Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 1 de marzo de 2011

 

Volviendo al programa radiofónico, sigue diciendo Carlos de Matesanz:

La más antigua, Las Suplicantes, es un drama con poca acción, pero con muchas canciones corales de gran belleza por lo cual, ya en el comienzo de los tiempos, nos encontramos al teatro y la música íntimamente unidos, casi como si el teatro hubiera nacido de las celebraciones musicales.

Se refiere después el presentador a la obra como primer elemento de una trilogía continuada por Los Egipcios y Las Danaidas, y justifica así la audición de la obertura de Salieri.

Introduce luego el presentador la acción coreográfica, unida en el antiguo drama a la acción teatral y la música. Eso le sirve para ofrecer una suite de ballet de la ópera Las Danaidas de Salieri, influenciada en la visión operística de Gluck, de cuyas obras hemos hablado en otras ocasiones, y que, en principio, iba a ser compuesta al alimón por ambos compositores.

Pasa luego Matesanz a la parte dramática, tras haber puesto ejemplos de las partes musical y coreográfica. La obra de Esquilo, por su parquedad argumental, no inspira directamente la obra de Salieri, pero está en su germen. Aquí el presentador, muy acertadamente, introduce el término tetralogía y nos dice que en los festivales dramáticos las trilogías trágicas se coronaban por un drama satírico, en el caso que nos ocupa, Amimone.

A decir del presentador, la problemática que plantea Esquilo en Las Suplicantes es lo perjudicial de la democracia a la hora de tomar decisiones de gran urgencia, y refiere lo que ya hemos señalado en la introducción de Rodríguez Adrados, en relación al planteamiento de Pelasgo a su pueblo de la acogida de las suplicantes egipcias. Matesanz nos dice que las egipcias defienden su derecho a disponer de su propia sexualidad y de su libertad frente al poder masculino. Esquilo deja patente en la obra la oportunidad de la democracia en el gobierno de un pueblo. Pelasgo, lejos de comportarse como un tirano, consulta a su pueblo sobre la suerte de las suplicantes y la posibilidad de verse implicado en una guerra en el supuesto de que se decida a protegerlas.

Después nos dice que lo que Esquilo tratara en Los Egipcios y Las Danaides sólo se puede tratar como una mera especulación y eso es lo que hizo el libretista Calzabigi, que también lo fuera de Gluck, en la obra en la que se basa la ópera de Salieri. A continuación, expone brevemente el argumento de la ópera que se puede leer aquí en inglés, y aquí en italiano.

La obra de Salieri se estrenó en París en 1784. Se ofrece luego el acto V de Las Danaidas de Salieri, como ejemplificación de la parte dramática de la obra.

 

 

 

En los últimos minutos el programa ofrece una novedad discográfica: un disco de arias de tenor barrocas a cargo de Ian Bostridge (Tres tenores barrocos).

La novedad discográfica le sirve al director del programa para concluir el tema de Esquilo y su trilogía trágica, ya que se ofrece el aria de Dánao de Ipermestra de Vivaldi, en la que el padre de las Danaides lamenta la decisión de su hija Hipermestra de no asesinar a su esposo Linceo, para así, según los oráculos, salvar la vida de su padre. Aquí ofrecemos el aria Vibro il ferro.

 

 

El programa concluye con un aria de tenor del oratorio dramático Hércules de Händel.

 

 

Nosotros hemos intentado poner por escrito todo lo dicho en el programa radiofónico, que prosiguió con el Prometeo encadenado de Esquilo el pasado lunes 14, pero siempre pueden nuestros lectores escuchar el programa que hemos glosado en el siguiente enlace.

 

 

Proscenio – Los orígenes del Teatro: Las Suplican

Read Full Post »