Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5 de junio de 2012

Más preguntas y respuestas con el griego como telón de fondo.

13. ¿Por qué la panacea lo cura todo?

14. ¿Por qué un mentor es como nuestro guía, consejero, educador y protector?

13. Panacea (Πανάκεια) es una diosa que simboliza la curación universal, gracias a las plantas. Pasa por ser una de las hijas de Asclepio y Lampetia, hija ésta de Helio (el Sol). Tiene dos hermanas, Yaso (la “curadora”) e Higía (la “salud”), y dos hermanos, Macaón y Podalirio, héroes que intervinieron en la guerra de Troya, donde actúan de médicos.

En el Juramento Hipocrático, una de las divinidades por las que se juraba era Panacea:

῎Ομνυμι ᾿Απλλωνα ητρν, κα ᾿Ασκληπιν, κα Υγεαν, κα Πανκειαν, κα θεος πντας τε κα πσας, στορας ποιεμενος, πιτελα ποισειν κατ δναμιν κα κρσιν μν ρκον τνδε κα ξυγγραφν τνδε·

Juro por Apolo médico, por Αsclepio, Higiea y Panacea, así como por todos los dioses y diosas, poniéndolos por testigos, dar cumplimiento en la medida de mis fuerzas y de acuerdo con mi criterio a este juramento y compromiso.

En la comedia aristofánica Pluto, Panacea sale dos veces, en los versos 702 y 730, en los que se narra lo ocurrido en la visita al santuario de Asclepio para curar de su ceguera a Pluto:

Οκ, λλ᾿ ᾿Ιασ μν τις κολουθοσ᾿ μα

πηρυθρασε χ Πανκει᾿ πεστρφη

τν ῥῖν᾿ πιλαβοσ᾿· ο λιβανωτν γρ βδω.

No, pero esa Yaso que le (a Asclepio) acompaña rugió un poco, y Panacea se dio la vuelta, echándose mano a la nariz; no tiro yo pedos de incienso.

Μετ τοτο τ Πλοτ ᾿τι παρεκαθζετο,

κα πρτα μν δ τς κεφαλς φψατο,

πειτα καθαρν μιτβιον λαβν

τὰ βλφαρα περιψησεν. ῾Η Πανάκεια δ

κατεπτας᾿ ατο τν κεφαλν φοινικδι

κα πν τ πρσωπον· εθ᾿ θες πππυσεν.

᾿Εξξάτην ον δο δράκοντ᾿ κ το νε

περφυε τ μγεθος.

Después se sentó al lado de Pluto y en primer lugar tocó su cabeza; luego cogió un paño limpio y le restregó los párpados. Panacea le echó un velo de púrpura sobre la cabeza y sobre el rostro entero; finalmente el dios silbó, y al punto un par de serpientes de tamaño extraordinario se lanzó hacia nosotros desde el templo.

Pausanias, en su Descripción de Grecia I, 34, 3, al hablar del altar del templo de Anfiarao en Oropo dice:

Τετρτη δ στι το βωμο μορα ᾿Αφροδτης κα Πανακεας, τι δ ᾿Ιασος κα Υγεας κα ᾿Αθηνς Παιωνας.

La cuarta parte del altar pertenece a Afrodita y Panacea, y también a Yaso, Higiea y Atenea Peonia.

Figuradamente, la panacea es el medicamento al que se atribuye eficacia para curar diversas enfermedades, y en general se aplica a un remedio o solución general para cualquier mal. La panacea universal es un mítico medicamento capaz de curar todas las enfermedades, o incluso de prolongar indefinidamente la vida. Fue buscada durante siglos, especialmente en la Edad Media. La etimología de la palabra panacea, como hemos dicho, es la palabra griega πανάκεια (diosa griega) que a su vez se transformó en panācea en latín y que significa ‘remedio universal’. La raíz es πᾶν (que significa todo) y el nombre ἄκος (que significa remedio).

14. Si buscamos mentor en el diccionario de la RAE, podemos leer:

mentor, ra. (Del gr. Μντωρ, Méntor, personaje de la Odisea, consejero de Telémaco).

1. m. y f. Consejero o guía.

En efecto, Mentor es hijo de un habitante de Ítaca llamado Álcimo. Fiel amigo de Ulises, éste le había confiado, al partir para Troya, la custodia de sus intereses. Por eso habla en su favor en la asamblea. La diosa Atenea adopta repetidas veces la figura de Mentor, viejo amigo de la casa, especialmente cuando acompaña a Telémaco y para ayudar a Ulises en la batalla contra los pretendientes.

Mentor aparece en la Odisea en el canto II (225, 243, 253, 268, 401); en este canto II, Atenea adopta el aspecto de Mentor en el verso 268 y con este aspecto acompaña a Telémaco a Pilos en la visita que el hijo de Ulises realiza al anciano Néstor para conocer el paradero de su padre. En el canto III (22, 240); en el IV (654, 655) donde Noemón se sorprende por haber visto a Mentor embarcándose con Telémaco y al mismo tiempo lo ha visto también en Ítaca; en el XVII (68), en el XXII (206, 208, 213, 235 y 249), donde Ulises reconoce en Mentor a Atenea y donde Mentor recibe las amenazas de los pretendientes y en el XXIV (446, 456, 503 y 548).

II, 225:

Cuando así hubo hablado, tomó asiento. Entonces levantóse Méntor, el amigo del preclaro Odiseo (éste, al embarcarse, le había encomendado su casa entera para que los suyos obedeciesen al anciano y él se lo guardara todo y lo mantuviese en Pie) y benévolo les arengó del siguiente modo:

II, 268:

Así dijo rogando. Acercósele Atenea, que había tomado el aspecto y la voz de Méntor, y le dijo estas aladas palabras:

En el inicio del canto III Atenea, con aspecto de Mentor, incita a Telémaco a dirigirse a hablar con Néstor:

– ¡Telémaco! Ya no te cumple mostrar vergüenza en cosa alguna, habiendo atravesado el ponto con el fin de saber noticias de tu padre: qué tierra lo tiene oculto y qué suerte le ha cabido. Ea, ve directamente a Néstor, domador de caballos, y sepamos qué guarda allá en su pecho. Ruégale tú mismo que sea veraz, y no mentirá, porque es muy sensato.

Repuso el prudente Telémaco:

– ¡Méntor! ¿Cómo quieres que yo me acerque a él, cómo puedo ir a saludarle? Aun no soy práctico en hablar con discreción y da vergüenza que un joven interrogue a un anciano.

Díjole Atenea, la deidad de ojos de lechuza:

– ¡Telémaco! Discurrirás en tu mente algunas cosas y un numen te sugerirá las restantes pues no creo que tu nacimiento y tu crianza se haya efectuado contra la voluntad de los dioses.

IV, 654:

Noemón, hijo de Fronio, le respondió de esta guisa:

– Se la di yo y de buen grado. ¿Qué hiciera cualquier pidiéndosela un varón tan ilustre y lleno de cuidados? Difícil hubiera sido negársela. Los mancebos que le acompañan son los que más sobresalen en el pueblo, entre nosotros, y como capitán vi embarcarse a Méntor o a un dios que en todo le era semejante. Mas de una cosa estoy asombrado: ayer, cuando alboreaba la aurora, vi aquí al divinal Méntor y entonces se embarcó para ir a Pilos.

XXII, 205 y siguientes:

Poco tardó en acercárseles Atenea, hija de Zeus, que había tomado el aspecto y la voz de Méntor. Odiseo se alegró de verla y le dijo estas palabras:

– ¡Méntor! Aparta de nosotros el infortunio y acuérdate del compañero amado que tanto bien solía hacerte; pues eres coetáneo mío.

Así habló, sin embargo de haber reconocido a Atenea, que enardece a los guerreros. Por su parte zaheríanla los pretendientes en la sala, comenzando por Agelao Damastórida, que le habló diciendo:

– ¡Méntor! No te persuada Odiseo con sus palabras a que le auxilies, luchando contra los pretendientes, pues me figuro que se llevará al cabo nuestro intento de la siguiente manera: así que los matemos a entrambos, al padre y al hijo, también tú perecerás por las cosas que quieres hacer en el palacio y que has de expiar con tu cabeza. Y cuando el bronce haya dado fin a vuestra violencia, juntaremos a los de Odiseo todos los bienes de que disfrutas dentro y fuera de la población, y no permitiremos ni que tus hijos e hijas habiten en tu palacio ni que tu casta esposa ande por la ciudad de Itaca.

Así dijo. Acrecentósele a Atenea el enojo que sentía en su corazón y abochornó a Odiseo con airadas voces:

– Ya no hay en ti, Odiseo, aquel vigor ni aquella fortaleza con que durante nueve años luchaste continuamente contra los teucros por Helena, la de níveos brazos, hija de nobles padres; y diste muerte a muchos varones en la terrible pelea; y por tu consejo fue tomada la ciudad de Príamo, la de anchas calles. ¿Cómo, pues, llegado a tu casa y a tus posesiones, no te atreves a ser esforzado contra los pretendientes? Mas, ea, ven acá, amigo, colócate junto a mí, contempla mi obra y sabrás cómo Méntor Alcímida se porta con tus enemigos para devolverte los favores que le hiciste.

La Wikipedia nos habla del término mentoría:

La mentoría es una relación de desarrollo personal en la cual una persona más experimentada o con mayor conocimiento ayuda a otra menos experimentada o con menor conocimiento. La persona que recibe la mentoría ha sido llamada tradicionalmente como protegido, discípulo o aprendiz.

Las raíces de la práctica de la mentoría pueden trazarse hasta la antigüedad. La propia palabra fue inspirada por el personaje de Mentor en la Odisea de Homero. A pesar de que el personaje de Mentor en la historia es un anciano aparentemente inefectivo, la diosa Atenea toma su apariencia para guiar al joven Telémaco en su tiempo de dificultad.

Existen sistemas de mentoría históricamente significativos, incluyendo la pederastia griega, el gurú, los ancianos, el discipulado practicado por el judaísmo rabínico y la iglesia cristiana, y el sistema de maestroaprendiz dentro de los gremios medievales.

Read Full Post »