Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15/10/11

Y llega, por fin, el capítulo último de esta larga serie dedicada al mito de Alcestis y su plasmación en la tragedia homónima de Eurípides y la ópera, versión de Viena en italiano, de Gluck. La serie se inició a propósito de lo que dice Bernardo Souvirón sobre Alcestis en si libro Hijos de Homero.

 

Escena IV

Los cortesanos evitan el suicidio de Admeto, quien, no obstante, persiste en su intento. Se ve una luz en el cielo y un dios baja del mismo rodeado de rayos. Es Apolo.

Scena Quarta

ADMETO

Lasciatemi, crudeli,

invan sperate impedirmi il morir:

s’oppone invano a miei disegni il cielo.

È morta Alceste; e la vita

diventa un supplizio per me.

Come potrei di queste odiose mura

l’aspetto sopportar!

Girar lo sguardo, né più vederla!

Andar volgendo il passo,

e incontrar da per tutto

solitudine e lutto!…

Ah! Chi mi toglie di sottrarmi

morendo a un destino sì rio,

è il peggior dei viventi

e l’odio mio.

ISMENE

Ah signore!

EVANDRO

Ah mio re!

ADMETO

Scostati; taci;

lasciami, per pietà.

ISMENE

Ma questo regno…

EVANDRO

Ma questi figli…

ADMETO

Ismene, Evandro, oh Dio!

Di straziarmi cessate…

io non ho in mente,

non ho nel core altri che Alceste,

e voglio riunirmi con lei.

(comincia a vedersi lume in aria)

ISMENE

Ma qual fiammeggia improvviso balen?

EVANDRO

Qual ampio lume le nubi accende?

ADMETO

Ah, nella tomba istessa

coll’adorata sposa chiuso io sarò:

la seguirò fedele nel soggiorno felice

ch’a’ giusti, ed agli eroi il ciel riserva.

EVANDRO

Ferma…

ISMENE

Aspetta…

ADMETO

Che fu?

EVANDRO

Rimira…

ISMENE

Osserva…

ADMETO

Che prodigi son questi?

ISMENE

Ah, un Nume!

EVANDRO

Un nume fra noi discende

e sembra che tutti i rai

del sol si tragga appresso.

ADMETO

Stupisco.

ISMENE, EVANDRO

Mi conforto.

ADMETO

È Apollo!

ISMENE, ADMETO

È desso!


Escena Cuarta

ADMETO

¡Dejadme, crueles,

en vano esperáis impedirme que muera!

Se opone en vano a mis deseos el cielo.

Alcestis ha muerto; y la vida

se convierte en un suplicio para mí.

¿Cómo podría soportar el aspecto

de estos odiosos muros?

¡Girar la mirada y no verla nunca más!

¡Arrastrar mis pasos

y encontrar por doquier

soledad y luto!…

¡Ay! Aquél que me impide liberarme muriendo,

de un destino tan cruel,

es el peor de los vivientes

y el destinatario de mi odio.

ISMENE

¡Ay, señor!

EVANDRO

¡Ay, mi rey!

ADMETO

¡Apartados! ¡Callad!

¡Dejadme, por piedad!

ISMENE

Pero este reino…

EVANDRO

Pero estos hijos…

ADMETO

¡Ismene, Evandro!… ¡Ay, dioses!

¡Dejad de torturarme!…

No tengo en mi mente,

no tengo en el corazón, otra cosa que a Alcestis

y quiero reunirme con ella.

(empieza a verse una luz en el cielo)

ISMENE

¿Pero qué es lo que resplandece allí?

EVANDRO

¿Qué gran luz ilumina las nubes?

ADMETO

¡Ah, en la tumba de mi esposa seré enterrado!

La seguiré en su morada y hasta el cielo

que a los justos y a los héroes

les está reservado.

EVANDRO

¡Detente!…

ISMENE

¡Espera!…

ADMETO

¿Qué sucede?

EVANDRO

¡Mira!…

ISMENE

¡Observa!…

ADMETO

¿Qué prodigios son éstos?

ISMENE

¡Ah, un dios!

EVANDRO

¡Un dios desciende entre nosotros

y parece que todos los rayos

del sol lo acompañen!

ADMETO

¡Qué maravilla!.

ISMENE, EVANDRO

Me consuelo.

ADMETO

¡Es Apolo!

ISMENE, ADMETO

¡Es él!

 

 

Escena última

El dios del sol, por la fidelidad de Alcestis y la antigua hospitalidad de Admeto, le devuelve a éste su esposa. El matrimonio se abraza junto a sus hijos. Admeto anuncia sacrificios y ofrendas a los dioses. El coro de cortesanos cierra la ópera alabando la virtud  y la belleza de Alcestis

 

Scena Ultima

(Apollo in nuvola luminosa preceduto dai suoi Sacerdoti (ballerini). Alceste chiusa in un gruppo di nuvole)

APOLLO

Admeto, in cielo ancora

il tuo misero affanno

destò pietà. Della fedel

tua sposa il magnanimo voto

piacque agli dei.

Son degni due sì teneri amanti

d’una sorte migliore.

In terra un giorno se m’accogliesti,

il maggior premio ottieni

che dal favor celeste

sperar possa un mortal: ti rendo Alceste.

ADMETO

Ah, mia vita!

ALCESTE

Ah, mio ben!

ADMETO

Vivi!

ALCESTE

T’abbraccio!

ADMETO

Oh portento!

ALCESTE

Oh stupore

ADMETO

Oh me felice!

ALCESTE

Oh cari figli! Oh diletto consorte!

E pur di nuovo tutti vi stringo al seno.

ADMETO

Oh ciel pietoso!

Oh benefico Nume! Oh fausto dì!

Festeggi l’inaspettato evento

il regno mio:

s’appresti solenne sacrifizio,

e i primi o cara, pensieri tuoi,

i primi voti miei,

in si lieta fortuna

abbian gli dei.

CORTIGIANI

Regna a noi con lieta sorte,

donna eccelsa, a cui sul trono

altra donna ugual non fu.

Bella e casta, e saggia e forte:

tutte in te congiunte sono

le bellezze e le virtù…


Escena Última

(Llega Apolo en una nube luminosa precedido por sus sacerdotes (bailarines); también Alcestis rodeada de nubes)

APOLO

Admeto, el cielo nuevamente

de tu mísera angustia tuvo piedad.

El magnánimo juramento de tu fiel esposa

complació a los dioses.

Tan tiernos amantes son dignos

de un mejor destino.

En la tierra un día tú me acogiste.

La mayor recompensa

que un mortal puede esperar de los dioses,

has obtenido:

¡te devuelvo a Alcestis!

ADMETO

¡Ah, mi vida!

ALCESTIS

¡Ah, mi bien!

ADMETO

¡Vives!

ALCESTIS

¡Te abrazo!

ADMETO

¡Oh, qué portento!

ALCESTIS

¡Oh, qué estupor!

ADMETO

¡Ah, soy feliz!

ALCESTIS

¡Ay, queridos hijos! ¡Ay, querido esposo!

De nuevo a todos os estrecho contra mi pecho.

ADMETO

¡Oh, piadoso cielo!

¡Oh, benéfico dios! ¡Oh, día afortunado!

Que mi reino celebre

el inesperado acontecimiento.

Preparad solemnes sacrificios y,

¡oh, querida! tus primeros pensamientos

y mis primeras ofrendas,

por tan feliz destino,

sean para los dioses.

CORTESANOS

Reina sobre nosotros con feliz suerte,

excelsa mujer, a la cual sobre el trono

ninguna otra mujer fue igual.

Bella y casta, y sabia y fuerte:

en ti se reúnen al mismo tiempo

la belleza y la virtud…


Read Full Post »