Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5 de diciembre de 2014

pecataminuta1

Esta mañana, cuando iba a trabajar, he reparado en el nombre de una tienda del centro de mi ciudad. Me he dado cuenta del error, intencionado o no, que contenía.

La tienda, que lleva por subtítulo inspiring clothing shop, se llama Pecata Minuta (sic).

Una persona con conocimientos de latín enseguida echa en falta una segunda “c” en pecata. En efecto, la palabra peccata es el nominativo o acusativo plural del sustantivo latino neutro

peccātum, peccati, neutro (derivado de pecco). Tomamos lo que aparece en el diccionario online de Lewis & Short y lo adaptamos, ampliamos y traducimos:

  1. una falta, error, equivocación, transgresión, pecado (sinónimos: delictum, culpa): pro peccatis supplicium sufferre = ¿Acaso tengo que sufrir yo el castigo de sus fallas?, (Terencio, Andria. 5, 3, 17); praeteritisque male admissis peccata remordent = y por las culpas pasadas le corroe el remordimiento (Lucrecio, De rerum natura, 3, 827); Atque ut haec non tam rebus quam vocabulis commutaverat, sic inter recte factum atque peccatum officium et contra officium media locabat quaedam, recte facta sola in bonis actionibus ponens, prave, id est peccata, in malis = Además, así como había modificado estas cosas no tanto en la substancia, como en los vocablos, así, entre lo hecho rectamente y el pecado, situaba, como cosas intermedias, el deber y lo contrario al deber, poniendo sólo lo hecho rectamente en las buenas acciones; lo hecho pravamente, esto es los pecados, en las malas (Cicerón, Cuestiones Académicas, 1, 10, 37): ut peccatum est, patriam prodere, parentes violare, fana depeculari, quae sunt in effectu; sic timere, sic maerere, sic in libidine esse, peccatum est, etiam sine effectu = pues, así como es un pecadontraicionar a la patria, maltratar a los padres, despojar los templos, todo lo cual se manifiesta en el efecto, así también tener miedo, estar angustiado, ser presa de una pasión, son pecados incluso sin ningún efecto; (Cicerón, De Finibus 3, 9, 32);

pecataminuta2

  1. Latín eclesiástico. 1. Culpa: Si non venissem et locutus fuissem eis, peccatum non haberent; nunc autem excusationem non habent de peccato suo = Si yo no hubiera venido ni les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero ahora su pecado no tiene disculpa (Vulgata, Evangelio de Juan, 15, 22); quia ex operibus legis non iustificabitur omnis caro coram illo, per legem enim cognitio peccati = Por eso nadie será justificado ante Dios por haber cumplido la ley, pues la ley da sólo conciencia del pecado. (Vulgata, Epístola de San Pablo a los Romanos, 3, 20).  2. El castigo del pecado: Sin autem quod dicitis, non feceritis, nulli dubium est quin peccetis in Deum: et scitote quoniam peccatum vestrum apprehendet vos. = Pero si no obráis así, pecaréis contra el Señor, y sabed que vuestro pecado será castigado (Vulgata, Números, 32, 23): Ideo dispertiam ei plurimos, et fortium dividet spolia, pro eo quod tradidit in mortem animam suam, et cum sceleratis reputatus est, et ipse peccata multorum tulit, et pro transgressoribus rogavitPor eso le asignaré una porción entre los grandes y repartirá botín con los poderosos: porque desnudó el cuello para morir y fue contado entre los pecadores, él cargó con el pecado de todos e intercedió por los pecadores; (Vulgata, Isaías, 53, 12)

En la última parte de la misa cantada, el Agnus Dei, se dice Agnus Dei qui tollis peccata mundi.

peccatamundi

En efecto, como nos dice el Diccionario Panhispánico de Dudas:

peccata minuta es una locución latina (pronúnciese [pekáta-minúta] que significa literalmente “faltas pequeñas” y se usa como locución nominal con el sentido de “error o falta leve”. Suele aparecer sin determinante, con verbos como ser, considerar y similares: En las diócesis cubanas fumar al alba y a cualquier hora es peccata minuta(González, Habano [Cuba 1998]). Es invariable en plural (de hecho, en latín, peccata es el plural de peccatum “falta, delito”): “Había cometido algunas faltas […]; pero eran errores veniales, peccata minuta(Egido Corazón [España 1995]). También se emplea con el sentido de “cosa pequeña o sin importancia”: “Los conflictos de intereses en los que pueden verse involucrados los periodistas son a veces peccata minuta comparados con los que afectan a los gestores y a los directivos de las empresas (Salvador Alsius, Catorce dudas sobre el periodismo en televisión [España 1997]). No debe escribirse pecata en lugar de peccata. Tampoco es correcto el plural pecatas minutas.

Explicado el error en el nombre de la susodicha tienda, pasemos a otros errores que se cometen en el empleo de lo que llamamos latinismos que, ¡pobrecitos míos!, son muy sufridos, ya que algunos de ellos son reiteradamente mal pronunciados.

He aquí unos ejemplos. No hay año que el periodista televisivo de turno no diga, por Navidad o Pascua, que el papa ha dado la bendición Urbi et Orbe. En la red aún hay ejemplos.

Sorprendente es lo que leemos en este lugar.

urbietorbi

Pues no, las dos con “i”, amigo mío, pues son dos dativos singulares de la tercera declinación latina: bendición para la ciudad (Roma) y para el mundo. De nuevo el Panhispánico:

urbi et orbi. Locución latina que significa literalmente “a la ciudad [de Roma] y al mundo”. Se emplea en referencia a la bendición papal que se extiende a todo el mundo:El Papa impartió la bendición urbi et orbi(La Vanguardia [España] 17.4.95). También se usa con el sentido de “a los cuatro vientos, a todas partes”: “Para distinguir en ese instante al chamaquillo […] gritando urbi et orbi: acérquense, diversión gratis” (Carlos Fuentes, Cristóbal Nonato [México 1987]); La extensión urbi et orbi de las aspiraciones democráticas” (El País [España] 2.6.84). No es correcto usar orbe en lugar de orbi.

Si el error URBI ET ORBE es reiterado, no es lo menos A GROSSO MODO. Dice el Panhispánico:

grosso modo. Locución latina que significa “aproximadamente o a grandes rasgos”: “El costo de la vida aquí corresponde, grosso modo, al de México” (Gutierre Tibón Aventuras de Gog y Magog [México 1986]). Es incorrecto anteponer la preposición a: a grosso modo.

Grosso-modo

Otro clásico error: de motu proprio o motu propio. Pues ni uno ni otro, sino motu proprio.

motu proprio. Locución latina que significa literalmente “con movimiento propio”. Se usa con el sentido de “voluntariamente o por propia iniciativa”: “Si alguien desea declarar motu proprio alguna cosa relacionada con el caso, que se quede” (Rafael Sánchez Ferlosio, El Jarama [España 1956]). Debe respetarse la forma latina proprio para el segundo elemento, y no sustituirla por el adjetivo español propio: motu propio. Es incorrecto su empleo con preposición antepuesta: de motu proprio, por motu proprio.

Otra que suele usarse mal es mutatis mutandis.

mutatis mutandis. Locución latina  que significa “cambiando lo que se deba cambiar”: “Lo mismo, mutatis mutandis, se puede decir de la cultura(Ocampo, Testimonios [Argentina 1977]). El segundo elemento es mutandis, no mutandi.

Ya hablé en un artículo de casus belli, a propósito de cómo el fallecido Hugo Chávez dijo en su programa Aló, presidente nada menos que causus bellis.

motuproprio

casus belli. Locución latina (pronúnciese. [kásus-béli]) que significa literalmente “caso o motivo de guerra” y, en sentido amplio, “motivo que desencadena un conflicto cualquiera”. Se emplea como locución nominal masculina: “Como socios que siempre podrán separarse sin crear un casus belli(El Mundo [España] 29.4.96). Es invariable en plural los casus belli.

Hay, finalmente, dos locuciones que el Diccionario Panhispánico acepta en una determinada forma y que nosotros preferimos usar en su forma originaria. Me refiero a ex professo y in flagranti, si bien en la segunda puedo aceptar (por facilidad en la pronunciación) in fraganti; pero prefiero usar ex professo y no ex profeso, como acepta el Panhispánico.

ex profeso. ”A propósito, deliberadamente”. Procede de la locución latina ex professo, que se ha adaptado al español simplificando la doble ese: “El manojo de llaves bien pudo ser colocado ex profeso en las fosas (El Expreso [Perú] 23.8.93). A partir de la locución se ha creado el adverbio simple exprofeso, de uso frecuente y, por tanto, admisible: “Los troncos mostraban señales de haber sido cortados exprofeso(Monetta, Ischigualasto [Argentina 1993]). Ni la locución ni el adverbio simple deben usarse precedidos de la preposición de: de ex profeso, de exprofeso. No se admite, por innecesaria, la forma exprofesamente.

in fraganti. Locución originada por deformación de la expresión jurídica latina in flagranti (delicto), que significa “en el mismo momento en que se comete un delito o, por extensión, cualquier acción censurable”: ”Se había instalado aquí cerca […] con objeto de espiar a su mujer y sorprenderla in fraganti(Luis Landero, Juegos de la edad tardía [España 1989]). Se usa con preferencia a las locuciones de sentido análogo en flagrante y en fragante. No son correctas las formas en fraganti, in fragante ni in fragranti. A partir de la locución, se ha creado el adverbio simple infraganti, cuyo uso se considera válido: “Yo los había sorprendido infraganti(Cabrera Infante La Habana para un infante difunto [Cuba 1986]).

Y hasta aquí este breve repaso de las patadas dadas a los latinismos latinos, como el que aparece en la tienda inspiradora de ropa cuyo nombre, un latinismo con errata, hemos visto hoy en nuestra ciudad. ¿Es el error peccata minuta? ¿Como decían los romanos primus error veniam meretur?

Bueno, si he cometido algún error, mea culpa, siempre se cuela algún lapsus calami. En todo caso, errare humanum est.

mafalda_errare_humanum_est

Read Full Post »