναι, πεμψεν ατν ες τος γρος ατο βόσκειν χοίρους, οκ θελεν εσελθεν), la oración subordinada de infinitivo como sujeto dependiente de un verbo impersonal (εφρανθναι δ κα χαρναι δει), optativo oblicuo en oración subordinada sustantiva interrogativa indirecta (πυνθάνετο τί ν εη τατα), el uso de participios absolutos (δαπανήσαντος δ ατο, τι δ ατο μακρν πέχοντος), atributivos (τ πιβάλλον, καταφαγών), apositivos (συναγαγν, πορευθες, λθν, ναστς, δραμν, φαγόντες, ρχόμενος, προσκαλεσάμενος, γιαίνοντα, ποκριθες).

En resumen, un texto griego, no del siglo IV a. C., es cierto, pero buen griego, asequible al nivel de nuestros alumnos.

No sé si a mis colegas que lean este artículo les parecerá buena la idea de la selección. Cada año lo encuentro más necesario. Todo es ponerse a realizarla y que los que tienen potestad para ello lo acepten. Yo estoy convencido de que la parábola del hijo pródigo es un buen texto para las PAAU.

Read Full Post »