Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20/03/11

 

 

Seguimos con el repaso a la ópera Alcestis de Gluck, primera versión en italiano de 1767.

Escena II

Sale de palacio Alcestis con sus hijos Eumelo y Aspasia (según la mitología fueron Eumelo, Perimela e Hípaso), que se une a los lamentos y manifiesta su intención de acompañar al pueblo en sus plegarias y sacrificios ante los dioses por Admeto. El pueblo se apiada de la futura viuda y los futuros huérfanos.

Scena Seconda

POPOLO

Misero Admeto, povera Alceste,

dolenti immagini, idee funeste

di duol, di lagrime e di pietà.

Chi fra gli amplessi

chi fra i lamenti

dei figli teneri, figli innocenti

l’afflitta madre consolerà?

ALCESTE

(esce dal palazzo tenendo per mano due suoi figli Eumelo ed Aspasia)

Popoli di Tessaglia,

ah mai più giusto fu il vostro pianto;

a voi non men che a questi

innocenti fanciulli Admeto è padre.

Io perdo il caro sposo,

e voi l’amato re.

La nostra sola speranza, il nostro amor,

c’invola questo caso crudel,

né so chi prima in si grave sciagura

a compianger m’appigli

del regno, di me stessa, o de’ miei figli.

La pietà degli dei sola

ci resta d’implorare, a ottener:

verrò compagna alle vostre preghiere,

a’ vostri sacrifizi avanti all’are

una misera madre, due bambini infelici,

tutto un popolo in pianto presenterò così.

Forse con questo spettacolo funesto,

in cui dolente gli affetti,

i voti suoi dichiara un regno,

placato alfin sarà del ciel lo sdegno.

Io non chiedo, eterni dei

tutto il ciel per me sereno.

Ma il mio duol consoli almeno,

qualche raggio di pietà.

Non comprende mali miei

né il terror che m’empie il petto,

chi di moglie il vivo affetto,

chi di madre il cor non ha.

 


ALCESTE

Misera, o Dio, che pena!

Cari figli, del diletto sposo mio

ritratti espressi,

ah, correte a dolci amplessi,

ah, stringetevi al mio sen!

Freddo ho il sangue ad ogni vena

se a voi penso, oh figli amati!

Ah, di me più sventurati

non vi renda il fato almen.

Non comprende i mali miei, ecc.

POPOLO

Miseri figli! Povera Alceste!

Dolenti immagini, idee funeste, ecc.

Chi? Chi?

L’afflitta madre consolerà?

ALCESTE

Non si perda, o miei fidi,

l’ora in dolersi.

Insieme la clemenza de’ numi

corriamo ad implorar.

Già si prepara per cenno mio

il sacro rito; io stessa a voi darò

l’esempio d’umiltà, di rispetto.

POPOLO, ISMENE, EVANDRO

Al tempio! Al tempio!

Ah di questo afflitto regno, ecc.

Ah, per noi dal ciel lo sdegno, ecc.

 

 

Escena Segunda

PUEBLO

¡Infeliz Admeto, pobre Alcestis!

Son las dolientes imágenes,

las funestas representaciones

de dolor, de lágrimas y de piedad.

¿Quién entre los abrazos,

quién entre los lamentos de los tiernos hijos,

a la afligida madre consolará?

 

 

ALCESTIS

(sale del palacio llevando de la mano a sus hijos Eumelo y Aspasia)

Pueblos de Tesalia,

¡ah, jamás fue más justo vuestro llanto!

De vosotros al igual que de estos inocentes niños

Admeto es el padre.

Yo pierdo a mi querido esposo

y vosotros al amado rey.

¡El destino cruel nos hurta

nuestra única esperanza, nuestro amor!

No sé, ante tan enorme desgracia,

de quién compadecerme primero…

Si del reino, de mí misma o de mis hijos.

Solamente, la piedad de los dioses

nos queda por suplicar, y obtener.

Iré, con vosotros,

a secundar vuestras plegarias

y vuestros sacrificios ante el altar.

Una pobre madre, dos niños infelices,

y todo un pueblo en llanto ofrendaremos.

Quizás con este funesto espectáculo,

con los dolientes afectos

y las súplicas que eleva todo el reino,

aplacado al fin sea el desdén del cielo.

Yo no pido, eternos dioses, el cielo para mí.

Pero mi dolor consiga al menos,

algún rayo de piedad.

No comprende mis penurias

ni el terror que llena mi pecho,

quien no lleva el profundo sentimiento de mujer

y de madre, el corazón.

ALCESTIS

¡Qué angustia, oh dioses, qué pena!

¡Queridos hijos, sois la imagen de la tristeza,

por mi querido esposo!

¡Ah, venid a mis brazos!

¡Ah, apretaos contra mi pecho!

Se hiela la sangre en mis venas cuando pienso

en vuestro futuro, ¡ay, hijos amados!

¡Ah, que al menos, el destino no os vuelva,

más desdichados que yo!

No comprende mis penurias, etcétera.

PUEBLO

¡Pobres hijos! ¡Pobre Alcestis!

Dolientes imágenes, funestos pensamientos, etc.

¿Quién? ¿Quién?

¿A la afligida madre consolará?

ALCESTIS

No perdamos ¡oh, fieles vasallos!

tiempo en condolencias.

Juntos, la clemencia de los dioses,

corramos a implorar.

Ya se prepara por orden mía

el sagrado ritual; yo misma daré ejemplo

de humildad y de respeto.

PUEBLO, ISMENE, EVANDRO

¡Al templo! ¡Al templo!

¡Ay, de este afligido reino, etcétera

¡Ah, para nosotros el desdén no tiene, etcétera


Escena III

El sumo sacerdote invoca a Apolo, a quien recuerda que fue, otrora, boyero de la corte de Admeto, cuidando los rebaños de este último junto al río Anfriso, en la Tesalia (Sai che ramingo ed esule t’accolse Admeto un giorno che dell’Anfriso al margine tu fosti il suo pastor = Bien sabes que errabundo y desterrado Admeto te acogió un día que en las orillas del Anfriso tú fuiste su pastor).

Scena Terza

(Il tempio di Apollo, con ara e statua del Nume. Il Gran sacerdote, sacerdoti e sacerdotesse intorno all’ara. Il popolo si accalca nell’interno del tempio)

GRAN SACERDOTE

Dilegua il nero turbine

che freme al trono intorno.

CORO

Dilegua il nero turbine

che freme al trono intorno.

GRAN SACERDOTE

Oh, fa ritrato, Apolline,

col chiaro tuo splendor.

CORO

Sai che ramingo ed esule

t’accolse Admeto un giorno…

GRAN SACERDOTE

…che dell’Anfriso al margine

tu fosti il suo pastor.

CORO

Dilegua il nero turbine

col chiaro tuo splendor.

GRAN SACERDOTE

(avvicinandosi all’ara)

A te Nume del Giorno

a te del Cielo ornamento e splendor,

da noi svenate queste vittime sono,

a te consuma la sacra fiamma

arabo odore.

Ingombra colle nere ali sue

l’orrida morte il nostro amore,

il nostro re.

Risplenda un tuo raggio per lui,

tu rasserena la Tessaglia

infelice in pianto involta,

e d’un popolo amante i voti ascolta.

CORO

Dilegua il nero turbine

Che freme al trono intorno.

Oh fa ritrato Apolline,

col chiaro tuo splendor.

GRAN SACERDOTE

Sospendete, o ministri,

il sacrifizio e le preghiere;

al tempio la regina s’avanza:

alla dolente devota pompa

esser vorrà presente.

Escena Tercera

(Templo de Apolo, un altar y una estatua del dios. El gran sacerdote y sus acólitos rodean el altar. El pueblo se reúne en el interior del templo)

SUMO SACERDOTE

Disipa el negro torbellino

que ruge en torno al trono.

CORO

Disipa el negro torbellino

que ruge en torno al trono.

SUMO SACERDOTE

¡Oh, muéstrate, Apolo,

con tu claro esplendor!

CORO

Bien sabes que errabundo y desterrado

Admeto te acogió un día…

SUMO SACERDOTE

…que en las orillas del Anfriso

tú fuiste su pastor.

CORO

Disipa el negro torbellino

con tu claro esplendor.

SUMO SACERDOTE

(acercándose al altar)

Para ti dios del día;

para ti, del cielo ornamento y esplendor,

nosotros sacrificamos estas víctimas.

Ya consumen las sagradas llamas

perfumes arábigos.

Protege de las horrorosas y negras alas

de la muerte nuestra esperanza

y a nuestro amado rey.

Resplandezca tu rayo junto a él.

Conforta a la infeliz Tesalia

que está envuelta en llantos.

¡Escucha las súplicas de un pueblo amante!

CORO

Disipa el negro torbellino

que ruge en torno al trono.

¡Oh muéstrate Apolo,

con tu claro esplendor!

SUMO SACERDOTE

Suspended ¡oh, ministros!

el sacrificio y los ruegos.

Ya al templo la reina se acerca;

en la doliente y devota ceremonia

quiere estar presente.

 


Read Full Post »