Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10/09/16

tischbein onfale

Heracles y Ónfale (1754), óleo sobre lienzo de 216 x 166 cm., de Johann Heinrich Tischbein el Viejo. Neue Galerie – Museumslandschaft Hessen, Kassel.

Comentábamos en nuestro anterior capítulo el verso 151 θητεύειν ἐκόμισσεν Ἰαρδανίῃ ποτὲ νύμφῃ (llevara ante la ninfa hija de Járdano para que la sirviera) del poema Hero y Leandro de Museo, que estamos repasando ampliamente con las notas de José Guillermo Montes Cala, en su edición de Gredos. Dice Montes Cala que “la legendaria servidumbre de Heracles a Ónfale es el primer paradigma mítico del que se sirve Leandro para ilustrar el conocido tópico de la “esclavitud del amor” (o servitium amoris)”. Aportamos el texto de Apolodoro, Biblioteca Mitológica II, 6, 3.

Museo se inspiró posiblemente para este parangón mitológico en Aquiles Tacio II, 6, 1 ss.:

Ταῦτα διαλεγόμενος ἔλαθον ἐπιστὰς ἀπροοράτως τῇ κόρῃ καὶ ὠχρίασα ἰδὼν ἐξαίφνης, εἶτ᾿ ἐφοινίχθην: μόνη δ᾿ ἦν καὶ οὐδὲ ἡ Κλειὼ συμπαρῆν: ὅμως δ᾿ οὖν, ὡς ἂν τεθορυβημένος οὐκ ἔχων τί εἴπω ‘χαῖρε’, ἔφην, ‘δέσποινα.’ Ἡ δὲ μειδιάσασα γλυκὺ καὶ ἐμφανίσασα διὰ τοῦ γέλωτος ὅτι συνῆκε πῶς εἶπον τὸ ‘χαῖρε δέσποινα,’ εἶπεν ‘ἐγὼ σή; μὴ τοῦτ᾿ εἴπῃς.’ ‘Καὶ μὴν πέπρακέ μέ τίς σοι θεῶν, ὥσπερ καὶ τὸν Ἡρακλέα τῇ Ὀμφάλῃ.’ ‘Τὸν Ἑρμῆν λέγεις; ’τούτῳ τὴν πρᾶσιν ἐκέλευσεν ὁ Ζεύς,’ καὶ ἅμα ἐγέλασε. ‘Ποῖον Ἑρμῆν; τί ληρεῖς’ εἶπον ‘εἰδυῖα σαφῶς ὃ λέγω;’ Ὡς δὲ περιέπλεκον λόγους ἐκ λόγων, τὸ αὐτόματόν μοι συνήργησεν.

Enfrascado en este coloquio no caí en la cuenta de que, sin haberla visto llegar, estaba ante la joven, y al verla así de pronto perdí el color para ponerme después como la púrpura. Ella estaba sola y ni siquiera la acompañaba Clío. Sin embargo, como en mi turbación no supiese qué decir, exclamé: “- ¡Salud, mi dueña!” Y ella, sonriendo dulcemente y mostrando con su sonrisa que calaba la intención de mis palabras, preguntó: “-¿Yo tu dueña? ¡No digas eso!“-Es cierto: un dios me ha vendido a ti como Heracles fue vendido a Ónfale” “-¿Te refieres a Hermes?: a ése fue al que Zeus encargó la venta.” Y al mismo tiempo se echó a reír. “¿Qué Hermes? ¿Qué ocurrencia es ésa?”, exclamé, “bien sabes lo que quiero decir.” Y mientras yo pegaba así la hebra, el azar vino en mi ayuda.

Traducción de Máximo Brioso Sánchez, en Gredos.

heroidasalmamater

Por otro lado, ya en Ovidio, Heroidas IX, 103, se alude a Ónfale con esta misma perífrasis:

Haec tu Sidonio potes insignitus amictu

dicere? non cultu lingua retenta silet?

se quoque nympha tuis ornavit Dardanis armis

et tulit a capto nota tropaea viro.

¿Puedes tú relatar esto engalanado con un manto sidonio? ¿No callas tu lengua trabada por el atavío? También la ninfa Dardánide se adornó con tus armas y quitó a su cautivo esposo los nobles trofeos?

La traducción es de Francisca Moya del Baño, en Alma Mater (CSIC) quien dice en notas al pie:

Dardánide: se refiere a Ónfale. La conjetura Iardanis (en lugar de Dardanis) se explica porque “hija de Yárdano” la llama Apolodoro II, 6, 3. Pero bien es cierto que solamente Apolodoro nos transmite su nombre y no es inverosímil que pudiera llamarse Dárdano en vez de Yárdano, o que le diesen ambos nombres, por lo que prefiero Dardanis. Sin embargo, la explicación puede ser otra: Dardánide (troyana) es Ónfale, la lidia, en sentido lato.

Nobles trofeos: la clava y el arco, y la piel del león de Nemea con la que Hércules siempre iba cubierto.

 5. (No te pasa inadvertida Atalanta…). Con este segundo paradigma mítico Leandro quiere ahora ilustrar cómo la hýbris (ὕβρις) de la amada termina siendo castigada por los dioses de amor. Museo parece seguir aquí la versión arcadia, que ve en el mítico cazador Milanión (o Melanión) un abnegado servidor de Atalanta, la célebre cazadora hija del rey Jasio: cf. Teognis, (Elegías 1287 ss.):

ἀλλά σ᾿ ἐγὼ τρώσω φεύγοντά με, ὥς ποτέ φασιν

Ἰασίου κούρην, παρθένον Ἰασίην,

ὡραίην περ ἐοῦσαν ἀναινομένην γάμον ἀνδρῶν

φεύγειν ζωσαμένην. ἔργ᾿ ἀτέλεστα τέλει

πατρὸς νοσφισθεῖσα δόμων ξανθὴ Ἀταλάντη·

ὤιχετο δ᾿ ὑψηλὰς εἰς κορυφὰς ὀρέων

φεύγους᾿ ἱμερόεντα γάμον, χρυσῆς Ἀφροδίτης

δῶρα· τέλος δ᾿ ἔγνω καὶ μάλ᾿ ἀναινομένη.

 

Nicolas_ColombelHipomenesyAtalanta

Hipómenes y Atalanta (ca. 1680), óleo sobre lienzo de 141 x 127 cm., de Nicolas Colombel. Liechtenstein Museum, Viena.

Pero yo te heriré cuando huyas de mí, como dicen que en otro tiempo huyó la doncella, hija de Iasio, que se negaba a casarse con un hombre aunque ya tenía edad para ello; ciñéndose el cinturón esta rubia Atalanta realizó una inútil hazaña, escapando de la casa de su padre; y marchó a las elevadas cumbres de las montañas huyendo de la unión deseable, don de la dorada Afrodita: pero al fin la conoció aunque la rechazaba.

Traducción de Francisco Rodríguez Adrados, en Elegíacos y Yambógrafos Arcaicos  Alma Mater (CSIC).

Jenofonte, Cinegético I, 7:

Μειλανίων δὲ τοσοῦτον ὑπερέσχε φιλοπονίᾳ, ὥστε ὧν αὐτῷ ἀντερασταὶ ἐγένοντο οἱ τότε ἄριστοι τῶν τότε μεγίστων γάμων μόνος ἔτυχεν Ἀταλάντης.

Melanión excedía tanto en su amor por el trabajo que, aunque los mejores de su tiempo eran sus rivales en amores por la mayor boda sólo él consiguió a Atalanta.

Eurípides, fr. 530 (edición Nauck). Se trata de un texto del Mensajero en la tragedia perdida “Meleagro”, en el que describe cómo iban vestidos y qué armas llevaban los protagonistas de la caza del jabalí de Calidón:

Τελαμὼν δὲ χρυσοῦν αἰετὸν πέλτης ἔπι

πρόβλημα θηρός, βότρυσι δ᾿ ἔστεψεν κάρα,

Σαλαμῖνα κοσμῶν πατρίδα τὴν εὐάμπελον.

Κύπριδος δὲ μίσημ᾿, ᾿Αρκὰς ᾿Αταλάντη, κύνας

καὶ τόξ᾿ ἔχουσα, πελέκεως δὲ δίστομον

γένυν ἔπαλλ᾿ ᾿Αγκαῖος· οἱ δὲ Θεστίου

παῖδες τὸ λαιὸν ἴχνος ἀνάρβυλοι ποδός,

τὸ δ᾿ ἐν πεδίλοις, ὡς ἐλαφρίζον γόνυ

ἔχοιεν, ὃς δὴ πᾶσιν Αἰτωλοῖς νόμος.

Telamón tenía un águila dorada sobre su escudo como sello protector contra la fiera (el jabalí) y había envuelto la cabeza con uvas, honrando su patria de Salamina de hermosas viñas. La odiada por Cipris, la arcadia Atalanta, perros tenía y un arco, mientras un hacha de doble hoja Anqueo blandía y los hijos de Testio descalzos sólo en su pie izquierdo, en el otro pie calzados para disminuir el peso de la rodilla, como es la costumbre para todos los etolios.

euripidesnauck

Read Full Post »