Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8 enero 2017


werner-jaerger-2

Werner Jaeger

Seguimos en esta entrada con el apartado Sócrates, educador, dentro del capítulo II (La herencia de Sócrates), del libro III (En busca del centro divino), páginas 410, 411, 412 y 413, del libro Paideia, de Werner Jaeger.

No se sabe a qué edad comenzó Sócrates en su ciudad natal la actividad con que nos lo presentan plásticamente los diálogos de sus discípulos. Platón sitúa el escenario de sus charlas, en parte, hasta en la época de los comienzos de la guerra del Peloponeso, como ocurre, por ejemplo, en el Cármídes, en el que Sócrates aparece como si acabase de regresar de las duras batallas libradas delante de Potidea. Por aquel entonces, tenía ya cerca de treinta y ocho años; sin embargo, los comienzos de su actuación eran seguramente muy anteriores. Platón consideraba tan esencial el fondo vivo de sus diálogos, que hubo de pintarlo repetidas veces con las tintas más amables. Su medio no es el vacío abstracto y sustraído al tiempo de los locales escolásticos. Sócrates se mueve entre el trajín afanoso de la escuela atlética ateniense, del gimnasio, donde pronto se convierte en una figura nueva e indispensable, al lado del gimnasta y del médico. Sin embargo, no era el gimnasio la única escena indiferente de aquellos torneos dramáticos del pensamiento que llenaron la vida de Sócrates.

socrates-retrato

Existe cierta analogía interna entre el diálogo socrático y el acto de desnudarse para ser examinado por el médico o el gimnasta antes de lanzarse a la arena para el combate. Platón pone esta comparación en boca del mismo Sócrates. El ateniense de aquellos tiempos sentíase más en su medio en el gimnasio que entre las cuatro paredes de su casa, donde dormía y comía. Allí, bajo la luz diáfana del cielo griego, se reunían diariamente jóvenes y viejos para dedicarse al cultivo de su cuerpo. Los ratos de ocio en los descansos se dedicaban a la conversación. No sabemos si el nivel medio de aquellas conversaciones sería trivial o elevado; lo cierto es que las más famosas escuelas filosóficas del mundo, Academia y Liceo, llevan los nombres de dos famosos gimnasios de Atenas. Quien tenía algo que decir o algo que preguntar que consideraba de alcance general, y para lo que ni la asamblea popular ni el tribunal eran lugares adecuados, acudía a decírselo o a preguntárselo a sus amigos y conocidos en el gimnasio.

gimnasio

La tensión de espíritu que se estaba seguro de encontrar allí era un encanto constante. El hecho de frecuentar diversos establecimientos de esta clase procuraba la variación, y en Atenas había muchos gimnasios grandes y pequeños, públicos y privados. Un visitante asiduo de ellos como Sócrates, para quien lo interesante era el hombre en cuanto tal, conocía a todo el mundo, y entre los jóvenes sobre todo era difícil apareciese una cara nueva que no le llamase en seguida la atención y acerca de la cual no se informase. Nadie le igualaba en agudeza de observación para seguir los pasos a la juventud que se iba desarrollando. Era el gran conocedor de hombres, cuyas certeras preguntas servían de piedra de toque para pulsar todos los talentos y todas las fuerzas latentes y cuyo consejo buscaban para la educación de sus hijos los ciudadanos más respetables.

Sólo los simposios pueden compararse, por su importancia espiritual y en virtud de una antigua tradición, con los gimnasios. Por eso Platón y Jenofonte sitúan los diálogos de Sócrates en ambos sitios…

En estos sitios reinaba el ocio y el descanso. No podía florecer en ellos, a la larga, nada especial, ni era posible tampoco dedicarse allí a los negocios. En cambio, la atención se abría a los problemas humanos de carácter general.

Pero no era el contenido lo que le interesaba: el espíritu, con toda su fuerza flexible y su suave elasticidad, podía desplegarse y encontraba el interés de un círculo de oyentes en tensión crítica. Surgió así una gimnasia del pensamiento que pronto tuvo tantos partidarios y admiradores como la del cuerpo y que no tardó en ser reconocida como lo que ésta venía siendo ya desde antiguo: como una nueva forma de παιδεία.

disciplinaspentlaton

La “dialéctica” socrática era una planta indígena peculiar, la antítesis más completa del método educativo de los sofistas, que había aparecido simultáneamente con aquélla. Los sofistas son maestros peregrinantes venidos de fuera, nimbados por un halo de celebridad inaccesible y rodeados de un estrecho círculo de discípulos. Administran sus enseñanzas por dinero. Éstas recaen sobre disciplinas o artes específicas y se dirigen a un público selecto de hijos de ciudadanos acomodados deseosos de instruirse. La escena en que brillan los sofistas, en largo soliloquio, es la casa particular o el aula improvisada (En el diálogo de Platón Protágoras la casa de Calías se convierte en albergue de sofistas como el que da título al diálogo, Pródico e Hipias. Con el primero mantiene Sócrates un extenso diálogo sobre el carácter didáctico de la excelencia moral y política, es decir, de si la ἀρετή puede enseñarse o no).

Sócrates, en cambio, es un ciudadano sencillo, al que todo el mundo conoce. Su acción pasa casi inadvertida; la conversación con él se anuda casi espontáneamente, y como sin querer, a cualquier tema del momento. No se dedica a la enseñanza ni tiene discípulos; por lo menos así lo asegura. Sólo tiene amigos, camaradas. La juventud se siente fascinada por el filo tajante de aquel espíritu, al que no hay nada que se resista. Es para ella un auténtico espectáculo ateniense constantemente renovado, al que se asiste con entusiasmo, cuyo triunfo se celebra y que se procura imitar, intentando examinar a la gente del mismo modo en su propia casa que en el círculo de sus amigos y conocidos. Lo más escogido espiritualmente de la juventud ática se agrupa en torno a Sócrates. Nadie que se haya acercado a él puede sustraerse ya a la fuerza de atracción de su espíritu.

platon-dialogos

Pero sin tener en cuenta su preocupación por el bienestar del hombre concreto sobre el que en cada caso actúa no sería posible exponer lo que Sócrates dice. Aunque para la filosofía concebida al modo académico esto no sea esencial, Platón entiende que sí lo es para Sócrates. Y esto suscita en nosotros la sospecha de que corremos constantemente el peligro de enfocar su figura a través del medio de lo que nosotros llamamos filosofía. Es cierto que el propio Sócrates designa su “acción” – ¡qué palabra tan significativa! – con los nombres de “filosofía” y “filosofar”. Y asegura ante sus jueces, en la Apología platónica, que no se apartará de ella mientras viva y respire. Pero no debemos dar a esas palabras el significado que llegaron a adquirir en siglos posteriores, a la vuelta de una larga evolución: el de un método del pensar conceptual o el de un cuerpo o doctrina formado por tesis teóricas y susceptible de ser separado de la persona que lo ha construido. Contra esta posibilidad de separar la doctrina de la persona se manifiesta unánime toda la literatura de los socráticos.

la-muerte-de-socrates-jacques-philippe-jiseoh-de-saint-quentin-1792

 

La muerte de Sócrates (1762), óleo sobre lienzo de 140 x 115 cm., de Jacques Philippe Joseph de Saint Quentin. École Nationañe Supérieure des Beaux-Arts de París

Anuncios

Read Full Post »

tombatossals-tragapinyols

Tragapinyls, uno de los personajes de Tombatossals

Estamos ofreciendo el interesante y clarificador prólogo de Lluís Meseguer al Tombatossals, en Edicions 3 i 4. Continuamos con el epígrafe 2. Folclore y mitología: la voz de los siglos:

Nos encontramos, en definitiva, ante un pequeño y antiguo monumento literario procedente del folclore universal. Con otros nombres, prácticamente todos los países del mundo tienen gigantes mitológicos o legendarios similares; de hecho, la gigantización es uno de los procedimientos de idealización más conocidos de los cuentos y leyendas populares. En el esquema moral y religioso buenos / malos, tan habitual de los cuentos populares, los gigantes legendarios pueden ser héroes o antihéroes, humanizados o animalizados, pacíficos o violentos, bondadosos o monstruosos. Otros gigantes heroicos buenos, equivalentes evidentes de nuestro héroe mítico Tombatossals, pueden ser el egipcio Osiris, el hebreo Goliat, el griego Hércules, el hindú Hyndra, el francés Pantagruel, el búlgaro Kral Marko, el ruso Vertogor, el castellano Vuelcacerros …

Está claro que los otros personajes míticos del grupo de Tombatossals también tienen su origen en la imaginación mítica del folklore, según Josep Pascual Tirado tiene la delicadeza de indicarnos en el Proemio de la obra: la fuerza transformadora de la tierra de Arrancapins, el clima representado por el viento creativo de Bufanúvols, el eufemismo lluvioso y guerrero de Tragapinyols, la traviesa e ingenua infancia de Cagueme. Capítulo propio merece otra perla de la imaginación popular: la belleza femenina, ambigua y eterna, de la Serena de la Mar.

bufanuvols-alguero

Bufanúvols (2010) de Melchor Zapata. Elaborada en hierro el personaje de José Pascual Tirado alcanza un peso de tres toneladas con unas dimensiones de 4 metros de alto por 3 de ancho. Se trata de la tercera obra de la narración mitológica encargada al artista sevillano por la Comisión Organizadora de los Actos Conmemorativos del 750 aniversario de la Fundación de la Ciudad que completan ‘Arrancapins’ y ‘Tombatossals’. La originalidad de la pieza radica en la simbiosis entre la cabeza de corte más clásico con las formas más expresivas del cuerpo

Sin embargo, el interés de esta obra, y su radical originalidad, radica en el hecho de que el autor quiso incorporar una explicación mítica del origen histórico de la ciudad de Castellón de la Plana: su pertenencia a la medieval corona de Aragón. Así, el rey Barbut -personaje que recuerda, por supuesto, el rey Jaume I- vive en el castillo donde se encontraba un primitivo núcleo urbano de la ciudad de Castellón de la Plana; y la fiesta mayor actual de la ciudad se basa, precisamente, en una romería multitudinaria en aquel cerro, donde se encuentra la ermita de la Magdalena. Su hija, la Infanta, sella el nacimiento histórico de su “reino” al casarse, no con el gigante conquistador, sino con un “gentil caballero de Aragón”. Los nombres de sus hijos, Tahor y Casse, representan, leídos al revés, la huerta y el secano de la comarca de la Plana.

Tombatossals, además, es una especie de pequeña cosmogonía, de invención o fundación mágica del paisaje local. Las aventuras de la pandilla mágica alcanzan, conquistándolos o transformándolos, aquellos lugares económicamente o afectivamente esenciales del “reino” castellonense: las partidas del término municipal (por ejemplo, la representada por el atrabiliario personaje Garxolí del Senillar), el pinar y el puerto del Grau, el río Mijares, y las islas Columbretes. Los capítulos destinados a la conquista mítica de estas islas volcánicas constituyen, como podrás comprobar, una pequeña novela autónoma, llena de aventura, de gracia y de ironía.

la-infanta-hija-del-rey-barbut

La Infanta, hija del rey Barbut, de la película “Gigantes. La leyenda de Tombatossals”

3. El tesoro lingüístico de la cultura popular

Se puede afirmar que cada lengua da un estilo definitivo y diferente a cada sociedad humana. Y la cultura popular es el tesoro inicial. Los cuentos que contaban las abuelas a la lumbre durante las noches de invierno, las canciones de segar o las de cuna, la conversación colectiva en la calle durante las tardes de verano, las mojigangas, los disfraces de los carnavales o los romances de amor y de guerra, no sólo acompañaban las fiestas rituales o la soledad de la noche, sino también la ideología y la educación que precisaba cada momento o cada acto vital personal. Ocupaban un lugar mental y social que, evidentemente, ahora rellenamos con la televisión o la radio, aunque, en aquella cultura, la comunicación interpersonal era mucho más familiar, directa y participativa.

En este sentido, comprobarás que Tombatossals es una pequeña enciclopedia de un mundo en vías de extinción, el de la sociedad valenciana tradicional, representado por todo tipo de recetas gastronómicas, de canciones y versos populares, de juegos infantiles, de modismos y frases hechas, de refranes, de fiestas, de creencias y costumbres de todo tipo. Esta riqueza constituye, tal vez, el argumento o mensaje implícito de la obra.

garxoli-del-senillar-gigantes-la-leyenda-de-tombatossals

Garxolí del Senillar, el rival de Tombatossals. Dibujo de de la película “Gigantes. La leyenda de Tombatossals”

La sensación de descubrimiento nostálgico de este tesoro ya casi escondido por la historia se acrecienta con la aportación retórica quizás más importante: la ironía. O dicho de otro modo, la expresión lingüística de la manera irónica de entender y expresar la vida, capaz de los tres extremos a que suele tender esta figura retórica: la ostentación, la sátira y la autocrítica. En este sentido, se puede aducir, claro está, la evidente influencia del Tirant lo Blanch y otras obras cultas, pero el origen profundo de esta actitud mediterránea y vitalista es claramente popular: otra forma de la sabiduría de la sociedad rural valenciana en medio de la dureza del trabajo y de la vida. Así lo han demostrado históricamente, entre nosotros, instituciones festivas, como las fallas, y propiamente literarias, como el sainete.

dic-cat-val-bal

Ejemplo de búsqueda en el Diccionario Catalán-Valenciano-Balear: palabra  “mullatori”. Como se aprecia, se ofrece el único resultado del  valenciano que aparece en el  Tombatossals (= Pascual Tirado – BSCC = Boletín de la Sociedad Castellonense de Cultura, revista 167). La palabra pertenece al capítulo 3 que estamos analizando.

De todos modos, hay que decir que buena parte del tesoro lingüístico y moral de la obra se ha preservado históricamente por haber sido incluido en el monumental Diccionario Catalán-Valenciano-Balear comenzado por mosén Antoni Maria Alcover, autor también de una amplísima colección narrativa popular, titulado Rondaies mallorquines: una de ellas, es evidente, la versión mallorquina de nuestro Tombatossals. Baste decir que algunas locuciones, palabras o acepciones de ese ingente diccionario figuran con el ejemplo único de Josep Pascual Tirado.

alcoverrondaies

Read Full Post »

2017

Hecho nuestro recuerdo a la Jornada Mundial de la Paz, vamos con los otros elementos de esta miniserie: los aniversarios de diversos hechos o personalidades y el concierto de Año Nuevo de Viena.

En este año 2017 celebraremos el bicentenario de la fundación de los Hermanos Maristas por san Marcelino Champagnat (2 de enero), el centenario de la Revolución Rusa de Febrero (3 de marzo), el centenario de la aparición de la Virgen de Fátima en Portugal (13 de mayo) o el centenario de la Revolución Rusa de Octubre (7 de noviembre).

También nos acordaremos de la poetisa Gloria Fuertes, la cantante Ella Fitzgerald, los políticos John F. Kennedy, Ferdinand Marcos e Indira Gandhi, los actores Robert Mitchum, Fernando Rey, Ernest Borgnine y Manolo Gómez Bur, las actrices Jane Wyman, Danielle Darrieux, Zsa Zsa Gabor (fallecida apenas hace 15 días) y Joan Fontaine, los escritores Juan Rulfo, José Luis Sampedro y Augusto Roa Bastos, el pianista rumano Dinu Lipatti o el músico Dizzy Gillespie, que nacieron hace 100 años.

Por su parte, murieron en 1917 el pintor John William Waterhouse – de grandes obras de tema mitológico -, el ingeniero Ferdinand von Zeppelin, el músico Scott Joplin, la pianista venezolana Teresa Carreño, el político nacionalista catalán Enric Prat de la Riba, el pintor impresionista francés Edgar Degas, la espía Mata-Hari o el escultor, famoso por El Pensador,  Auguste Rodin.

fotogloriafuertes

gloriafuertes

Hace 200 años, en 1817, nació José Zorrilla, autor de Don Juan Tenorio, el escritor y filósofo estadounidense Henry David Thoreau, el poeta realista asturiano Ramón de Campoamor o el jurista, filólogo e historiador Theodor Mommsen, autor de Historia de Roma.

Y murieron el químico Martin Heinrich Klaproth, descubridor del uranio, el poeta extremeño Juan Meléndez Valdés, la escritora Jane Austen, autora de novelas como Sentido y sensibilidad, Orgullo y prejuicio, Emma o Persuasión.

jane-austen

Jane Austen (1775-1817)

jose_zorrilla

José Zorrilla (1817-1893)

ramondecampoamor

Ramón de Campoamor (1817-1901)

En 1617, hace 400 años, nació Bartolomé Esteban Murillo y murieron el pintor y grabador flamenco Hendrick Goltzius, la princesa indígena Pocahontas o Santa Rosa de Lima, patrona del Nuevo Mundo, Filipinas e Indias Occidentales y de numerosas ciudades, entidades y asociaciones sudamericanas.

En fin, el 8 de noviembre de 1517, hace casi 500 años, nació el Gonzalo Jiménez de Cisneros, el famoso cardenal Cisneros, aunque sólo sea por las calles a él dedicadas en muchas ciudades.

autorretrato-2murillo

Autorretrato (hacia 1670), óleo sobre lienzo de 122 x 107 cm.,de Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682). National Gallery, Londres

el_cardenal_cisneros_libertando_a_los_cautivos_de_oran

El cardenal Cisneros (1436-1517) libertando a los cautivos de Orán (1869), óleo sobre lienzo de 435 x 287 cm., de Francisco Jover y Casanova. Palacio del Senado, Madrid

Se cumplirán los sesquicentenarios (150 años) del nacimiento (1867) de los escritores Vicente Blasco Ibáñez, Luigi Pirandello y Rubén Darío, el director de orquesta Arturo Toscanini, el aviador Wilbur Wright, la actriz María Guerrero, los compositores Enrique Granados (hemos celebrado en 2016 el centenario de su muerte) y Umberto Giordano (autor de las óperas Mala vita, Andrea Chénier o Fedora), el arquitecto Josep Puig i Cadafalch, la química Marie Curie o de Vicent Ripollés, músico, sacerdote y maestro de capilla, que da nombre a la coral en la que canto.

Y en 2017 hará 150 años que murieron el pintor Jean-Auguste-Dominique Ingres, el emperador Maximiliano I de México, segundo emperador de México, el poeta Charles Baudelaire, el químico Michael Faraday o el político canario Leopoldo O’Donnell y Joris.

giordano

Umberto Giordano (1867-1948)

marie-curie

Marie Curie (1867-1934)

baudelaire

Charles Baudelaire (1821-1867)

Hace 250 años, en 1767, nacieron los políticos Luis Daoiz y Manuel Godoy, el lingüista Wilhelm von Humboldt y se cumplirán los 250 años del fallecimiento, el 25 de junio de 1767, del gran compositor Georg Philip Telemann a quien hemos dedicado en este blog artículos por alguna de sus obras, como la cantata El maestro de escuela o Ino.

Y, para no hacerlo más largo, en 1667 nacieron, y por tanto celebraremos el 350 aniversario, del cardenal Pietro Ottoboni o del escritor Jonathan Swift, autor de Los viajes de Gulliver.

Y murió el 22 de mayo de 1667 Fabio Chigi, que fue papa con el nombre de Alejandro VII.

Y, particularmente, celebraremos el centenario de la inauguración del actual edificio del IES Francesc Ribalta.

ribalta2

Hoy, 1 de enero, dentro de unas 11 horas, sonarán en la Sala Dorada (Grosser Saal) de la Musikverein de Viena los valses, polkas, oberturas, cuadrillas y galops de los miembros de la familia Strauss (Johann, sr., Johann jr. y Josef) y de compositores como Franz Lehár, Émile Waldteufel, Franz Von Suppé, Carl Michael Ziehrer y Otto Nicolai.

En esta ocasión, actuará el coro de la Singverein der Gesellschaft der Musikfreunde de Viena (esto es, la Asociación de canto de la Sociedad de Amigos de la Música).

La principal novedad será, no obstante, el debut como director de este evento del venezolano Gustavo Dudamel (1981), titular de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, de la Sinfónica de Gotemburgo y de la Sinfónica Simón Bolívar, de Caracas.

Lo hará a sus 36 años (los cumplirá el 26 de enero), convirtiéndose en el director que ha dirigido este concierto a edad más temprana.

dudamel

Gustavo Dudamel

Clemens Krauss, que dirigió en trece (13) ocasiones este emblemático concierto, lo hizo por primera vez en 1939, a los 45 (cumplió los 46 el 31 de marzo).

Josef Krips, que dirigió los conciertos de 1946 y 1947, lo hizo en la primera ocasión a los 43 años, pues cumplió los 44 el 8 de abril.

El concertino de la orquesta Willi Boskovsky, que dirigió el concierto nada menos que 25 veces, debutó en 1955 a los 45 años, pues cumplió los 46 el 16 de junio.

El gran Lorin Maazel, a quien tuvimos el privilegio y el gusto de ver dirigir, sin partitura, la “Titán” de Mahler en Castellón, apreciando los gestos de su cara, muchas veces en éxtasis, ha dirigido en 11 ocasiones a las huestes vienesas, debutando en 1980, con 49 años (cumplió los 50 años el 6 de marzo).

Herbert von Karajan, otro de los grandes de la dirección orquestal del siglo XX, únicamente dirigió este concierto en 1987, cuando tenía 78, pues cumplió los 79 el 5 de abril.

Claudio Abbado ha dirigido en dos ocasiones el concierto de Año Nuevo vienés, debutando en 1988 a los 54 años (cumplía los 55 el 26 de junio).

El elegante Carlos Kleiber dirigió en 1989, con 58 años – cumplió los 59 el 8 de julio- y 1992 a la centuria vienesa.

El indio Zubin Mehta, cinco veces director del concierto, debutó en 1990 con 53 años, pues cumplió los 54 el 29 de abril.

El napolitano Riccardo Muti, que nació un 28 de julio de 1941, ha dirigido el concierto cuatro ocasiones, debutando en 1993, a los 51 años.

El recientemente fallecido Nikolaus Harnoncourt (6 de diciembre de 1929-5 de marzo de 2016) lo dirigió en 2001 (a los 71 años) y en 2003.

El japonés Seiji Ozawa (nacido el 1 de septiembre de 1935) sólo ha dirigido una vez el concierto, en 2002, a los 66 años.

seiji-ozawa

Seiji Ozawa

El letón Mariss Jansons (Riga, 14 de enero de 1943), último director del concierto (2016), lo dirigió también en 2006, cuando le faltaban 13 días para cumplir 63 años, y 2012.

El veteranísimo director francés Georges Prêtre (14 de agosto de 1924) dirigió dos veces el concierto, en 2008 (¡cuando tenía 83 años!) y en 2010, a los ¡85! Ni que decir tiene que ha sido el más viejo en dirigirlo.

El bonaerense Daniel Baremboim, nacido el 15 de noviembre de 1942, ha dirigido a la Filarmónica vienesa el 1 de enero de 2009, con 66 años, y en 2014.

El austríaco Franz Welser-Möst (Linz, 16 de agosto de 1960) dirigió en 2011, con 50 años, y 2013 a sus compatriotas de Viena.

Por orden de juventud en dirigir el concierto de Año Nuevo, la serie sería:

Dudamel (36), Krips (43), Krauss y Boskovsky (45), Maazel (49), Welser-Möst (50), Mutti (51), Mehta (53), Abbado (54), Kleiber (58), Janssons (63), Baremboim, Ozawa (66), Harnoncourt (71), Karajan (78) y Prêtre (83).

El programa de este 1 de enero de 2017 lo componen las siguientes obras:

Franz Lehár, marcha Nechledil de la opereta “Wiener Frauen” (Mujeres de Viena)

Émile Waldteufel, Los Patinadores (todo un clásico), vals, opus 183

Johann Strauss, Jr., “S’ gibt nur a Kaiserstadt, s’ gibt nur a Wien” (Sólo hay una ciudad imperial, sólo hay una Viena). Polka, op. 291.

Josef Strauss, Winterlust (Placer de invierno), polka rápida, opus 121

Johann Strauss, Jr., Mephistos Höllenrufe (Gritos o Llamadas de Mefistófeles desde el cielo) vals, opus 101

Johann Strauss, Jr., So ängstlich sind wir nicht! (¡No tenemos tanto miedo!), polka rápida, opus 413.

emile-waldteufel

Émile Waldteufel (1837-1915)

PAUSA

Franz von Suppé, obertura de la opereta “Pique Dame” (La dama de picas)

Carl Michael Ziehrer, Hereinspaziert! (¡Entra!) vals de la opereta “Der Schätzmeister” (El tesorero), opus 518

Otto Nicolai, Mondaufgang (Salida de la Luna) o coro de la Luna de la opereta Die lustigen Weiber von Windsor (The Merry Wives of Windsor = Las alegres comadres de Windsor).

Johann Strauss, Jr., Pepita-Polka, opus. 138, Rotunde-Quadrille, opus 360 y “Die Extravaganten” (Los extravagantes), vals, opus 205, dedicado a los caballos lipizzanos de la Escuela Española de Equitación de Viena.

Johann Strauss, sen., Indianer-Galopp (Galop indio), opus 111

Josef Strauss, “Die Nasswalderin” (La muchacha de Nasswald), polka mazurka, opus 267.

Johann Strauss, Jr., Auf zum Tanze! (¡Al baile!) polka rápida, opus 436,

Tausend und eine Nacht (Las mil y una noches), vals sobre temas de la opereta “Indigo y Tik-Tak, polka rápida, opus 365.

Como de costumbre, seguirán el vals An der schönen blauen Donau (Al bello Danubio azul) de Johann Strauss, hijo y la Marcha Radetzky de Johann Strauss, padre.

Deseamos, pues, a nuestros lectores que el año 2017 empiece bien, siga mejor y finalice óptimo, lleno de paz y tranquilidad de ánimo, de salud y trabajo. Y, fieles a la tradición, hacemos extensiva a los lectores la bendición que Dios indicó a Moisés para que la aplicara a los israelitas:

Εὐλογήσαι σε Κύριος καὶ φυλάξαι σε, ἐπιφάναι Κύριος τὸ πρόσωπον αὐτοῦ ἐπὶ σὲ καὶ ἐλεήσαι σε, ἐπάραι Κύριος τὸ πρόσωπον αὐτοῦ ἐπὶ σὲ καὶ δῴη σοι εἰρήνην.

 Benedicat tibi Dominus et custodiat te! Illuminet Dominus faciem suam super te et misereatur tui! Convertat Dominus vultum suum ad te et det tibi pacem!

El Señor te bendiga y te guarde; ilumine el Señor su rostro sobre ti y te sea propicio; el Señor te muestre su rostro y te conceda la paz. (Números 6, 24-26)

Read Full Post »

« Newer Posts