Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6/02/15

platjaheliopolis

El último referente playero es la playa del Heliópolis. Primero, un poco de publicidad gratuita para el ayuntamiento de Benicàssim. En la conocida página de Trip Advisor leemos esta opinión sobre la playa en cuestión, de nombre tan griego:

Siempre que vamos a Castellón me gusta pasar un día en esta playa, aunque en general todas las playas de Benicàssim son excelentes, pero especialmente recomiendo esta. La arena es dorada y fina, el agua es muy calmada porque hay espigones que frenan las olas, y es poco profunda. Está rodeada de restaurantes, chiringuitos y tiendas de souvenirs. También tiene una biblioteca del mar. Tiene parking público y es fácil de aparcar porque no está masificada. Es ideal para familias. Puedes practicar diferentes deportes acuáticos. En el paseo marítimo puedes ir en bici desde Castellón hasta las playas, ya que tiene un paseo exclusivo para bicis. No soy muy amante de ir a la playa (me gusta más la piscina), pero ésta la recomiendo.

En la web de playas de la Comunidad Valenciana leemos:

Se sitúa al sur del término municipal, junto al complejo comercial donde disfrutar de todo tipo de servicios y en cuyo entorno se ubican algunos de los mejores hoteles de Benicàssim. Las playas de esta zona, gracias a la presencia de espigones y el continuado mantenimiento, disponen de abundante arena fina y la calidad de la misma es muy buena. Es una playa animada y con mucho movimiento. A lo largo del paseo marítimo que delimita la playa Heliópolis, se pueden encontrar todo tipo de restaurantes y chiringuitos. Además, existen varios espigones que dividen la playa en diferentes zonas y a su arena dorada se une todo tipo de infraestructuras para el ocio playero.

 

A parte de la playa, el nombre nos lleva a la ciudad egipcia del mismo nombre, al barrio sevillano, al campo antiguo del Betis (hoy Benito Villamarín), o al de un barrio de favelas de Sâo Paulo.

heliopolisbetis

heliopolissaopaulo

En este caso, el referente es más etimológico, ya que el nombre Heliópolis, que podemos traducir por “ciudad del Sol”, está formado por esos étimos en griego: ἥλιος (sol) y πόλις (ciudad). Veamos algunas palabras derivadas de ambos términos:

Helio-

Afelio: (del griego ἀπό “lejos” y ἥλιος “sol” con caída de la o y aspiración en f ante el espíritu áspero)  Punto de la órbita de un planeta que dista más del Sol.

Helíaco: (del latín heliacus y éste del griego ἡλιακός, relativo al sol). Se dice del orto u ocaso de los astros que salen o se ponen una hora antes o después del sol.

Heliasta: (del griego ἡλιαστής) Miembro de un tribunal ateniense que se reunía en la Heliea al salir el sol.

Helio: Elemento químico de número atómico 2. Gas noble escaso en la corteza terrestre, muy abundante en el universo, se encuentra en el Sol y en otras estrellas, en el aire atmosférico y en algunos yacimientos de gas natural; se usa para llenar lámparas incandescentes y globos aerostáticos y como diluyente de algunos gases medicinales. (Símbolo He).

helio

Heliocéntrico: Perteneciente o relativo al heliocentrismo. Se dice de medidas y lugares astronómicos referidos al centro del Sol.

Heliocentrismo: Teoría astronómica sostenida fundamentalmente por Nicolás Copérnico, astrónomo polaco de fines del siglo XV, que consideraba el Sol como centro del universo.

Heliofísica: Estudio de la naturaleza física del Sol.

Heliógrafo: (con el elemento –grafo, de γράφω escribir, dibujar, registrar or escrito) Instrumento destinado a hacer señales telegráficas por medio de la reflexión de los rayos del Sol en un espejo movible. Meteorología: Instrumento para registrar la duración e intensidad del tiempo de insolación.

Heliómetro: (con el elemento –metro, de μέτρον que significa “medida”) Instrumento astronómico que sirve para la medición de distancias angulares entre dos astros, o de su diámetro aparente, especialmente el del Sol.

Helioscopio: (con segundo elemento –scopio, de σκοπέω “observar”, muy presente en instrumentos para observar diferentes magnitudes como el microscopio, telescopio, caleidoscopio, periscopio, estetoscopio, oftalmoscopio, otoscopio, etc. Clase de ocular o aparato adaptable a los anteojos y telescopios para observar el Sol sin que su resplandor ofenda a la vista.

Helióstato: (con el elemento –stato, del griego στατός “estable”) Aparato que, mediante un servomecanismo, hace que un espejo siga el movimiento diurno del sol, recogiendo así la máxima energía para su utilización calorífica.

Helioterapia: (con el elemento –terapia, de θεραπεία “curación, tratamiento) Método curativo que consiste en exponer a la acción de los rayos solares todo el cuerpo del enfermo o parte de él.

Helioterapia

Heliotropismo: (con el elemento –tropismo, de τρόπος “vuelta”, “giro”) Movimiento de ciertas plantas por el cual sus flores, tallos y hojas se orientan según la posición del Sol.

Heliotropo: Planta de la familia de las Borragináceas, con tallo leñoso, de muchas ramas, de cinco a ocho decímetros de altura, velludas y pobladas de hojas persistentes, alternas, aovadas, rugosas, sostenidas en pecíolos muy cortos, flores pequeñas, azuladas, en espigas y vueltas todas al mismo lado, y fruto compuesto de cuatro aquenios contenidos en el fondo del cáliz. Es originaria del Perú, y se cultiva mucho en los jardines por el olor de vainilla de las flores.

Perihelio (de περί peri- (alrededor) y el griego ἥλιος, el Sol). Astronomía. Punto en el que un planeta se halla más cerca del Sol.

afelio 

Poli-

Acrópolis: (con primer elemento ἄκρος “parte más elevada”, como en acrobacia, acroterio, acrónimo, acróstico) Sitio más alto y fortificado de las ciudades griegas. Parte más alta de una ciudad.

Megalópolis: (con primer elemento μέγα, μεγαλο “grande”). Ciudad gigantesca. Es también el nombre de una ciudad griega antigua, en Arcadia, patria de Polibio.

Necrópolis: (con primer elemento νεκρός “muerto, cadáver”, como en necropsia, necrosis, necrófago, nigromancia) Cementerio de gran extensión, en que abundan los monumentos fúnebres.

Poliarca: (con el elemento ἄρχω “gobernar”) En la Grecia antigua, miembro de un gobierno formado por varias personas de idéntico rango.

Policía: (de πολιτεία “sistema de gobierno”) Cuerpo encargado de velar por el mantenimiento del orden público y la seguridad de los ciudadanos, a las órdenes de las autoridades políticas. Buen orden que se observa y guarda en las ciudades y repúblicas, cumpliéndose las leyes u ordenanzas establecidas para su mejor gobierno

Poliorcética: (de πολιορκητική – relativo a la toma de ciudades- y éste de πολιορκέω – sitiar una ciudad -, con segundo elemento procedente del griego ἕρκος “valla, defensa”; cf. En Homero el vallar de los dientes (ἕρκος ὀδόντων) Arte de atacar y defender plazas fuertes. Recuérdese a Demetrio Poliorcetes (“el tomador de ciudades o el sitiador).

poliorcetica

Polis: En la antigua Grecia, Estado autónomo constituido por una ciudad y un pequeño territorio.

Política: (de πολιτική “relativo a la ciudad estado, social”) Arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados. Actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto, o de cualquier otro modo. Arte o traza con que se conduce un asunto o se emplean los medios para alcanzar un fin determinado. Orientaciones o directrices que rigen la actuación de una persona o entidad en un asunto o campo determinado.

Político: Perteneciente o relativo a la doctrina política. Perteneciente o relativo a la actividad política. Cortés, urbano. Cortés con frialdad y reserva, cuando se esperaba afecto. Dicho de una persona: Que interviene en las cosas del gobierno y negocios del Estado.

 

Y así, con este artículo tan sui generis, concluimos nuestra serie de mitos huertanos y playeros descubiertos es nuestros paseos, ya que el paseo es una delicia, como dice el molinero en el primero de los Lieder del ciclo de canciones La bella molinera (Die schöne Müllerin) de Schubert, con letra de Wilhelm Müller (mira por donde “molinero” de apellido).

 

Das Wandern ist des Müllers Lust, Das Wandern!

Das muß ein schlechter Müller sein, Dem niemals fiel das Wandern ein, Das Wandern.

Vom Wasser haben wir’s gelernt, Vom Wasser!

Das hat nicht Rast bei Tag und Nacht, Ist stets auf Wanderschaft bedacht, Das Wasser.

Das sehn wir auch den Rädern ab, Den Rädern!

Die gar nicht gerne stille stehn, Die sich mein Tag nicht müde drehn, Die Räder.

Die Steine selbst, so schwer sie sind, Die Steine!

Sie tanzen mit den muntern Reihn und wollen gar noch schneller sein, Die Steine.

O Wandern, Wandern, meine Lust, O Wandern!

Herr Meister und Frau Meisterin, laßt mich in Frieden weiterziehn und wandern.

schubertmolinera

Caminar es el gozo del molinero, ¡caminar! ése debe ser mal molinero que jamás pensó en caminar, ¡caminar! Del agua lo hemos aprendido, ¡del agua! No descansa ni de día ni de noche  está siempre deseosa de caminar, ¡el agua! Lo copiamos también de las ruedas, ¡las ruedas! No les gusta estar paradas  y ningún día se cansan de girar, ¡las ruedas! Las piedras mismas tan pesadas como son, ¡las piedras!bailan el animado baile y quieren ser todavía más rápidas, ¡las piedras!¡ Oh caminar, caminar, mi gozo! ¡oh caminar! Señor maestro y señora maestra,  dejadme continuar en paz mi camino y caminar.

Anuncios

Read Full Post »