Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5/11/12

Capítulo final de la serie sobre citas de Terencio.

Nueva frase terenciana.

Montis auri pollicens (Phormio I, 2, 18 = 68) = prometiendo montañas de oro.

Salustio, en la Conjuración de Catilina 23, 3, escribe:

Repente glorians maria montisque polliceri coepit = comenzó de repente a jactarse y prometerle mares y montes.

Aulo Persio en la Sátira III, 65 escribe:

Et quid opus Cratero magnos promittere montes?

¿qué necesidad habrá de que prometáis el oro y el moro (grandes montes) al médico Crátero?

Italiano: Promettere mari e monti.

Español: prometer el oro y el moro / prometer montes y maravillas (galicismo)

Francés: Promettre monts et merveilles = prometer montes y maravillas.

Alemán. Goldene Berge versprechen = prometer montañas de oro.

Inglés: to promise great things / to promise the moon = prometer grandes cosas / la luna.

Seguimos con otra frase de Terencio.

Quoniam non potest id fieri, quod vis, id velis, quod possit (Andria II, 1, 5-6 = 305-306) = pues no es posible lo que tú quieres, quieres tú lo que es posible.

Otra frase latina dice: cui quae vult non licent, ea faciat, quae potest.

El italiano dice: chi non può fare come vuole, faccia come può = quien no puede hacer como quiere, que haga como pueda.

Leonardo da Vinci escribió:

Chi non può quel che vuol, quel che può voglia;

che quel che non si può, folle è volere:

adunque saggio è l’uomo da tenere,

che da quel che non può, suo voler toglia:

Quien no puede aquello que quiere, quiera aquello que puede;

Que aquello que no se puede, es locura quererlo:

Por tanto hay que considerar sabio al hombre

Que de aquello que no puede aparta su deseo.

Francés: Quand on ne peut faire comme on veut, il faut faire comme on peut.

Español: Si no como queremos, pasamos como podemos.

Alemán: Wer nicht kann, wie er will, muss wollen, wie er kann = quien no puede lo que quiere, debe querer lo que puede.

Friedrich Rückert, en Gedichte, Die Weisheit des Brahmanen, Fünfte Stufe. Leben, 80, 9 escribió:

Man kann nicht immer, was man will; der ist mein Mann,

Der sich bescheidet das zu wollen, was er kann.

No se puede siempre lo que se puede; mi hombre es

El que  se resigna a querer lo que puede.

Inglés: If we can’t as we would, we must do as we can = si no podemos como desearíamos, debemos hacer como podemos.

Griego: Menandro, en su Sentencia 190 dice:

Ζῶμεν γὰρ οὐχ ὡς θέλομεν, ἀλλ’ ὡς δυνάμεθα = pues vivimos no como queremos, sino como podemos.

Seguimos con una frase bastante conocida

Quot homines, tot sententiae (Phormio II, 4, 14 = 454).

Cicerón dice: “sed quot homines, tot sententiae” (De finibus I, 5, 15)

Español: Cuantos hombres, tantos pareceres. Y las variantes: Tantos hombres, tantos pareceres, Cuantas cabezas, tantos pareceres, Tantas cabezas, tantos pareceres.

Catalán: Tants d’homes, tants de parers = tantos hombres, tantos pareceres.

Euskera: Zenbat buru, hainbat aburu =Cuantas cabezas, tantos pareceres.

Gallego: Cada cabeza, a súa sentencia =Cada cabeza, su sentencia.

Alemán: So viel Menschen, so viel Köpfe =Tantas personas, tantas cabezas / So viel Köpfe, so viel Sinne = tantas cabezas, tantos pareceres.

Italiano: Tante teste tante cervelli = tantas cabezas, tantos cerebros / Tante teste, tante idee = Cuantas cabezas, tantas ideas.

Griego moderno: Όσοι οι άνθρωποι, τόσες (και) οι γνώμες =Tantos seres humanos, tantas (también) las opiniones.

Inglés: So many men, so many opinions =Tantos hombres, tantas opiniones.

Francés: Autant de têtes, autant d’avis = Tantas cabezas, tantas opiniones / Autant de gens, autant de sens =Tantas gentes, tantas opiniones.

Griego: μν δ᾿σα κατ σώματ᾿σττνριθμν καθ᾿νς, τοσούτους ἔστι κατρπουςδεν; =  Cuantas son las personas, tantos también los modos de pensar y obrar. Frase atribuida al cómico del siglo IV a C. Filemón (89. 10 de la edición de Kassel-Austin de los Poetae Comici Graeci). El contexto es éste:

Τί ποτε Προμηθεύς, ὃν λέγους᾿ ἡμᾶς πλάσαι καὶ τἄλλα πάντα ζῷα, τοῖς μὲν θηρίοις ἔδωχ᾿ ἑκάστῳ κατὰ γένος μίαν φύσιν (ἅπαντες οἱ λέοντές εἰσιν ἄλκιμοι, δειλοὶ πάλιν ἑξῆς πάντες εἰσὶν οἱ λαγῴ. οὐκ ἔστ᾿ἀλώπηξ μὲν εἴρων τῇ φύσει δ᾿αὐθ έκαστος, ἀλλ᾿ ἐάν τρισμυρίας ἀλώπεκάς τις συναγάγῃ, μίαν φύσιν ἁπαξαπασῶν ὄψεται τρόπον θ᾿ἕνα), μν δ᾿σα κατ σώματ᾿σττνριθμν καθ᾿νς, τοσούτους ἔστι κατρπουςδεν;

¿Por qué Prometeo, el que dicen que nos modeló a nosotros y a todo el resto de seres vivos, dio a unas fieras a cada una según su género una única naturaleza (todos los leones son valientes, y, al contrario, todas las liebres sin distinción son cobardes. No hay una zorra que sea pícara por naturaleza y otra franca, sino que si alguien reúne tres mil zorras, verá que todas tienen una única naturaleza y un único modo de ser), mientras que cuantas somos las personas, es posible ver tantos modos de ser y pensar?

Húngaro: Ahány ember, annyi vélemény =Cuantos hombres, tantos pareceres.

Portugués: Tantas cabeças, tantas sentenças (Quantas cabeças, tantas sentenças) = Tantas cabezas, tantas sentencias.

Ruso: Cколько голов, столько умов =Сuantas cabezas, tantas mentes / Сто голов — сто умов = Cien cabezas y cien mentes.

Senectus ipsast morbu’ (Phormio IV, I, 19 = 575).

Séneca, en sus Epístolas Morales a Lucilio 108, 28, también dice:

Senectus enim insanabilis morbus est = ya que la vejez es una enfermedad incurable.

Italiano: La vecchiaia è in se stessa una infermità / Chi ha degli anni, ha dei malanni = la vejez es en sí misma una enefermedad / quien tiene años, tiene males.

Francés: Vieillesse, maladie de nature = vejez, enfermedad por naturaleza

Español: la vejez es un hospital donde caben todas las enfermedades.

Alemán: Das Alter ist an sich selbst eine Ktankheit = la vejez es en sí misma una enfermedad.

Goethe, en Fausto, II parte, acto II, escena en el salón gótico, hace decir al Bachiller:

Gewiß, das Alter ist ein kaltes Fieber

Im Frost von grillenhafter Not.

No hay duda: la vejez es una fiebre fría en medio del calofrío de una impotencia caprichuda.

Inglés: Old age is a hospital that takes in all deseases. / Old age is itself a disease.

Griego: Τγῆρας αὐτὸ νόσμα

Todos hemos oído la expresión “morirse de la risa”. Pues bien, también la encontramos en Terencio, aunque ya Homero la usó.

Risu (omnes qui aderant) emoriri (Eunuco III, 1, 42 = 432)

Italiano: Scoppiare dalle risa.

Francés: Eclater de rire.

Español: Reventar de risa.

Cervantes, en El Quijote II parte, capítulo XXXII, escribe:

Perecida de risa estaba la duquesa viendo la cólera y oyendo las razones de Sancho.

Alemán: Sich einen Ast lachen / Sich zu Tode lachen / Vor Lachen bersten.

Inglés: To burn out laughing.

El origen parece estar en el griego y en, concreto en Homero:

ἀτὰρ μνηστῆρες ἀγαυοὶ = y en tanto los ilustres pretendientes

Χεῖρας ἀνασχόμενοι γέλῳ ἔκθανον = levantaban los brazos y se morían de risa.

(Homero, Odisea, XVIII, 99- 100)

 Y hasta aquí esta serie sobre frases de Terencio que han tenido o tienen un uso proverbial.

Read Full Post »