Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 10+01:00 abril 10+01:00 2015

Athene noctua

Athene noctua (mochuelo)

En el capítulo anterior nos referíamos, a propósito del mochuelo (Athene noctua) de Atenea, aportando lo que dice Pierre Grimal en su Diccionario de Mitología Griega y Romana. Proseguimos con el texto de Grimal.

También, en su carácter de diosa de la actividad inteligente, protege a las hilanderas, tejedoras, bordadoras, etc. Su ingenio, unido a su espíritu bélico, la había llevado a inventar la cuadriga y el carro de guerra. También presidió la construcción de la nave Argo, la mayor que se había construido hasta entonces.

También había dedicado su talento a las artes de la paz, y en Ática se le reconocían, entre otras nuevas, la invención del aceite de oliva, e incluso la introducción del olivo en el país. El olivo – se decía – era el regalo que había hecho al Ática para merecer que su pueblo la reconociese para merecer que su pueblo la reconociese por soberana. Posidón le disputaba esta soberanía, y cada uno trató de ofrecer al país el mejor regalo susceptible de acrecentar sus méritos. Posidón, de un golpe de tridente, hizo surgir un lago salado en la Acrópolis de Atenas. Atenea hizo que brotase allí un olivo. Los doce dioses, elegidos como árbitros dieron su preferencia al olivo y confirieron a Atenea la soberanía sobre el Ática.

Con frecuencia, Atenea era elegida como protectora y patrona de las ciudades. Además de Atenas, a la que se creía había dado su nombre, contaba con templos en la ciudadela de núcleos urbanos tales como Esparta, Mégara, Argos, etc. En Troya era objeto de un culto especial en forma de un ídolo antiquísimo llamado Paladio, ídolo que se consideraba como una garantía de la perennidad de la población. La toma de Troya no era posible sin antes haberse apoderado del Paladio; por eso Diomedes y Ulises se introdujeron en Troya durante la noche y robaron la estatua, privando de ello a la ciudad de su protección. Este Paladio era el mismo que, en época histórica, se conservaba en Roma, en el templo de Vesta, donde ejercía idéntica misión.

Tyto alba

Tyto alba (lechuza)

Atenea permaneció virgen, sin embargo se cuenta que tuvo un hijo de la siguiente manera: había ido a visitar a Hefesto en su fragua para procurarse armas, y el dios a quien Afrodita había abandonado se enamoró de Atenea en cuanto la vió y comenzó a perseguirla. Atenea huyó, pero Hefesto, a pesar de ser cojo, logró darle alcance y la cogió en sus brazos; pero ella se resistió. Sin embargo, Hefesto, en su deseo, mojó la pierna de la diosa, la cual asqueada se secó con lana y tiró la inmundicia al suelo.De la tierra así fecundada nació Erictonio, a quien Atenea consideró hijo suyo, lo educó y quiso hacerlo inmortal. Lo encerró en un cofre guardado por una serpiente y lo confió a las hijas del rey de Atenas.

Los atributos de Atenea eran la lanza, el casco y la égida. La égida era un bien del que participaba en común con Zeus. En su casco fijo la cabeza de la Gorgona, que le había dado Perseo y que tenía la virtud de troncar en piedra a quien la mirara. Su animal favorito era la lechuza; su planta, el olivo. Alta, de rasgos serenos, mas majestuosa que bella, Atenea es tradicionalmente descrita como la “diosa de ojos garzos”.

Dejamos ya al mochuelo y la lechuza y volvemos a la vitrina del pavo real, para referirnos a la corneja (Corvus corone). El nombre científico se compone del nombre latino para cuervo (corvus) y el griego para corneja (κορώνη). Este animal está relacionado con Corónide. Pierre Grimal, en su Diccionario de Mitología Griega y Romana, escribe:

La más célebre de las heroínas de este nombre es la hija de Flegias, rey de los lapitas. Fue amada por Apolo, del cual tuvo un hijo, Asclepio. Según una sagrada tradición – atestiguada por el peán de Isilo, que nos ha sido conservado por una inscripción de Epidauro -, se llamaba en realidad Egla, y se le había dado el sobrenombre de Corónide (la corneja) por su belleza. En esta tradición, Flegias no sería el rey tesalio del mismo nombre, sino un habitante de Epidauro casado con Cleomena, una tesalia hija de un tal Malo (tal vez hijo de Anfictión), y de la musa Erato.

Domenichino(DomenicoZampieri)-ApoloflechandoaCoronide

Apolo matando a Cornonis (1616-1618); fresco pasado a óleo y montado en tabla de 199, 4 x 89, 5 cm; Domenichino (1581-1641). National Gallery de Londres.

Pausanias, Descripción de Grecia, II, 26, 3:

Οτε δ παρεγνετο ς Πελοπννησον, επετο θυγτηρ ατ, λεληθυα τι τν πατρα τι ξ ᾿Απλλωνος εχεν ν γαστρ. Ως δ ν τ γ τ ᾿Επιδαυρων τεκεν, κτθησι τν παδα ς τ ρος τοτο δ Ττθιον νομζουσιν φ᾿ μν, τηνικατα δ καλετο Μρτιον· κκειμν δ δδου μν ο γλα μα τν περ τ ρος ποιμαινομνων αγν, φλασσε δ κων το απολου φρουρς. ᾿Αρεσθνας δὲ ὄνομα γρ τ ποιμνι τοτο ν ς τν ριθμν οχ ερισκεν μολογοντα τν αγν κα κων μα πεσττει τς πομνης, οτω τν ᾿Αρεσθναν ς πν φασιν φικνεσθαι ζητσεως, ερντα δ πιθυμσαι τν παδα νελσθαι· κα ς γγς γνετο, στραπν δεν κλμψασαν π το παιδς, νομσαντα δ εναι θεῖόν τι, σπερ ν, ποτραπσθαι. δ ατκα π γν κα θλασσαν πσαν γγλλετο τ τε λλα πσα βολοιτο ερσκειν π τος κμνουσι κα τι νστησι τεθνετας. Λγεται δ κα λλος π᾿ ατ λγος, Κορωνδα κουσαν ᾿Ασκληπιν ῎Ισχυι τ ᾿Ελτου συγγενσθαι, κα τν μν ποθανεν π ᾿Αρτμιδος μυνομνης τς ς τν ᾿Απλλωνα βρεως, ξημμνης δ δη τς πυρς ρπσαι λγεται τν παδα Ερμς π τς φλογς.

Cuando vino al Peloponeso le acompañaba su hija, que le tenía todavía oculto a su padre que estaba embarazada de Apolo. Cuando dio a luz en la región de Epidauro, expuso a su hijo en una montaña llamada Titio en nuestra época, y que entonces llamaban Mirtio; y mientras estaba expuesto le daba leche una cabra de las que pacen en el bosque y lo guardaba el perro guardián del rebaño. Cuando Arestanas – éste era el nombre del pastor – halló que lo le casaba el número el número se sus cabras y que al mismo tiempo el perro estaba ausente del rebaño, dicen que investigó todo, y al encontrar al niño sintió deseos de llevárselo; cuando estuvo cerca, vio que un resplandor salía del niño, y considerando que era algo divino, como precisamente era, se marchó. Al punto se extendió la noticia por la tierra y por el mar de que el niño hallaba todo lo que quería para los enfermos y que resucitaba a los muertos.

Se cuenta también otra leyenda sobre él: que Corónide, cuando estaba embarazada de Asclepio, tuvo relaciones con Isquis, hijo de Élato, y que murió a causa de Ártemis, que castigó el ultraje contra Apolo; y se dice que, cuando ya estaba encendida la pira, Hermes arrebató al niño de las llamas.

La traducción es de María Cruz Herrero Ingelmo, en Gredos.

corvus corone

Corvus corone (corneja)

Read Full Post »