Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18 julio 2013

Aviso a los lectores de este blog.

 

cerradovacaciones

Anuncios

Read Full Post »

insecta

Nos queda sólo realizar una pequeña aproximación onomástica a la clase de los insectos.

Los insectos pertenecen al reino Animalia, filo Arthropoda (de ἄρθρον “articulación” + ποδός “pie” = de patas articuladas), subfilo Hexapoda (ἕξ “seis” + ποδός “pie” = de seis patas), clase Insecta.

Los insectos se dividen en las subclases de entognatos (de – ἔνδον -, dentro y – γνάθος -, mandíbula, es decir con piezas bucales internas) y ectognatos (de – ἐκτός -, fuera y – γνάθος -, mandíbula, esto es con piezas bucales externas).

La subclase de los entognatos comprende los órdenes de:

–       Dipluros: Distribuidos por todo el mundo, viven por lo general en el suelo y suelen tener cuerpos blancos y alargados, piezas bucales trituradoras, largas antenas y carecen de ojos y alas. Hay unas 700 especies.

dipluro

–       Proturos: Insectos diminutos (de 0’5 a 2 mm) e incapaces de volar que se alimentan de materia orgánica en descomposición. Son despigmentados. Tienen cabezas en forma de cono y carecen de antenas; abdomen de 12 segmentos. Hay unas 200 especies.

proturo

–       Colémbolos: de 1 a 4 mm, cabeza con antenas cortas, ocelos y piezas bucales trituradoras. Los colémbolos tienen colores apagados, son capaces de saltar y suelen vivir en el suelo, donde se alimentan de materia vegetal en descomposición. Existen unas 2.000 especies.

colémbolo

Los ectognatos comprenden:

–  Tisanuros: formas ametábolas ápteras cubiertas de escamas. La ametabolia es una forma de desarrollo, propia de los hexápodos, en la que el individuo emerge del huevo con la morfología idéntica a la del adulto, sin metamorfosis. La palabra se compone de los elementos a(n)- de ἀ-/ἀν, “no”, + metá de μετά, “cambio” +-bol-(μετα) βολ(ή), “cambio” + el sufijo íā que indica “cualidad”. Constan de dos cercos y de un paracerco mediano peludo. Es un grupo artificial dividido en dos órdenes:

–  Arqueognatos: con cercos mucho más pequeños que el paracerco.

Archaeognatha

–  Zygentomos: con cercos casi tan largos como el paracerco. Ejemplo es el lepisma o pez de plata, que vive principalmente en los lugares húmedos de las casas. Hay unas 650 especies.

lepisma

Lepisma

–       Pterygota (del griego πτερυγωτόςalado): a su vez se subdividen en exopterigotos y endopterigotos.

  • Exopterigotos (πτερυγωτός – alados externos, de ἔξω “fuera”) heterometábolos en su desarrollo. Heterometábolo significa “otro (ἕτερος) metabolismo”. Se denomina también metamorfosis incompleta y, en ella, el insecto pasa por tres fases: huevo, ninfa e imago. Por su parte “metabolismo” es el conjunto de reacciones químicas que efectúan constantemente las células de los seres vivos con el fin de sintetizar sustancias complejas a partir de otras más simples, o degradar aquellas para obtener estas. La palabra se compone de metá de μετά, en griego “cambio”, + bol-/bel (- βολ-/ βελ-) de la raíz de βάλλω, en griego “lanzar” + el sufijo ismos, en griego “proceso o estado”.

Los heterometábolos se dividen en paurometábolos (παῦρος = pequeño, breve), cuyas ninfas y adultos viven en el mismo ambiente, como los saltamontes y grillos (ortópteros) y las chinches (hemípteros) y hemimetábolos (ἡμι de ἥμισυς = medio, mitad), en los que la ninfa, llamada náyade, y el insecto adulto viven en ambientes diferentes, como en los odonatos (libélulas y señoritas) o en las cigarras (homópteros).

taxonomia

 Realizamos ahora una nueva división en los exoperigotos:

– Paleópteros (de παλαιός, “antiguo” y πτερόν, “ala”). Las nervaduras alares son numerosas; las alas no pueden replegarse sobre el abdomen; el desarrollo es hemimetábolo.

– Neópteros (de νέος, “nuevo” y πτερόν, “ala”). Las alas pueden replegarse a lo largo del abdomen; las posteriores presentan una neala (zona membranosa detrás del campo anal).

Los paleópteros comprenden dos órdenes:

– Efemerópteros (de ἐφήμερος, “que dura un día” y πτερόν, “ala”). Así llamados porque su vida en la fase adulta es muy corta (horas o días). El adulto o imago, además, tiene las piezas bucales atrofiadas. Las alas posteriores están reducidas o ausentes. Como decimos, la vida de los adultos es muy corta; muchas especies viven menos de un día: emergen al atardecer y por la mañana han muerto; su única misión es el apareamiento y la puesta de los huevos. Son insectos frágiles con dos pares de alas: un par anterior de forma triangular y un par posterior de forma redondeada. Se reconocen 23 familias de efemerópteros, repartidas en 6 superfamilias y dos subórdenes. Viven sobre todo en medios húmedos. Unas 2.000 especies.

efemeróptero

Efemeróptero

Odonatos (de ὀδούς, ὀδόντος, “diente” y el sufijo latino –atus, -atum). Se dice de los insectos depredadores, con grandes ojos compuestos, abdomen largo y fino y dos pares de alas membranosas y transparentes; p. ej., las libélulas y los caballitos del diablo. Se caracterizan por presentar antenas cortas, una aguda visión y cuatro grandes alas que suelen tener brillantes colores. Presenta los subórdenes de los anisópteros (de ἄνισος, “desigual” y πτερόν, “ala”), como las libélulas; y los zigópteros (de ζυγόν, “yugo” y πτερόν, “ala”), como el caballito del diablo, que se diferencia de los odonatos porque sus alas en descanso se alinean junto al abdomen. Hay alrededor de 5.000 especies.

Libelula_encarnada

Libélula

caballitodeldiablo

Caballito del diablo

Los neópteros presentan tres divisiones:

– Polineópteros (de πολύς, en griego “mucho”, porque la neala presenta muchas nervaduras)

– Paraneópteros (de παρά, en griego “al lado, a lo largo”, pero que aquí significa ausencia de neala)

– Oligoneópeteros (de ὀλίγος, en griego” poco”, porque la neala está compuesta de una sola nervadura nunca ramificada). Pertenecen a los endopterigotos holometábolos.

En la división de los polineópteros hallamos nueve órdenes:

Plecópteros o perlas (de πλέκω, en griego “trenzar” y πτερόν = ala): Grupo de insectos primitivos cuyos primeros estadios se desarrollan en el agua. Los adultos suelen tener alas delicadas y transparentes y largas antenas. Desarrollo hemimetábolo, nocturnos; abdomen dotado de dos largos cercos filiformes. Larvas acuáticas y carnívoras. Hay unas 1.700 especies de plecópteros.

Embiópteros (en ν “en” + bio- βίος “vida” + pter(o)- πτέρον “ala”): Insectos pequeños que viven en grupos y son muy comunes en los trópicos. Construyen túneles revestidos de seda y redes debajo de las piedras y en el suelo. El nombre del orden significa “alas vivas”, y viene del hecho de que los machos pueden controlar el flujo de hemolinfa que da estructura a las alas, manteniéndose éstas rígidas y duras durante el vuelo y ablandándose al vaciarse mientra se mueven por los túneles. Es un orden de insectos pequeños con aparato bucal masticador, coloniales; viven en suelos tropicales en canales, como hemos dicho, revestidos con seda. Las alas son idénticas y velludas. Las hembras son ápteras (es decir, “sin alas”; de = “no, falta de” y πτερόν = ala) y se reproducen a menudo por partenogénesis. La partenogénesis (de partheno- παρθένος “muchacha”, “virgen” + géne-sis γένεσις “generación”) es un modo de reproducción de algunos animales y plantas, que consiste en la formación de un nuevo ser por división reiterada de células sexuales femeninas que no se han unido previamente con gametos masculinos.

embióptero

Embióptero

Ortópteros (de ortho- ρθός “recto” + pter(o)- πτέρον “ala”): Insectos saltadores, la mayoría de los cuales pueden usar sus alas delanteras para producir sonidos. Son paurometábolos frecuentemente fitófagos (phyt(o)-φυτόν “vegetal” + -phag(o)- φαγος “que come”). El pronoto es grande y cubre los lados; las alas anteriores están endurecidas y las posteriores son membranosas; el tercer par de patas está adaptado al salto. Subórdenes: Ensíferos – del latín ensis “espada” y fero “levar” -(grillos, grillo real), Celíferos o Acrídidos – del griego ἀκρίδιον, diminutivo de ἀκρίς, ἀκρίδος “langosta” -(saltamontes, langostas). Hay unas 18.000 especies.

grillo

Grillo (ortóptero ensífero)

saltamontes

Saltamontes (ortóptero ensífero)

langosta

Langosta (ortóptero celífero)

Read Full Post »

HypnosThanatosHermesySarpedoncrateraEufronio515a.C.Metropolitan

En el análisis de Las exequias de Sarpedón de Kavafis afrontamos ya el momento concreto de la Ilíada de Homero elegido por el poeta alejandrino para su obra. En XVI, 638 y siguientes, en efecto, se narra cómo queda el cuerpo de Sarpedón y cómo Zeus ordena a Apolo lavar su cadáver:

Y ya ni un hombre perspicaz hubiera conocido al divino Sarpedón, pues los dardos, la sangre y el polvo lo cubrían desde los pies a la cabeza. Agitábanse todos alrededor del cadáver como en la primavera zumban las moscas en el establo por cima de las escudillas, cuando los tarros rebosan de leche: de igual manera bullían aquéllos en torno al muerto. Zeus no apartaba los refulgentes ojos de la dura contienda: y contemplando a los guerreros, revolvía en su ánimo muchas cosas acerca de la muerte de Patroclo: vacilaba entre si el esclarecido Héctor debería matar con el bronce a Patroclo sobre Sarpedón, igual a un dios, y quitarle la armadura de los hombros, o convendría extender la terrible pelea. Y considerando como lo más conveniente que el bravo escudero de Aquileo Pelida hiciera arredrar a los teucros y a Héctor, armado de bronce, hacia la ciudad y quitara la vida a muchos guerreros, comenzó por infundir timidez en Héctor, el cual subió al carro, se puso en fuga y exhortó a los demás teucros a que huyeran, porque había conocido hacia qué lado se inclinaba la balanza sagrada de Zeus. Tampoco los fuertes licios osaron resistir, y huyeron todos al ver a su rey herido en el corazón y echado en un montón de cadáveres, pues cayeron muchos hombres a su alrededor cuando el Cronión avivó el duro combate. Los aqueos quitáronle a Sarpedón la reluciente armadura de bronce y el esforzado hijo de Menetio la entregó a sus compañeros para que la llevaran a las cóncavas naves. Y entonces Zeus, que amontona las nubes, dijo a Apolo:

-¡Ea, querido Febo Apolo! Ve y después de sacar a Sarpedón de entre los dardos, límpiale la negra sangre; condúcele a un sitio lejano y lávale en la corriente de un río, úngele con ambrosía, ponle vestiduras divinas y entrégalo a los veloces conductores y hermanos gemelos: el Hipno y la Muerte. Y éstos transportándolo con presteza, lo dejarán en el rico pueblo de la vasta Licia. Allí sus hermanos y amigos le harán exequias y le erigirán un túmulo y un cipo, que tales son los honores debidos a los muertos.

SueñoyMuertellevandoaSarpedon.

Así dijo, y Apolo no desobedeció a su padre. Descendió de los montes ideos a la terrible batalla y en seguida, levantó al divino Sarpedón de entre los dardos, y conduciéndole a un sitio lejano, lo lavó en la corriente de un río, ungiólo con ambrosía, púsole vestiduras divinas y entrególo a los veloces conductores y hermanos gemelos: el Hipno y la Muerte. Y éstos, transportándolo con presteza, lo dejaron en el rico pueblo de la vasta Licia.

Todas las traducciones de la Ilíada son de Luis Segalà.

El poema de Kavafis se centra en el “arreglo” del cadáver de Sarpedón realizado por Apolo. Primero, no obstante, como Homero narra nos dice que Patroclo (Meneciades, ya que Patroclo es hijo de Menecio) y los aqueos quieren el cadáver de Sarpedón para ultrajarlo.

Pero la base del poema es la labor de empleado funerario que realiza Apolo. Recordemos las órdenes de Zeus en la Ilíada:

εἰ δ᾿ ἄγε νῦν φίλε Φοῖβε, κελαινεφὲς αἷμα κάθηρον

ἐλθὼν ἐκ βελέων Σαρπηδόνα, καί μιν ἔπειτα

πολλὸν ἀπὸ πρὸ φέρων λοῦσον ποταμοῖο ῥοῇσι

χρῖσόν τ᾿ ἀμβροσίῃ, περὶ δ᾿ ἄμβροτα εἵματα ἕσσον· 

πέμπε δέ μιν πομποῖσιν ἅμα κραιπνοῖσι φέρεσθαι

ὕπνῳ καὶ θανάτῳ διδυμάοσιν, οἵ ῥά μιν ὦκα

θήσους᾿ ἐν Λυκίης εὐρείης πίονι δήμῳ,

ἔνθά ἑ ταρχύσουσι κασίγνητοί τε ἔται τε

τύμβῳ τε στήλῃ τε· τὸ γὰρ γέρας ἐστὶ θανόντων.

 

– ¡Ea, querido Febo Apolo! Ve y después de sacar a Sarpedón de entre los dardos, límpiale la negra sangre; condúcele a un sitio lejano y lávale en la corriente de un río, úngele con ambrosía, ponle vestiduras divinas y entrégalo a los veloces conductores y hermanos gemelos: el Hipno y la Muerte. Y éstos transportándolo con presteza, lo dejarán en el rico pueblo de la vasta Licia. Allí sus hermanos y amigos le harán exequias y le erigirán un túmulo y un cipo, que tales son los honores debidos a los muertos.

 Pues bien, en Kavafis Apolo lava en el río el cadáver del héroe del polvo y sangre (en Homero no se cita el polvo y la sangre):

Του ήρωος τον νεκρό μ᾿ευλάβεια και με λύπη

σηκώνει ο Φοίβος και τον πάει στον ποταμό.

Τον πλένει από τες σκόνες κι απ᾿ τα αίματα·

El cadáver del héroe con respeto y dolor

levanta Febo y hasta el río lo lleva.

Lo lava del polvo y de la sangre,

sarpedon

Limpia sus heridas sin dejar rastro (esto no aparece en Homero):

κλείει τες φοβερές πληγές, μη αφίνοντας
κανένα ίχνος να φανεί·

restaña las heridas espantosas, hasta no dejar

visible traza alguna; 

Lo perfuma con ambrosía y lo viste con olímpica mortaja (en Homero los vestidos son divinos o inmortales – ἄμβροτα εἵματα -):

της αμβροσίας / τ᾿αρώματα χύνει επάνω του· και με λαμπρά
Ολύμπια φορέματα τον ντύνει.

derrama sobre él perfumes de ambrosía y con espléndidos

olímpicos ropajes lo amortaja.

 

Blanquea su piel y peina sus cabellos (innovación de Kavafis, pues Homero no habla de este detalle):

Το δέρμα του ασπρίζει· και με μαργαριταρένιο
χτένι κτενίζει τα κατάμαυρα μαλλιά.

Deja blanca su piel; y con un peine de aljófar

peina sus negros cabellos.

Reclina los miembros de Sarpedón y lo acomoda en un carro dorado (nueva innovación de Kavafis):

Τα ωραία μέλη σχηματίζει και πλαγιάζει.
Τώρα σαν νέος μοιάζει βασιλεύς αρματηλάτης –
στα εικοσιπέντε χρόνια του, στα εικοσιέξη –
αναπαυόμενος μετά που εκέρδισε,
μ᾿άρμα ολόχρυσο και ταχυτάτους ίππους,
σε ξακουστόν αγώνα το βραβείον.

Sus miembros hermosos coloca y reclina.

Ahora un joven rey parece a las riendas de su carro –

en sus veinticinco, veintiséis años –

reposando tras haber logrado,

con un carro todo en oro y velocísimos corceles,

la victoria en glorioso certamen.

Sarpedon_Louvre

Ordena a Sueño y Muerte que lleven el cuerpo a Licia (como en Homero):

Έτσι σαν που τελείωσεν ο Φοίβος
την εντολή του, κάλεσε τους δυο αδελφούς
τον Ύπνο και τον Θάνατο, προστάζοντάς τους
να παν το σώμα στην Λυκία, τον πλούσιο τόπο.

Así, cuando cumplió Febo

su misión, llamó a sus dos hermanos,

a Sueño y Muerte, ordenándoles

llevar el cuerpo a Licia, tierra opulenta.

En Licia el cadáver es honrado con honores, trenos y libaciones. Aquí Kavafis recoge las palabras de Zeus:

ἔνθά ταρχύσουσι κασίγνητοί τε ἔται τε

τύμβῳ τε στήλῃ τε· τὸ γὰρ γέρας ἐστὶ θανόντων

Allí sus hermanos y amigos le harán exequias y le erigirán un túmulo y un cipo, que tales son los honores debidos a los muertos.

Finalmente se le construye un túmulo y una estela, obra de artesanos y canteros (también en Homero):

κ᾿έπειτα έμπειροι απ᾿την πολιτείαν εργάται,
και φημισμένοι δουλευταί της πέτρας
ήλθανε κ᾿έκαμαν το μνήμα και την στήλη.

Llegaron luego expertos artesanos de la ciudad

y afamados canteros que

el túmulo erigieron y la estela.

HypnosySarpedonLecito440a.C.

Read Full Post »

riberavenusyadonis

La tercera obra escogida de Ribera es Venus y Adonis (o La muerte de Adonis), un óleo sobre lienzo, de 179 x 262 cm, que alberga la Sala 7 (Camera Verde) de la Galleria Nazionale d’Arte Antica, ubicada en el Palazzo Corsini, de Roma. Está firmado y fechado: JUSEPE DE RIBERA, ESPAÑOL VALENCIANO / F. 1637.

Giorgia Mancini, en la colección Los Grandes Genios del Arte que editó el periódico El Mundo, nos dice:

Representa un famoso episodio mitológico narrado por Ovidio en el Libro X de las Metamorfosis: Adonis, nacido de la corteza de Mirra, que había sido transformado en arbusto, se había convertido en un joven de rara belleza y apasionado por la caza. Por error, Amor había herido a Venus con una flecha y la diosa se había enamorado del muchacho. Para Adonis, sin embargo, la pasión por la caza era más fuerte y a pesar de sus abrazos, caricias y advertencias, marchó a una cacería del jabalí que tuvo un final fatal. El animal, enfurecido al verse atacado, le dio una dentellada que le produjo una herida mortal en la ingle. Acudió la diosa, pero demasiado tarde: no pudo sino realizar una de las frecuentes metamorfosis botánicas de la mitología, y transformó la sangre del amado en las rojas flores de la anémona.

anémona

Ribera muestra el momento más dramático del episodio: Venus corre desesperada al lugar del fatal suceso, hallando el cuerpo de su amado exánime en el suelo. Junto a la diosa se vislumbra a una de sus palomas, que se vuelve a contemplar la tragedia; a la derecha se ve al perro del joven olisqueando su mano. El manto rojo que cubre a Adonis se extiende en una línea que sigue el horizonte, saliendo en diagonal de abajo a la izquierda e incluyendo al joven, como para anclarlo al suelo. El gesto de la diosa, con los brazos extendidos y las ropas agitadas en la carrera, repite la dirección diagonal del paisaje.

Ya a partir del siglo XIV algunos textos comparaban la muerte de Adonis con la de Cristo. En su famoso poema titulado Adonis, Giovan Battista Marino describe la herida mortal en el costado izquierdo del joven, igual que la de Cristo. En el cuadro, la herida es por el contrario bien visible en el costado derecho, justo encima del manto rojo.

Vamos con otros ejemplos de cuadros con el tema de Adonis y Venus.

Tiziano pintó también un Venus y Adonis, datado en 1553; es un óleo sobre lienzo de 186 x 207 cm. que se conserva en El Prado. Leemos aquí,

La relación entre Felipe II y Tiziano se inició en 1550 y no con buen pie ya que el retrato del entonces príncipe, en opinión de éste, se había hecho demasiado deprisa. Pero esto no fue determinante para la fecunda relación futura entre ambos, ni para que el monarca español encargara una delicada serie de obras destinadas a decorar sus habitaciones privadas; se denominan genéricamente las Poesías y tienen como objetivo mostrar a la mujer desnuda desde diferentes perspectivas. Se inspiraría en la “Metamorfosis” de Ovidio para representar escenas mitológicas con un contenido claramente erótico. Felipe II se libera así de parte de esa fama de ser oscuro y casi inhumano que le ha caracterizado. La sociedad española de los siglos XVI y XVII sería muy propensa a la dualidad: se pregonaba una actitud y se realizaba la contraria.

tizianovenusyadonis

Venus y Adonis (1553) de Tiziano. Museo del Prado, Madrid

Si Dánae aparece de frente, la figura femenina en Venus y Adonis se encuentra de espaldas, intentando retener a su amado que, cuando se marche de caza, encontrará la muerte. Las figuras se insertan perfectamente en un paisaje, abandonando Tiziano los estudios arquitectónicos empleados en el Quattrocento para obtener efectos de perspectiva. Ahora las escenas son más naturales y verosímiles. La tensión existente entre ambas figuras parece anticipar el Barroco, así como la diagonal que organiza la composición. El situar a Venus y a Adonis en primer plano hace recordar los altorrelieves romanos. La luz incide directamente sobre la pareja y deja la zona de bosque en semipenumbra.

En la página del Museo del Prado leemos sobre este cuadro de Tiziano:

Venus, diosa clásica del Amor y la Belleza, consciente del destino mortal de su amado Adonis intenta persuadirle para que no salga a cazar.

Tiziano realizó para Felipe II una serie de pinturas conocidas como “Poesías” inspiradas en textos clásicos, principalmente las Metamorfosis de Ovidio. Además de las dos del Museo Prado –Danae y, Venus y Adonis (P422)-, figuraban Diana y Acteón y Diana y Calixto (Edimburgo, National Gallery), El rapto de Europa (Boston, Isabella Stewart Gardner Museum) y Perseo y Andrómeda (Londres, Colección Wallace). Fue Tiziano quien eligió los temas de las obras y las bautizó como “Poesías”, concebidas como pinturas para deleite de los sentidos ajenas a interpretaciones simbólicas o morales.
Las “Poesías” se citan en los inventarios del Alcázar de Madrid desde 1623. Ingresaron en las colecciones del Museo del Prado en 1827.

Rubens representa también los amores de Venus y Adonis con un cuadro de 1630; un óleo sobre lienzo de 197’5 x 242’9 cm. conservado en el Metropolitan Museum of Art.

venusyadonisRubens

Venus y Adonis (1630) de Rubens. Metropolitan Museum of Art

De nuevo Artehistoria nos ofrece la siguiente información sobre la obra de Rubens:

Si creemos a Pacheco, el suegro de Velázquez, Rubens copió todos los cuadros de Tiziano durante su estancia en la corte madrileña, entre 1628 y 1629. El estudio de la pintura del maestro de la escuela veneciana fue muy fructífero para el flamenco ya que en Tiziano encuentra la técnica que confirma su propio ideal artístico: un tratamiento colorista obtenido gracias a pequeños golpes de color y breves pinceladas, como si de un mosaico líquido se tratara.Entre las escenas mitológicas que Rubens copió en Madrid se encuentra el Venus y Adonis que hoy guarda el Museo del Prado. La copia desgraciadamente ha desaparecido, pero nos podemos hacer una idea aproximada de cómo era gracias a esta versión pintada años más tarde.Tomando como fuente la “Metamorfosis” de Ovidio, se narra la historia de Adonis: Venus y Perséfone se prendaron de su belleza y tuvo que ser Zeus quien zanjara la cuestión, decidiendo que Adonis viviera un tercio del año con Afrodita, el otro con Perséfone y el tercero donde quisiera. Sin embargo, los dos tercios del año los pasaba Adonis en compañía de Afrodita. Por razones desconocidas, Artemisia montó en cólera contra el joven muchacho y durante una cacería envió contra él un jabalí, que lo hirió mortalmente. De esta manera, Perséfone, diosa de los Infiernos, disfrutaría en exclusiva del joven.En la composición del Metropolitan observamos cómo la diosa sujeta al joven cazador para evitar su desgraciado final, al igual que Cupido, mientras Adonis, de espaldas, se gira para tranquilizar a su amada, resultando muy interesante el juego de miradas entre ambos personajes. Delante del cazador observamos una pareja de perros dispuesta a emprender la marcha.La estructura de la composición es un marcado triángulo que tiene como uno de sus vértices la cabeza del bello joven, esquema habitual del Renacimiento. Sin embargo, el dinamismo del conjunto y la disposición en diagonal de Venus son elementos habituales del Barroco. Las monumentales figuras se hallan en un paisaje cargado de poesía donde observamos una amplia perspectiva, pudiendo aludir a la transformación final de Adonis en un elemento del ciclo de la naturaleza, situándonos ante una escena de contenido simbólico.

 

rubensVenusyAdonis

Venus y Adonis (1614) de Rubens. Museo del Hermitage

Read Full Post »

muertedesocrates

Finalizamos en este capítulo la emotiva narración de los últimos momentos de la vida de Sócrates, hecha por su discípulo Platón en su diálogo Fedón.

καὶ ἅμ᾽ εἰπὼν ταῦτα ἐπισχόμενος καὶ μάλα εὐχερῶς καὶ εὐκόλως ἐξέπιεν. καὶ ἡμῶν οἱ πολλοὶ τέως μὲν ἐπιεικῶς οἷοί τε ἦσαν κατέχειν τὸ μὴ δακρύειν, ὡς δὲ εἴδομεν πίνοντά τε καὶ πεπωκότα, οὐκέτι, ἀλλ᾽ ἐμοῦ γε βίᾳ καὶ αὐτοῦ ἀστακτὶ ἐχώρει τὰ δάκρυα, ὥστε ἐγκαλυψάμενος ἀπέκλαον ἐμαυτόνοὐ γὰρ δὴ ἐκεῖνόν γε, ἀλλὰ τὴν ἐμαυτοῦ τύχην, οἵου ἀνδρὸς ἑταίρου ἐστερημένος εἴην. δὲ Κρίτων ἔτι πρότερος ἐμοῦ, ἐπειδὴ οὐχ οἷός τ᾽ ἦν κατέχειν τὰ δάκρυα, ἐξανέστη. Ἀπολλόδωρος δὲ καὶ ἐν τῷ ἔμπροσθεν χρόνῳ οὐδὲν ἐπαύετο δακρύων, καὶ δὴ καὶ τότε ἀναβρυχησάμενος κλάων καὶ ἀγανακτῶν οὐδένα ὅντινα οὐ κατέκλασε τῶν παρόντων πλήν γε αὐτοῦ Σωκράτους.

ἐκεῖνος δέ, —οἷα, ἔφη, ποιεῖτε, θαυμάσιοι. ἐγὼ μέντοι οὐχ ἥκιστα τούτου ἕνεκα τὰς γυναῖκας ἀπέπεμψα, ἵνα μὴ τοιαῦτα πλημμελοῖεν·καὶ γὰρ ἀκήκοα ὅτι ἐν εὐφημίᾳ χρὴ τελευτᾶν. ἀλλ᾽ ἡσυχίαν τε ἄγετε καὶ καρτερεῖτε.

Y después de decir estas palabras, lo bebió conteniendo la respiración, sin repugnancia y sin dificultad.

Hasta este momento la mayor parte de nosotros fue lo suficientemente capaz de contener el llanto; pero cuando le vimos beber y cómo lo había bebido, ya no pudimos contenernos. A mí también, y contra mi voluntad, caíanme las lágrimas a raudales, de tal manera que, cubriéndome el rostro, lloré por mí mismo, pues ciertamente no era por aquél por quien lloraba, sino por mi propia desventura, al haber sido privado de tal amigo. Critón, como aún antes que yo no había sido capaz de contener las lágrimas, se había levantado. Y Apolodoro, que ya con anterioridad no había cesado un momento de llorar, rompió a gemir entonces, entre lágrimas y demostraciones de indignación, de tal forma que no hubo nadie de los presentes, con excepción del propio Sócrates, a quien no conmoviera.

Pero entonces nos dijo:

-¿Qué es lo que hacéis, hombres extraños? Si mandé afuera a las mujeres fue por esto especialmente, para que no importunasen de ese modo, pues tengo oído que se debe morir entre palabras de buen augurio. Ea, pues, estad tranquilos y mostraos fuertes.

 

La muerte de Socrates

La muerte de Sócrates (1872), de Daniel Hernández Morillo

καὶ ἡμεῖς ἀκούσαντες ᾐσχύνθημέν τε καὶ ἐπέσχομεν τοῦ δακρύειν. δὲ περιελθών, ἐπειδή οἱ βαρύνεσθαι ἔφη τὰ σκέλη, κατεκλίνη ὕπτιοςοὕτω γὰρ ἐκέλευεν ἄνθρωποςκαὶ ἅμα ἐφαπτόμενος αὐτοῦ οὗτος δοὺς τὸ φάρμακον, διαλιπὼν χρόνον ἐπεσκόπει τοὺς πόδας καὶ τὰ σκέλη, κἄπειτα σφόδρα πιέσας αὐτοῦ τὸν πόδα ἤρετο εἰ αἰσθάνοιτο, δ᾽ οὐκ ἔφη. καὶ μετὰ τοῦτο αὖθις τὰς κνήμας· καὶ ἐπανιὼν οὕτως ἡμῖν ἐπεδείκνυτο ὅτι ψύχοιτό τε καὶ πήγνυτο. καὶ αὐτὸς ἥπτετο καὶ εἶπεν ὅτι, ἐπειδὰν πρὸς τῇ καρδίᾳ γένηται αὐτῷ, τότε οἰχήσεται.

ἤδη οὖν σχεδόν τι αὐτοῦ ἦν τὰ περὶ τὸ ἦτρον ψυχόμενα, καὶ ἐκκαλυψάμενοςἐνεκεκάλυπτο γάρεἶπεν δὴ τελευταῖον ἐφθέγξατο

Κρίτων, ἔφη, τῷ Ἀσκληπιῷ ὀφείλομεν ἀλεκτρυόνα· ἀλλὰ ἀπόδοτε καὶ μὴ ἀμελήσητε.

ἀλλὰ ταῦτα, ἔφη, ἔσται, Κρίτων· ἀλλ᾽ ὅρα εἴ τι ἄλλο λέγεις.

ταῦτα ἐρομένου αὐτοῦ οὐδὲν ἔτι ἀπεκρίνατο, ἀλλ᾽ ὀλίγον χρόνον διαλιπὼν ἐκινήθη τε καὶ ἄνθρωπος ἐξεκάλυψεν αὐτόν, καὶ ὃς τὰ ὄμματα ἔστησεν· ἰδὼν δὲ Κρίτων συνέλαβε τὸ στόμα καὶ τοὺς ὀφθαλμούς.

ἥδε τελευτή, Ἐχέκρατες, τοῦ ἑταίρου ἡμῖν ἐγένετο, ἀνδρός, ὡς ἡμεῖς φαῖμεν ἄν, τῶν τότε ὧν ἐπειράθημεν ἀρίστου καὶ ἄλλως φρονιμωτάτου καὶ δικαιοτάτου.

Y, al oírle nosotros, sentimos vergüenza y contuvimos el llanto. El, por su parte, después de haberse paseado, cuando dijo que se le ponían pesadas las piernas, se acostó boca arriba, pues así se lo había aconsejado el hombre. Al mismo tiempo, el que le había dado el veneno le cogió los pies y las piernas y se los observaba a intervalos. Luego, le apretó fuertemente el pie y le preguntó si lo sentía. Sócrates dijo que no. A continuación hizo lo mismo con las piernas, y yendo subiendo de este modo, nos mostró que se iba enfriando y quedándose rígido. Y siguióle tocando y nos dijo que cuando le llegara al corazón se moriría.

Tenia ya casi fría la región del vientre cuando, descubriendo su rostro -pues se lo había cubierto -, dijo éstas, que fueron sus últimas palabras:

-Oh Critón, debemos un gallo a Asclepio. Pagad la deuda, y no la paséis por alto.

-Descuida, que asi se hará – le respondió Critón -. Mira si tienes que decir algo más.

A esta pregunta de Critón ya no contestó, sino que, al cabo de un rato, tuvo un estremecimiento, y el hombre le descubrió: tenía la mirada inmóvil. Al verlo, Critón le cerró la boca y los ojos.

Asi fue, oh Equécrates, el fin de nuestro amigo, de un varón que, como podriamos afirmar, fue el mejor a más de ser el más sensato y justo de los hombres de su tiempo que tratamos.

tarasshevchenkomuertedesocrates

La muerte de Sócrates de Taras Shevchenko

Y tras la muerte de Sócrates, con la que Schaunard compara la muerte del lorito al que tenía que matar tocando, pero que liquidó con perejil, vamos con otra pincelada, en este caso, latina, ya que se trata de un verso de un gran poeta.

Estamos en el Acto II.

(Molta gente entra da ogni parte e si aggira per il piazzale, poi si raduna nel fondo. Colline, Schaunard e Marcello escono dal caffè portando fuori una tavola; li segue un cameriere colle seggiole; i borghesi al tavolo vicino, infastiditi dal baccano che fanno i tre amici, dopo un po’ di tempo s’alzano e se ne vanno. S’avanzano di nuovo Rodolfo e Mimì, questa osserva un gruppo di studenti.)

RODOLFO

(con dolce rimprovero, a Mimì) Chi guardi?

COLLINE

Odio il profano volgo al par d’Orazio.

MIMÌ

(a Rodolfo) Sei geloso?

RODOLFO

All’uom felice sta il sospetto accanto.

SCHAUNARD

Ed io, quando mi sazio, vo’ abbondanza di spazio…

Horacio Odi profanum vulgus et arceo

(Mucha gente por todas partes, va de aquí para allá de la pequeña placita; luego, se reúnen al fondo. Colline, Schaunard y Marcelo  salen del café llevando una mesa; les  sigue un camarero con las sillas. Los burgueses de la mesa de al lado, fastidiados por el ruido, se levantan y se van, al poco rato. Avanzan Rodolfo y Mimí; ella  observa a un grupo de estudiantes)

RODOLFO

(Con un dulce reproche a Mimí)  ¿A quién miras?

COLLINE

Odio al vulgo profano, igual que Horacio.

MIMÍ

(A Rodolfo) ¿Estás celoso?

RODOLFO

Al hombre feliz la sospecha  siempre acecha.

SCHAUNARD

Yo, cuando me he saciado, quiero abundancia de espacio…

horacioodasyepodos

Read Full Post »