Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19/03/12

Finalizamos en este capítulo nuestra selección del De somniis de Filón de Alejandría.

 βραχὺς μὲν γὰρ ὁ βίος, ἔφη τις, ἡ δὲ τέχνη μακρά, ἧς ἄριστα καταλαμβάνει τὸ μέγεθος  ὁ ἀψευδῶς ἐμβαθύνων αὐτῇ καὶ ὥσπερ φρέαρ αὐτὴν ὀρύττων. διὸ καὶ τελευτῶντἀ τινα πολιὸν ἤδη καὶ ὑπέργηρων λόγος ἔχει δακρύειν, οὐ δι᾿ ἀνανδρίαν φόβῳ θανάτου, ἀλλὰ διὰ παιδείας ἵμερον ὡς νῦν πρῶτον εἰς αὐτὴν εἰσιόντα, ὅτε πανύστατ᾿ ἔξεισιν.

10. Es que, como ha dicho alguien 3, “la vida es corta, y el arte es largo“; y nadie capta mejor su grandeza que aquel que se interna con sinceridad en sus profundidades y excava en él como en una fuente. Es fama que, al morir, un hombre canoso ya y de avanzada edad lloró, no por un miedo cobarde hacia la muerte, sino por un ardiente deseo de instrucción, como si en esos instantes llegara a ella por primera vez, no obstante ser esa su despedida final de ella.

3 Hipócrates. “Arte” o saber práctico (τέχνη, thékne), en este caso la medicina, por oposición a la ciencia pura.

 ἀνθεῖ γὰρ ἡ ψυχὴ πρὸς ἐπιστήμην, ὁπότε αἱ τοῦ σώματος ἀκμαὶ χρόνου μήκει μαραίνονται. πρὶν οὖν ἡβῆσαι καὶ ἐννεάσαι τῇ τῶν πραγμάτων ἀκριβεστέρᾳ καταλήψει, χαλεπὸν ὑποσκελισθῆναι. τὸ δὲ πάθος τοῦτο κοινὸν ἁπάντων ἐστὶ τῶν φιλομαθῶν, οἷς νέα ἐπὶ παλαιοῖς ἀνίσχει καὶ ἀναλάμπει θεωρήματα, πολλὰ μὲν καὶ τῆς ψυχῆς, ὁπότε μὴ στεῖρα καὶ ἄγονος εἴη, τικτούσης, πολλὰ δὲ καὶ τῆς φύσεως ἀτεκμάρτως ἐκ ταὐτομάτου προφαινούσης τοῖς διάνοιαν ὀξυδορκοῦσι. τὸ μὲν οὖν ἐπιστήμης φρέαρ ὅρον καὶ τελευτὴν οὐκ ἔχον τοιοῦτον ἀπεδείχθη.

11. La verdad es que el alma alcanza su plenitud intelectual cuando la del cuerpo se marchita bajo el peso de los años; y es penoso, por lo tanto, que den con uno en tierra, como con una zancadilla, antes de que uno haya alcanzado la flor de la juventud y el pleno vigor para la aprehensión más detenida de las cosas. Esto lo han experimentado por igual todos los que gustan aprender, en los que nuevos estudios surgen y derraman su luz sobre los viejos conocimientos. Muchos de estos conocimientos son engendrados por el alma, cuando ésta no es estéril e infecunda; otros muchos, por la naturaleza, cuando ésta, sin previa señal y espontáneamente, los muestra a aquellos cuya inteligencia está dotada de aguda visión. Así pues, la fuente del conocimiento, la fuente sin límite ni fin, nos ha sido descripta de la manera señalada.

Διὰ τί δὲ ὅρκος ὠνομἀσθη (Γεν. 26, 33), λεκτέον· τὰ ἐνδοιαζόμενα τῶν πραγμάτων ὅρκῳ διακρίνεται καὶ τὰ ἀβέβαια βεβαιοῦται καὶ τὰ ἄπιστα λαμβάνει πίστιν· ἐξ ὧν ἐκεῖνο συνάγεται, ὅτι περὶ οὐδενὸς ἄν τις οὕτως βεβαιώσαιτο, ὡς περὶ τοῦ τὸ σοφίας γένος ἀπερίγραφον καὶ ἀτελεύτητον εἶναι.

12. Pero, hemos ahora de decir por qué ha sido llamada (Génesis 26, 33) “juramento”. Mediante el juramento se ponen en claro los asuntos dudosos, las cosas inseguras témanse seguras, y la desconfianza truécase en seguridad. De todo lo cual concluimos que de cosa alguna podríamos tener más seguridad que de lo ilimitado e inacabable de la sabiduría 4.

4 Es decir, de que es imposible alcanzar el saber completo y absolutamente seguro.

καλὸν μὲν οὖν καὶ ἀνωμότῳ διεξιόντι περὶ τούτων συνεπιγράφεσθαι· ὁ δὲ μὴ λίαν εἰς συναίνεσιν εὐχερὴς ἐνωμότῳ γενομένῳ συναινείτω. μηδεὶς δὲ ὀμνύναι τὸν τοιοῦτον ὅρκον  ἀναδυέσθω σαφῶς εἰδώς, ὅτι ἐν εὐόρκων γραφήσεται στήλαις. ἅλις μὲν δὴ τούτων.

13. Bueno es, pues, dar el asentimiento a quien discurre sobre estas verdades, aun cuando éste no hubiere prestado juramento; pero quien no esté dispuesto a dar fácilmente ese asentimiento, hágalo cuando el que habla haya jurado. Y nadie se niegue a prestar tal juramento, pues, no lo dude, su nombre aparecerá registrado en la estela de los juramentos verdaderos.
14. III. Sobre este punto basta con lo dicho.



Hasta aquí la selección del texto filoniano.

Y concluiremos con un ejemplo de otra obra de Filón, Sobre la confusión de las lenguas. Esto nos dice Juan Antonio López Férez en FILÓN DE ALEJANDRÍA: OBRA Y PENSAMIENTO. UNA LECTURA FILOLÓGICA, trabajo publicado en el volumen 16 de la revista Synthesis (2009).

13. De confusione linguarum (Conf.), Sobre la confusión de las lenguas.45

El escritor parte de las críticas que se habían hecho sobre la construcción de una torre para alcanzar el cielo, pues Homero ya explicaba algo parecido en el caso de los Alóadas. 46  Con respecto a la confusión de lenguas, se nos habla de otra explicación dada por los forjadores de mitos (μυθοπλαστῶν, mythoplastôn), según la cual todos los animales usaban al principio la misma lengua y eran capaces de entenderse todos entre sí, 47  de tal modo que pidieron la inmortalidad y la eterna juventud; fueron castigados por su audacia y resultaron incapaces en adelante de entenderse mutuamente, pues surgieron muchas lenguas en vez de la única que hasta entonces habían usado. 48
El autor recoge las críticas dirigidas por algunos contra Moisés respecto a la única lengua de la humanidad, pues ésos afirman que es un asunto mítico (μυθῶδες, mythôdes) (9); sostiene que la lengua común es más útil que perjudicial, y que los hombres que hablan varias lenguas gozan de prestigio especial. Ahora bien, considera alegorías la leyenda sobre el diluvio, la alianza contra Abrahán y el ataque de los habitantes de Sodoma contra los ángeles.

Cuando los patriarcas afirman ser hijos de un solo hombre, 49 éste es la recta razón. Por su lado, cuando los hombres malvados se dedican a la fabricación de ladrillos, eso quiere decir la preparación y formación de malos pensamientos (83-90). Que la torre pretende alcanzar el cielo alude al intento impío de ciertas falsedades teológicas que intentan negar las verdades celestiales (113-5). La frase “el Señor bajó a ver la ciudad y la torre” (Génesis 11. 5) insiste en la prioridad de la vista sobre el oído. El polígrafo añade por su cuenta, apoyándose en razones pretendidamente lingüísticas, que construir una torre tan alta es imposible, porque los hombres serían eliminados por el calor del sol (156-7). Los hombres dejaron de hacer tan quimérica torre, no porque la hubieran acabado, sino por la confusión de lenguas.
Les sucedió como a Balaán, el seguidor de prodigios y augurios, cuyo nombre significa “vano”, “estúpido” (μάταιος, mátaios). Cuando el texto sagrado nos dice “bajemos y confundamos allí sus lenguas” (Génesis 11. 7) ese plural quiere decir que Dios encarga algunas tareas a sus lugartenientes, los ángeles (168-75),50 a quienes les ordena la confusión de los impíos. Tal confusión (σύγχυσις, sýnchysis) indica, a la vez, destrucción y dispersión, pues si se hubiera tratado de una simple diferenciación de lenguas se habría usado otro término, como “separación” (διάκρισις, diákrisis), por ejemplo.

45 Comentario de Génesis 11. 1-9.

46 Los dos hijos de Posidón (dios del mar) y de Ifimedia; crecieron tanto que medían ya dieciséis metros de altura a los nueve años (Odisea 11;311; Cf. Apolodoro 1.7.4). Colocaron el monte Osa sobre el Olimpo y el Osa sobre el Pelio, con la intención de llegar hasta el cielo y atacar a los dioses. Según una versión extendida, Apolo los exterminó cuando todavía no habían llegado a la pubertad.

47 Lo leemos en Esopo (Fábula 302), donde encontramos el adjetivo ὁμόφωνος, homóphōnos, “que tiene, o usa, la misma lengua”. Precisamente Filón emplea ese término en 6 ocasiones (además de una en que aparece el sustantivo correspondiente: homophōnía, precisamente en esta ocasión), más que ningún otro autor griego hasta sus días.

48 En Génesis 11. 1, leemos: “toda la tierra era un solo labio (χεῖλος, cheîlos) y una única lengua (μία φωνή, mía phōnē) para todos”.

49 Génesis, 42.11.

50 Esa idea, presente en Op. 75, procede del Timeo platónico (41-42).

Read Full Post »