Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 de junio de 2010

Seguimos con el libretto de Ricci para Le nozze de Teti, e di Peleo, al que puso música un joven Rossini.

Se inicia el duetto con la intervención de Tetis, en la que las flautas tienen, de nuevo, una destacada intervención. El agudo de la soprano aquí se centre en la sílaba ri de la palabra rinascer.

Es paralela la intervención de Peleo con agudo en con de con gli anni vedrò. Bello el dúo en felice al tuo lato per sempre vivrò.

6. Duetto (Tetis-Peleo)

Tetis:

Costante al tuo fianco

per queste pendici

i gigli felici

rinascer vedrò.

Constante a tu lado

por estas colinas

los lirios felices

renacer veré.

Hay muchas alusiones a los lirios. Recordemos que la flor de lis es el símbolo de los Borbones, a cuya dinastía pertenece Carlos Fernando de Borbón, duque de Berry, hijo de Carlos X de Francia, descendiente de Felipe V de España y Luis XIV de Francia. Era el heredero al trono borbónico de Francia.

Peleo:

Costante al tuo fianco

fra l’armi, e gli amori

qui crescer gli allori

con gli anni vedrò.

Constante a tu lado

entre las armas y los amores

aquí crecer los laureles

con los años veré.

Tetis:

Se il nodo augurato

un Nume formò…

Si esta unión venturosa

un dios ordenó...


Peleo:

Se al tempo, ed al fato

un Dio ne parlò…

Si con el tiempo y el destino

un dios de ella habló…

Tetis, Peleo:

… felice al tuo lato

Per sempre vivrò.

Feliz a tu lado

por siempre viviré

La entrada del coro y su acompañamiento en la orquesta vienen marcados por notas en stacatto y pizzicati en las cuerdas.

Coretto:

(Se escucha la más dulce armonía que preludia la llegada de los dioses)

El coro que sigue tiene una música idéntica al comienzo del recitativo Tutto è silenzio de Torvaldo e Dorliska.

Coro:

Fin del bosco i cupi orrori

spiran dolce maestà!

¡Hasta los oscuros horrores del bosque

respiran una dulce majestad!

Tetis:

Forse annunzia all’erbe, ai fiori

le vicine Deità

Quizá anuncia a las hierbas, a las flores

la presencia de los dioses.

Peleo:

Desta al soffio degl’Amori

l’aura, i fiori lambirà.

Surgida del soplo de los amores

la brisa las flores acariciará.

Es curioso que el personaje de Júpiter se encargue a un tenor y no, como cabría esperar, a un barítono o bajo, tesitura que “casa” mejor con el rey de los dioses.

7. Recitativo (Júpiter)

Numi, fra voi dall’etra

io qui discessi

pel sentier lucente

dell’Iride felice,

onde raggiunsi

dall’Olimpo la Terra;

e qui vi trassi

testimoni immortali

al sacro rito di Teti, e di Peleo,

che fida immago sarà d’altro Imeneo,

quando la Pace il tremendo mio telo

già spento alfin mi rconduca in cielo:

or Voi, sposi felici

tra le danze festive all’ara accanto

il gran patto a giurar venite intanto.

Dioses, entre vosotros del éter

yo aquí he bajado

por el sendero luminoso

de la feliz Iris,

por el que alcancé

desde el Olimpo la Tierra;

y aquí os he traído

como testimonios inmortales

al sagrado rito de Tetis y de Peleo,

que fiel imagen será de otro Himeneo,

cuando la paz, una vez mi tremenda lanza

ya depuesta al fin me lleve de nuevo al cielo;

ahora, vosotros, esposos felices,

entre las danzas festivas junto al altar

el gran pacto venid entretanto a jurar.

En su aria Júpiter se ha referido a Iris, y su arco, del cual hablamos en otro artículo.

El coro siguiente es el mismo que se puede oír al inicio de Il turco in Italia, con otro texto, es claro, donde es destacada la intervención del flautín.

8. Coro:

Deh venite: sull’ara d’Imene

già dal cielo balenan gli auguri,

e già l’alme di figli venturi

stan le vite d’interno a cercar.

Deh venite: sull’ara d’Imene

già la fiamma secondano i venti,

e i bei germi de’fiori languenti

van giulivi d’intorno a recar.

Eh, venid: sobre el altar de Himeneo

ya del cielo los augurios brillan,

y ya las almas de los hijos futuros

buscan la vida en el seno (de su madre).

Eh, venid: sobre el altar de Himeneo

ya la llama secundan los vientos,

y las bellas semillas de flores marchitas

llevan alegres por los alrededores.

Himeneo, dice Pierre Grimal, es el dios que preside el cortejo nupcial. Parece haber sido en su origen la personificación del canto del himeneo. Se han imaginado varios mitos para explicar el hecho de que fuese invocado el nombre de Himeneo en el acto de la boda…

Otra leyenda explicaba de modo distinto la intervención de Himeneo en el rito nupcial. Himeneo era hijo de Magnes y músico muy hábil. Cuando cantaba en la boda de Dioniso y Altea, murió repentinamente en el curso de la ceremonia, y para perpetuar su recuerdo, se tomó la decisión de invocarlo en adelante en al celebración de los casamientos…

En otras versiones, Himeneo era también un adolescente muy hermoso que había muerto el día de su boda, quedando por ello su nombre definitivamente unido a la ceremonia nupcial.

Los atributos habituales de este dios son la antorcha (las antorchas del Himen; también citada en el texto de Ricci), una corona de flores y, a veces, una flauta (como las que acompañaban con su música el cortejo nupcial).

Ofrecemos ahora otra fuente clásica sobre las bodas de Tetis y Peleo:

Apolodoro, Biblioteca III, 13, 4-6

γαμε δ Πηλες Πολυδραν τν Περιρους, ξ ς ατ γνεται Μενσθιος πκλην, Σπερχειο το ποταμο. αθις δ γαμε Θτιν τν Νηρως, περ ς το γμου Ζες κα Ποσειδν ρισαν, Θμιδος δ θεσπιδοσης σεσθαι τν κ τατης γεννηθντα κρεττονα το πατρς πσχοντο. νιοι δ φασι, Δις ρμντος π τν τατης συνουσαν, ερηκναι Προμηθα τν κ τατης ατ γεννηθντα ορανο δυναστεσειν. τινς δ λγουσι Θτιν μ βουληθναι Δι συνελθεν ς π ρας τραφεσαν, Δα δ ργισθντα θνητ θλειν ατν συνοικσαι. Χερωνος ον ποθεμνου Πηλε συλλαβεν κα κατασχεν ατν μεταμορφουμνην, πιτηρσας συναρπζει, γινομνην δ τ μν πρ τ δ δωρ τ δ θηρον ο πρτερον νκε πρν τν ρχααν μορφν εδεν πολαβοσαν. γαμε δ ν τ Πηλίῳ, κκε θεο τν γμον εωχομενοι καθμνησαν. κα δδωσι Χερων Πηλε δρυ μελινον, Ποσειδν δ ππους Βαλον κα Ξνθον· θνατοι δ σαν οτοι.


ς δ γννησε Θτις κ Πηλως βρφος, θνατον θλουσα ποισαι τοτο, κρφα Πηλως ες τ πρ γκρβουσα τς νυκτς φθειρεν, ν ατ θνητν πατρον, μεθ’ μραν δ χριεν μβροσίᾳ. Πηλες δ πιτηρσας κα σπαροντα τν παδα δν π το πυρς βησε· κα Θτις κωλυθεσα τν προαρεσιν τελεισαι, νπιον τν παδα πολιποσα πρς Νηρηδας χετο.κομζει δ τν παδα πρς Χερωνα Πηλες. δ λαβν ατν τρεφε σπλγχνοις λεντων κα συν γρων κα ρκτων μυελος, κα νμασεν χιλλα (πρτερον δ ν νομα ατ Λιγρων) τι τ χελη μαστος ο προσνεγκε.

Peleo desposó a Polidora, hija de Perieres, de quien le nació Menestio, hijo putativo, pues en realidad era hijo del río Esperqueo. Más tarde se casó con Tetis, hija de Nereo; Zeus y Posidón habían rivalizado por ella, pero cuando Temis vaticinó que el hijo de Tetis sería más fuerte que su padre, desistieron. Algunos afirman que cuando Zeus iba a unirse a ella, Prometeo había declarado que el hijo que naciera reinaría en el cielo; otros, en cambio, que Tetis no quiso yacer con Zeus por haber sido criada por Hera, y que Zeus, indignado, la obligó a convivir con un mortal. Por consejo de Quirón, Peleo la mantuvo agarrada mientras Tetis se metamorfoseaba, y aunque unas veces era fuego, otras agua, otras un animal, no la soltó hasta verla recuperar su forma primitiva. Peleo se casó con ella en el Pelión, y allí los dioses celebraron la boda con banquetes y cantos. Quirón regaló a Peleo una lanza de fresno, Posidón los caballos Balio y Janto, que eran inmortales.


Read Full Post »