Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/03/11

 

Ya que hablamos de Medicina es conveniente que aportemos algunos textos del más importante médico griego, Hipócrates de Cos. Antonio Alegre Gorri escribe en el prólogo de la traducción del Juramento y los tratados médicos en la colección Los Clásicos de Grecia y Roma, de Planeta DeAgostini:

Hipócrates nació en el 460 a. C. en la isla de Cos, donde fundó la escuela médica del mismo nombre. Aunque el Corpus Hippocraticum, es decir, los tratados y escritos hipocráticos, son una serie de trabajos médicos atribuidos a Hipócrates, en realidad se deben a un grupo de médicos que posiblemente trabajaban en equipo; pero como Hipócrates fue el más sobresaliente, se le atribuyeron a él todos los escritos. En la Gracia antigua tuvo lugar una importante revolución, a todos los niveles, consistente en la independización y racionalización del pensamiento, que se tornó laico. Se creó una sociedad y una política democráticas apartadas de las monarquías absolutas, lo que propició que la explicación de las cosas no dependiese de supersticiones religiosas. Una de las ciencias que más se desarrolló, desde el punto de vista científico, fue la medicina. La ciencia jonia y la ilustración liberalizadora – la sofística – despejaron el camino a seguir por Hipócrates. Antaño, la medicina estaba ligada a los sacerdotes, es decir, a prácticas mágicas, supersticiosas, interesadas y nada racionales. El gran mérito de Hipócrates consistió en librarla de tales prácticas. Los tratados hipocráticos destacan por dos motivos, el científico y el ético. Hipócrates sostuvo, entre otras, las siguientes importantes teorías. La epilepsia no es una enfermedad sagrada, sino fisiológica (Sobre la enfermedad sagrada); el entorno, las condiciones naturales de los vientos y las aguas, el tiempo atmosférico, las estaciones, la naturaleza del suelo, las radiaciones solares tienen notable influencia sobre la salud y la enfermedad de los hombre (Sobre los aires, aguas y lugares); realizó historias clínicas de gran minuciosidad en la cabecera de los enfermos; escribió obras de cirugía y de técnica quirúrgica (Sobre las fracturas y Sobre reducción de luxaciones); perfeccionó la teoría de los cuatro humores, sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra; así preparó el camino a la patología humoral y a la teoría de los cuatro temperamentos; alimentación, trabajo y forma de vida, bien ordenados, son decisivos para la salud (tales ideas son expresadas en Sobre la dieta, palabra que se refiere al modo total de vida). El progreso es irreversible; posee ventajas e inconvenientes, pero creo que hemos abusado de él y hemos cortado la relación esencial con la naturaleza; “la naturaleza basta en todo para todo”, se escribe en Sobre la nutrición. La naturaleza, a la que el hombre pertenece, es una fuerza que todo lo abarca y condiciona lo individual; el médico ha de conocer tanto la naturaleza como al individuo, para poner a éste, cuando está enfermo, en consonancia con aquélla; el médico ha de ser un teórico y ha de poseer habilidad práctica; su ciencia ha de ser especulativa y empírica.

El Juramento muestra otro aspecto importante de la medicina hipocrática: su elevada ética profesional. Se trata de un juramento que los médicos hipocráticos tenían que hacer al entrar en su corporación.

Racionalismo, cientificidad y un rigor ético, generoso, a la vez, son las características de la medicina griega de la escuela de Cos que impulsaron Hipócrates y el conjunto de médicos que con él trabajaron y pertenecieron a su corporación.

Aquí tenemos el texto griego del Juramento y su traducción a cargo de Mª Dolores Lara Nava

ΟΡΚΟΣ.

῎Ομνυμι ᾿Απλλωνα ητρν, κα ᾿Ασκληπιν, κα Υγεαν, κα Πανκειαν, κα θεος πντας τε κα πσας, στορας ποιεμενος, πιτελα ποισειν κατ δναμιν κα κρσιν μν ρκον τνδε κα ξυγγραφν τνδε· γσασθαι μν τν διδξαντ με τν τχνην τατην σα γεντσιν μοσι, κα βου κοινσασθαι, κα χρεν χρηζοντι μετδοσιν ποισασθαι, κα γνος τ ξ ωτου δελφος σον πικρινειν ρεσι, κα διδξειν τν τχνην τατην, ν χρηζωσι μανθνειν, νευ μισθο κα ξυγγραφς, παραγγελης τε κα κροσιος κα τς λοιπς πσης μαθσιος μετδοσιν ποισασθαι υοσ τε μοσι, κα τοσι το μ διδξαντος, κα μαθητασι συγγεγραμμνοισ τε κα ρκισμνοις νμ ητρικ, λλ δ οδεν. Διαιτμασ τε χρσομαι π᾿ φελείῃ καμνντων κατ δναμιν κα κρσιν μν, π δηλσει δ κα δικίῃ ερξειν. Ο δσω δ οδ φρμακον οδεν ατηθες θανσιμον, οδ φηγσομαι ξυμβουλην τοινδε· μοως δ οδ γυναικ πεσσν φθριον δσω. Αγνς δ κα σως διατηρσω βον τν μν κα τχνην τν μν. Ο τεμω δ οδ μν λιθιντας, κχωρσω δ ργτσιν νδρσι πρξιος τσδε. ᾿Ες οκας δ κσας ν σω, σελεσομαι π᾿ φελείῃ καμνντων, κτς ἐὼν πσης δικης κουσης κα φθορης, τς τε λλης κα φροδισων ργων π τε γυναικεων σωμτων κα νδρων, λευθρων τε κα δολων. Α δ᾿ ν ν θεραπείῃ δω, κοσω, κα νευ θεραπηης κατ βον νθρπων, μ χρ ποτε κλαλεσθαι ξω, σιγσομαι, ητα γεμενος  εναι τ τοιατα. Ορκον μν ον μοι τνδε πιτελα ποιοντι, καὶ μὴ ξυγχέοντι, εη ἐπαύρασθαι καὶ βίου καὶ τέχνης δοξαζομένῳ παρ πᾶσιν ἀνθρώποις ἐς τὸν αἰεὶ χρόνον· παραβαίνοντι δὲ καὶ ἐπιορκοῦντι, τἀναντία τουτέων.

 


Juro por Apolo médico, por Αsclepio, Higiea y Panacea, así como por todos los dioses y diosas, poniéndolos por testigos, dar cumplimiento en la medida de mis fuerzas y de acuerdo con mi criterio a este juramento y compromiso. Tener al que me enseñó este arte en igual estima que a mis progenitores, compartir con el mi hacienda y tomar a mi cargo sus necesidades si le hiciere falta; considerar a sus hijos como hermanos míos y enseñarles este arte, si es que tuvieran necesidad de aprenderlo, de forma gratuita y sin contrato; hacerme cargo de la preceptiva, la instrucción oral y todas las demás enseñanzas de mis hijos, de los de mi maestro y de los discípulos que hayan suscrito el compromiso y estén sometidos por juramento a la ley médica, pero a nadie más.

Haré uso del régimen dietético para ayuda del enfermo, según mi capacidad y recto entender: del daño y la injusticia le preservaré.

No daré a nadie, aunque me lo pida, ningún fármaco letal, ni haré semejante sugerencia. Igualmente tampoco proporcionaré a mujer alguna un pesario abortivo. En pureza y santidad .mantendré mi vida y mi arte.

No haré uso del bisturí ni aun con los que sufren del mal de piedra; dejaré esa práctica a los que la realizan.

A cualquier casa que entrare, acudiré para asistencia del enfermo, fuera de todo agravio intencionado o corrupción, en especial de prácticas sexuales con las personas, ya sean hombres o mujeres, esclavos o libres.

Lo que en el tratamiento o incluso fuera de él, viere u oyere en relación con la vida de los hombres, aquello que jamás deba trascender, lo callaré teniéndolo por secreto.

En consecuencia séame dado, si a este juramento fuere fiel y no lo quebrantare, el gozar de mi vida y de mi arte, siempre celebrado entre todos los hombres. Mas si lo trasgredo y cometo perjurio, sea de esto lo contrario.

 

En el tratado Sobre la Medicina Antigua se hacen interesantes afirmaciones. Aportamos los capítulos 1 y comienzo del 2 en la traducción de Mª Dolores Lara Nava, en Gredos:

Οκσοι πεχερησαν περ ητρικς λγειν γρφειν, πθεσιν σφσιν ατοισιν ποθμενοι τ λγ, θερμν, ψυχρν, γρν, ξηρν, λλ᾿ τι ν θλωσιν, ς βραχ γοντες, τν ρχν τς ατης τοσιν νθρποισι τν νοσων τε κα το θαντου, κα πσι τν ατην, ν δο προθμενοι, ν πολλοσι μν κα οσι λγουσι καταφανες εσν μαρτνοντες· μλιστα δ ξιον μμψασθαι, τι μφ τχνης οσης, χροντα τε πντες π τοσι μεγστοισι κα τιμσι μλιστα τος γαθος χειροτχνας κα δημιουργος. Εσ δ δημιουργο, ο μν φλαροι, ο δ πολλν διαφροντες· περ, ε μ ν ητρικ λως, μηδ᾿ ν ατέῃ σκεπτο, μηδ᾿ εροιτο μηδν, οκ ν ν, λλ παντες ν μοως ατης πειρο τε κα νεπιστμονες σαν, κα τχ ν πντα τ;]α τν καμνντων δικετο. Νν δ᾿ οχ οτως χει, λλ᾿ σπερ κα τν λλων τεχνων πασων ο δημιουργο πολλν λλλων διαφρουσι κατ χερα κα κατ γνμην, οτω δ κα π ητρικς. Δι οκ ξουν γωγε κενς ατην ποθσιος δεσθαι, σπερ τ φανα τε κα πορεμενα· περ ν νγκη, ν τις πιχειροη λγειν, ποθσει χρεσθαι· οον περ τν μετερων τν π γν ε λγοι τις κα γινσκοι ς χει, οτ᾿ ν ατέῳ τ λγοντι οτε τοσιν κοουσι δλα ν εη, ε τε ληθα στν ετε μ· ο γρ στι πρς τι χρ πανενγκαντα εδναι τ σαφς.

᾿Ιητρικ δ πντα πλαι πρχει, κα ρχ κα δς ερημνη, καθ᾿ ν κα τ ερημνα πολλ τε κα καλς χοντα ερηται ν πολλ χρν, κα τ λοιπ ερεθσεται, ν τις κανς τε ἐὼν κα τ ερημνα εδς, κ τουτων ρμμενος ζητέῃ. Οστις δ τατα ποβαλν κα ποδοκιμσας πντα, τρ δ κα τρ σχματι πιχειρει ζητειν, κα φσει τι ερηκναι, ξηπτηται κα ξαπατται· δνατον γρ. Δι᾿ ς δ νγκας δνατον, γ πειρσομαι πιδεξαι, λγων κα δεικνς τν τχνην τι στν. ᾿Εκ δ τουτου καταφανς σται δνατα ἐόντα λλως πως τουτων ερσκεθαι.

 

 

Los que han pretendido hablar o escribir de medicina basando su explicación en postulados como “lo caliente y lo frío”, “lo húmedo y lo seco” o cualquier otro, cometen errores de bulto en muchas de sus afirmaciones por querer reducir al mínimo la causa de las enfermedades y de la muerte del hombre, atribuyendo a todas el mismo

origen, en base a uno o dos postulados>. Pero son todavía más criticables porque se equivocan en un arte que ya existe un arte del que todos se sirven en momentos cruciales y por el que sus practicantes y profesionales expertos son tenidos en gran estima.

Hay, en efecto, profesionales; algunos son malos, pero otros son excelentes; y esto seria imposible si no hubiera en absoluto un arte médico o éste no hubiese investigado ni descubierto nada, ya que todos los médicos serían entonces igualmente inexpertos e ignorantes y todo lo relativo a la enfermedad estaría regido por el azar Pero esto no es así y en la medicina sucede igual que en las demás artes, donde los profesionales difieren mucho entre sí por su destreza manual y por su inteligencia. Por ello no creo que tenga necesidad de postulados vacuos, como las cosas invisibles y oscuras en las que si hay que recurrir a ellos para explicarlas. Temas, por ejemplo, como los celestes o los subterráneos, donde, si uno afirma conocer cómo son, no hay evidencia de que sean verdaderos o falsos ni para el que habla ni para los que escuchan. Y es que no existe el punto de referencia que tiene que haber para conocer la verdad.

La medicina hace tiempo que tiene todo lo que necesita para ser un arte, y ha descubierto un punto de partida y un método con el que se han conseguido a través de los años muchos y valiosos descubrimientos. Y los demás se irán consiguiendo en el futuro, si el que está capacitado y conoce lo ya descubierto parte de ahí en su investigación. Pero el que, rechazando y despreciando todo eso, intenta investigar con otro método y otros esquemas, aunque asegure que ha descubierto algo está equivocado y se engaña a sí mismo, ya que esto es imposible. Intentaré demostrar por qué forzosamente es así, explicando y demostrando qué es este arte. De ahí resultará evidente que es imposible lograr descubrimientos de cualquier otra manera que no sea ésta.

Read Full Post »