Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23/06/12

Más madera, digo, más preguntas y respuestas.

17. ¿Por qué los alimentos afrodisíacos despiertan el apetito sexual?

18. ¿Por qué la sonrisa feroz es sardónica?

17. El diccionario de la RAE dice:

afrodisíaco, ca o afrodisiaco, ca.

(Del lat. aphrodisiăcus, y este del gr. φροδισιακς, venéreo).

1. adj. Que excita o estimula el apetito sexual.

2. adj. Dicho de una sustancia o de un medicamento: Que tiene esta propiedad.

Evidentemente el término deriva de Afrodita, diosa del amor, en la mitología griega. La palabra existe ya en griego. En Diodoro Sículo, Biblioteca Histórica II, 23, aparece referido al sustantivo “deleites” (τέρψεις)  – referido a los gustos de Sardanápalo – y “placeres “ (ἡδονάς).

Plinio el Viejo (Historia natural XXXVII, 54, 123) habla de la gema de afrodita, una especie de ágata, de color blanco rojizo: Aphrodisiaca ex candido rufa est.

En cuanto a los alimentos afrodisíacos las listas varían; podríamos citar los siguientes, sacados de esta página:

Anís: Un afrodisíaco muy popular con usos culinarios muy diversos. Desde la Grecia antigua ya era considerado afrodisíaco. Los romanos también lo consideraban un potente afrodisíaco.

Aguacate: El pueblo azteca llamaba al árbol del aguacate “Ahuacuatl” lo que significa “Árbol del testículo”. Esta deliciosa fruta de una especial textura refuerza sus poderes con la pimienta negra y le vinagre balsámico. Una receta muy popular y efectiva es el guacamole.

Ajo: Se dice que el corazón del ajo remueve los deseos sexuales. Asegúrese de que pareja lo va a compartir.

Almendras: La almendra ha sido un símbolo de fertilidad a lo largo de los siglos. El aroma se piensa que induce a la pasión en la mujer. La sugerencia es servir mazapán o turrón en cenas románticas o especiales.

Café: La cafeína es un muy conocido estimulante, pero hay que recordar que en exceso puede llegar a ser un depresivo. En todo caso, imprescindible para estar “despierto” toda la noche”.

Chocolate: Los aztecas de refreían al chocolate como “el alimento de los dioses”. El chocolate contiene componentes químicos con efectos neurotransmisores en el cerebro y una sustancia parecida a la cafeína llamada teobromina (nombre griego que significa “alimento de los dioses” – θεῶν βρώματα -, ya que así llamama al caco los aztecas), presente en la planta del cacao (Theobroma cacao). El Chocolate contiene más antioxidantes que el vino tinto. El secreto de la pasión es la combinación de estas dos sustancias.

Espárragos: Su forma fálica ayuda a considerar al espárrago como comida afrodisíaca. Hervidos o al vapor surten el mejor efecto. The Vegetarian Society sugiere que comer espárragos durante tres días seguidos provoca el más poderoso efecto”.

Frambuesas y Fresas: Es la perfecta comida para los amantes “invita al amor y es descrita en la literatura erótica como “pezones de fruta”. Ambas son ricas en vitamina C y para hacer postres son deliciosas.

Higos: Un higo abierto se piensa que emula al órgano sexual femenino. y tradicionalmente se consideraron como un estimulante sexual.

Miel: Muchas de las medicinas en tiempo de los egipcios estaban hechas a base de miel, incluyendo las curas para la esterilidad e impotencia. Lo amantes en su “luna de miel” bebían antiguamente agua con miel de cebaba, para endulzarla.

Mostaza: Se cree desde muy antiguamente que estimulaba las glándulas sexuales e incrementaba el deseo.

Ostras: Ya desde época romana se las consideraba un potente afrodisíaco. En le siglo II a C. era mencionado recientemente en documentos. Otras hipótesis se centran en el parecido entre las otras y los genitales femeninos. En realidad las ostras son muy nutritivas y son ricas en proteínas.

Piña: Rica en Vitamina C y utilizada en tratamiento homeopáticos para la impotencia. Combina muy bien con las bebidas alcohólicas.

Plátanos: Las flores de la platanera tienen una maravillosa forma fálica y es en parte responsable de la popularidad de las bananas como comida afrodisíaca. Un mito islámico cuenta la historia de que después de que Adán y Eva sucumbieran a la “manzana” comenzaron a cubrir sus desnudez con hojas de plataneras. Hoy se sabe que los plátanos son muy ricos en potasio, y vitaminas B, necesarias para la producción hormonal sexual.

Rúcula: La rúcula ha sido documentada como alimento afrodisíaco desde en siglo I antes de Cristo. Hoy es un ingrediente popular de la cocina moderna, muy común en las ensaladas, con el queso parmesano y con los frutos secos y la pasta.

Trufas: Los griegos y los romanos consideraban que la trufa era afrodisíaca. Al parecer estimula y sensibiliza la piel cuando se toca.

Vainilla: se dice que la aroma y el sabor de la vainilla incrementa la pasión.

Vino: Un vaso o dos de vino pueden estimular un romántico interludio. El vino relaja y ayuda a estimular nuestros sentidos. Beber vino puede ser una experiencia erótica: el color del líquido, el movimiento en el vaso, el sabor y tacto en los labios. Pero hay que beberlo con moderación.

Zanahorias: Otra buena razón para comer las saludables zanahorias es que se supone que son estimulantes para el hombre. Su forma fálica pudo asociar fácilmente esta creencia desde tiempos muy antiguos. Hoy se conocen su rico contenido en vitaminas y beta caroteno… Puede tomarse como postre un rico pastel de zanahoria.

A la lista podemos añadir las almejas, la anguila, el apio, el arenque, el azafrán, los berberechos, los boquerones, la caballa, la canela, el cardamomo, la carpa, el caviar, el clavo, el enebro, las gambas, el ginseng, el jengibre, la lamprea, el melocotón, el pez espada, las pipas de calabaza, el salmón, el tiburón o las vieiras.

 18. Risa sardónica se aplica, en el lenguaje corriente, a cualquier risa maligna, amarga, irónica o sarcástica, que no revela alegría o regocijo.

La explicación nos lleva a la mitología griega. Talos era un personaje de la leyenda cretense. Se trataba de un autómata de bronce, obra de Hefesto o Dédalo, según las versiones, o bien del último representante en la tierra de la “raza de los hombres de bronce”.

Dotado de una vigilancia infatigable, había sido escogido por Minos, el rey de Creta, para esta misión, o tal vez por Zeus, para proteger la isla de su querida Europa. Todos los días, armado, daba tres veces la vuelta a Creta. Impedía a los extranjeros entrar en ella, y a los habitantes, abandonarla sin autorización de Minos. Para escapar a su vigilancia, Dédalo tuvo que huir por los aires. Las armas favoritas de Talos eran grandes piedras que lanzaba a gran distancia. Pero los “inmigrados clandestinos” debían temer aún otros peligros por parte de Talos, si lograban salvar esta primera barrera. Cuando los cogía, Talos se introducía en el fuego, calentaba su cuerpo metálico hasta volverlo incandescente y luego oprimía a los desgraciados entre sus brazos y los abrasaba. Esto lo hizo con los sardos, que trataron de invadir la isla y, mientras los destruía con su ardiente abrazo, sonreía de manera feroz. De ahí viene la expresión “sonrisa sardónica”.

En la Biblioteca Mitológica de Apolodoro tenemos información sobre Talo:

ντεθεν ναχθντες κωλονται Κρτ προσσχειν π Τλω. τοτον ο μν το χαλκο γνους εναι λγουσιν, ο δ π φαστου Μνωι δοθναι· ς ν χαλκος νρ, ο δ ταρον ατν λγουσιν. εχε δ φλβα μαν π αχνος κατατενουσαν χρι σφυρν· κατ δ τ τρμα τς φλεβς λος διρειστο χαλκος. οτος Τλως τρς κστης μρας τν νσον περιτροχζων τρει· δι κα ττε τν ργ προσπλουσαν θεωρν τος λθοις βαλλεν. ξαπατηθες δ π Μηδεας πθανεν, ς μν νιοι λγουσι, δι φαρμκων ατ μαναν Μηδεας μβαλοσης, ς δ τινες, ποσχομνης ποισειν θνατον κα τν λον ξελοσης, κρυντος το παντς χρος ατν ποθανεν. τινς δ ατν τοξευθντα π Ποαντος ες τ σφυρν τελευτσαι λγουσι.

 

Desde allí se dirigieron a Creta, pero Talo les impidió acercarse; unos dicen que éste era de la raza de bronce, otros que había sido entregado a Minos por Hefesto; era un hombre de bronce, pero según algunos era un toro. Tenía una sola vena que se extendía desde el cuello hasta los tobillos, y el extremo de la vena estaba cerrado con un clavo igualmente broncíneo. Talos vigilaba corriendo alrededor de la isla tres veces al día; por eso también cuando vio acercarse la Argo le arrojó piedras. Murió engañado por Medea, pues unos dicen que ella lo enloqueció con drogas, otros que habiendo prometido hacerlo inmortal le sacó el clavo y, al fluir todo el icor, murió; pero también se dice que pereció al ser flechado en el tobillo por Peante.

 

La muerte de Talo, por obra de los hechizos de Medea, es narrada en Apolodoro (El viaje de los Argonautas IV, 1636 y siguientes).

Anuncios

Read Full Post »