Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 noviembre 2014

oberturaariadna

En en análisis de la obra straussiana vamos con la obertura, que sólo dura 2 minutos y 20 segundos, más o menos. Para este artículo de la serie hemos utilizado el magnífico trabajo de la Fundación del Teatro La Fenice de Venecia.

Aquí tenemos la primera entrega de una versión en la que podemos seguir la partitura. La obertura va de 0′ 05″ a 2′ 28″

Los primeros compases son un retrato del personaje del compositor, y se forman de la unión de dos temas distintos. El ímpetu pasional y el perfil ascendente del primer tema son una imagen del ardor de la juventud y la pulsión erótica de este papel in travesti, interpretado por una mezzosoprano, mientras que el segundo tema de tendencia sollozante, se relaciona con su derrota ante la imposibilidad de realizar sus propios ideales estéticos. A hacer de contrapunto al segundo motivo, que, como veremos más adelante, aparece en la Ópera, suena en los fagots y trompas un místico tema ascendente que anunciará la entrada en escena de Baco y que llamaremos el “motivo de la muerte”.

Poco después es expuesto un tercer tema, un oscilante motivo de tresillos, que por comodidad llamaremos la “metamorfosis de Ariadna” y que volverá al final de la Ópera, cuando la protagonista creerá que pasa a la otra vida.

La segunda exposición de este motivo es objeto de contrapunto por el oboe con una nueva línea melódica, también derivada de la escena de la “metamorfosis” de Ariadna; Baco la entonará a pleno pulmón, cuando descubrirá en sí mismo la naturaleza divina. Después de la presentación de los personajes serios de la obra – el compositor y sus dos “criaturas” musicales, Ariadna y Baco – es el turno de los personajes cómicos. Un compás después los fagotes entonan lo que puede describirse como el tema principal de la farsa La infiel Zerbinetta, que se verá inserta en la ópera Arianna. El motivo domina el quinteto de los comediantes del arte inmediatamente después del monólogo de Ariadna; repetido una y otra vez en tal circunstancia y retomado en varias ocasiones incluso en el Vorspiel, este pequeño motivo vocal está destinado, como prevé el Maestro de Danza, a ser tarareado por los Señores en sus carruajes a la salida del teatro.

El retorno del primer tema del compositor es truncado por la entrada de un siguiente tema de la Ópera, que podemos definir como el tema de la exaltación del amor y la muerte de Baco y Ariadna, tras el cual se escucha de nuevo el motivo b, segunda parte del tema del compositor. Todavía un nuevo tema hace su aparición en estas densísimos compases del preludio: es el tema del ballet de las máscaras, tras el aria de Zerbinetta, expresión de la coquetería de este personaje.

ariadnaprologo

A partir de este momento, el contrapunto se espesa, y los temas hasta ahora descritos se solapan salvajemente, como actores que luchan por conquistar la escena. Sin embargo, Strauss encuentra una manera de insertar todavía otros dos temas clave de la Ópera: el que podría llamarse “del mensajero”, aquí un poco alterado, vinculado a Ariadna que espera al mensajero de la muerte y el tema del Rondó de Zerbinetta, entonado al final de su larga aria.

A pesar de la aparente complejidad, esta introducción orquestal cumple muy bien su papel tanto desde el punto de vista tanto dramático como del estrictamente musical. Presentando, de hecho, los temas principales de la obra, la introducción se destaca como una especie de epítome de ambos actos; Por otro lado, el hecho de que sea durchkomponiert y se base en el principio constructivo del contrapunto y de la elaboración temática de breves motivos melódicos anuncia el procedimiento compositivo del Vorspiel, en el que, a diferencia de la Ópera, faltan casi por completo los números cerrados y el ritmo dramático progresa con rapidez, sostenido por una continua sucesión y superposición de temas musicales recurrentes, ligados unas veces a un personaje, otras a una situación escénica.

ariadnebohm

Aquí tenemos la obra completa en una grabación con Karl Böhm como director y grandes figuras del canto centroeuropeas como Gundula Janowitz, Edita Gruberova, Trudeliese Schmidt, Walter Berry y René Kollo. La obertura va de 2′ 42″ a 5′ 00″

Sinopsis:

Prólogo:

En el palacio del hombre más rico de Viena se está preparando la representación de una ópera sobre el mito de Ariadna abandonada, escrita para ser escuchada por la noche por el joven compositor, discípulo del maestro de música al servicio de la casa; se trata de una generoso regalo del amo a sus notables invitados.

Con gran consternación, el Maestro de música se entera por boca del mayordomo (papel hablado), portavoz del ausente señor, que después de la ópera seria está prevista una farsa musical. A sus indignadas objeciones, el mayordomo – que considera a los músicos como siervos del más bajo rango – replica secamente que el propietario de la casa no acepta imposiciones: el programa de la noche está incontestablemente establecido.

Continúan los preparativos para las dos representaciones: un Lacayo acompaña a un Oficial de Zerbinetta, el tenor que deberá representar el papel de Baco maltrata al peluquero. El Compositor encuentra a Zerbinetta y queda fascinado, pero es puesto en guardia inmediatamente por el Maestro de música: él mismo se las verá con los comediantes en la inoportuna próxima farsa.

Por su parte, también los comediantes están muy descontentos con la idea de actuar después de una aburrida ópera seria; piden, por ello, comenzar la velada con su arlequinada. Interviene el Mayordomo que cambia de nuevo las cartas en la mesa: el dueño de la casa quiere ahora que la ópera y la farsa se representen al mismo tiempo, para que el siguiente espectáculo de fuegos artificiales pueda comenzar puntualmente a las nueve. A la consternación del compositor, el Maestro de música contrapone el decisivo elemento de la compensación económica; el Maestro de danza de la compañía de comediantes observa, a su vez, que no es ciertamente la primera vez que un músico se baja a aceptar similares compromisos.

El Maestro de música hace malabares con la Prima Donna y el Tenor asegurando a la primera que ha cortado la parte del otro y viceversa.

El Maestro de danza, explica, mientras tanto, a Zerbinetta el tema de la ópera seria: la princesa Ariadna, abandonada por su amado Teseo en la isla de Naxos, está desesperada y quiere morir.  A pesar de las objeciones del Compositor, que quiere explicar a la cómica  la nobleza de su protagonista, “única entre millones” de las mujeres, Zerbinetta reflexiona mejor sobre cómo introducir en el drama las intervenciones de los cómicos: de paso por la desierta Naxos, se proponen animar a la princesa. Confía, pues, al compositor, cada vez más indignado y horrorizado, que ella aparentemente tan ligera, busca, de hecho, el hombre al que trata de ser fiel para siempre; se aleja luego, dejándolo solo evocando la nobleza del arte musical; un silbido lo llama de nuevo a la realidad: es la señal del comienzo del espectáculo. Vencido frente a la vil aceptación del compromiso, el joven compositor huye desesperado.

Anuncios

Read Full Post »

aristoteles

Vistos los mecanismos de que se dotó la democracia ateniense para evitar la corrupción de sus gobernantes, presentes en la Constitución de Atenas, de Aristóteles, pasemos a otra obra del estagirita, la Política, en cuyo apartado 1308b tenemos importantes claves sobre el control ejercido sobre los magistrados y gobernantes. Hay aquí afirmaciones rotundas como éstas:

  1. διαφθείρονται γὰρ, καὶ φέρειν οὐ παντὸς ἀνδρὸς εὐτυχίαν

Pues los hombres se corrompen y no todo el mundo es capaz de soportar la buena suerte

  1. μέγιστον δὲ ἐν πάσῃ πολιτείᾳ τὸ καὶ τοῖς νόμοις καὶ τῇ ἄλλῃ οἰκονομίᾳ οὕτω τετάχθαι ὥστε μὴ εἶναι τὰς ἀρχὰς κερδαίνειν.

Muy importante en todo régimen es que las leyes y el resto de la administración estén organizados de modo que no sea posible que las magistraturas sean fuente de lucro.

κοινὸν δὲ καὶ ἐν δήμῳ καὶ ὀλιγαρχί καὶ ἐν μοναρχί καὶ πάσῃ πολιτείᾳ μήτ᾿ αὐξάνειν λίαν μηθένα παρὰ τὴν συμμετρίαν, ἀλλὰ μᾶλλον πειρᾶσθαι μικρὰς καὶ πολυχρονίους διδόναι τιμὰς· βραχὺ μεγάλας (διαφθείρονται γὰρ, καὶ φέρειν οὐ παντὸς ἀνδρὸς εὐτυχίαν), εἰ δὲ μή, μή τοί γ᾿ ἀθρόας δόντας ἀφαιρεῖσθαι πάλιν ἀθρόας, ἀλλ᾿ ἐκ προσαγωγῆς καὶ μάλιστα μὲν πειρᾶσθαι τοῖς νόμοις οὕτω ῥυθμίζειν ὥστε μηδένα ἐγγίγνεσθαι πολὺ ὑπερέχοντα δυνάμει μήτε φίλων μήτε χρημάτων, εἰ δὲ μή, ἀποδημητικὰς ποιεῖσθαι τὰς παραστάσεις αὐτῶν. ἐπεὶ δὲ καὶ διἀ τοὺς ἰδίους βίους νεωτερίζουσιν, δεῖ ἐμποιεῖν ἀρχήν τινα τὴν ἐποψομένην τοὺς ζῶντας ἀσυμφόρως πρὸς τὴν πολιτείαν, ἐν μὲν δημοκρατίᾳ πρὸς τὴν δημοκρατίαν, ἐν δὲ ὀλιγαρχίᾳ πρὸς τὴν ὀλιγαρχίαν, ὁμοίως δὲ καὶ τῶν ἄλλων πολιτειῶν ἑκάστῃ· καὶ τὸ εὐημεροῦν δὲ τῆς πόλεως ἀνὰ μέρος φυλάττεσθαι διὰ τὰς αὐτὰς αἰτίας· τούτου δ᾿ ἄκος τὸ αἰεὶ τοῖς ἀντικειμένοις μορίοις ἐγχειρίζειν τὰς πράξεις καὶ τὰς ἀρχὰς (λέγω δ᾿ ἀντικεῖσθαι τοὺς ἐπιεικεῖς τῷ πλήθει, καὶ τοὺς ἀπόρους τοῖς εὐπόροις), καὶ τὸ πειρᾶσθαι· συμμιγνύναι τὸ τῶν ἀπόρων πλῆθος καὶ τὸ τῶν εὐπόρων· τὸ μέσον αὔξειν (τοῦτο γὰρ διαλύει τὰς διὰ τὴν ἀνισότητα στάσεις).

μέγιστον δὲ ἐν πάσῃ πολιτείᾳ τὸ καὶ τοῖς νόμοις καὶ τῇ ἄλλῃ οἰκονομίᾳ οὕτω τετάχθαι ὥστε μὴ εἶναι τὰς ἀρχὰς κερδαίνειν.

la-politica-de-aristoteles

Un punto igualmente importante en la democracia y en la oligarquía, en una palabra, en todo gobierno, es cuidar de que no surja en el Estado alguna superioridad desproporcionada; así como dar a los cargos públicos poca importancia y mucha duración más bien que conferirles de golpe una autoridad muy extensa; porque el poder es corruptor, y no todos los hombres son capaces de mantenerse puros en medio de la prosperidad. Si no ha podido organizarse el poder sobre estas bases, debe por lo menos guardarse bien de retirarle toda la autoridad de una vez y tan imprudentemente como se le había dado; es preciso, por el contrario, ir restringiéndolo poco a poco. Pero es sobre todo por medio de las leyes como conviene evitar la formación de estas superioridades temibles, que se apoyan ya en la gran riqueza, ya en las fuerzas de un partido numeroso.

Cuando no se ha podido impedir su formación, es preciso trabajar para que vayan a probar sus fuerzas al extranjero. Por otra parte, como las innovaciones pueden introducirse, en primer término, en las costumbres de los particulares, debe crearse una magistratura encargada de vigilar a todos aquellos cuya vida no guarde conformidad con la constitución: en la democracia, con el principio democrático; en la oligarquía, con el oligárquico. Esta institución es aplicable a todos los demás gobiernos. Por la misma razón es preciso no perder de vista el acrecentamiento de prosperidad y de fortuna que pueden adquirir las diversas clases de la sociedad; mal que se puede prevenir poniendo el poder y la gestión de los negocios en manos de los elementos opuestos del Estado, y al hablar de elementos opuestos me refiero de un lado a los hombres distinguidos y al vulgo, y de otro a los pobres y a los ricos. Debe procurarse: o confundir en una unión perfecta a pobres y a ricos, o aumentar la clase media, que sólo así se impiden las revoluciones que nacen de la desigualdad.

Veamos otro punto capital en todo Estado. Es preciso que, valiéndose de la legislación o empleando cualquier otro medio poderoso, se impida que los cargos públicos enriquezcan a los que los ocupan.

 

ciudad-estado griega políticos

En Aristóteles, Política 1317b tenemos una serie de ideas que se podrían aplicar a nuestra democracia:

 τούτων δ᾽ ὑποκειμένων καὶ τοιαύτης οὔσης τῆς ἀρχῆς τὰ τοιαῦτα δημοτικά:

τὸ αἱρεῖσθαι τὰς ἀρχὰς πάντας ἐκ πάντων,

τὸ ἄρχειν πάντας μὲν ἑκάστου ἕκαστον δ᾽ ἐν μέρει πάντων,

τὸ κληρωτὰς εἶναι τὰς ἀρχὰς ἢ πάσας ἢ ὅσαι μὴ ἐμπειρίας δέονται καὶ τέχνης,

τὸ μὴ ἀπὸ τιμήματος μηθενὸς εἶναι τὰς ἀρχὰς ἢ ὅτι μικροτάτου,

τὸ μὴ δὶς τὸν αὐτὸν ἄρχειν μηδεμίαν ἢ ὀλιγάκις ἢ ὀλίγας ἔξω τῶν κατὰ πόλεμον,

τὸ ὀλιγοχρονίους εἶναι τὰς ἀρχὰς ἢ πάσας ἢ ὅσας ἐνδέχεται,

τὸ δικάζειν πάντας καὶ ἐκ πάντων, καὶ περὶ πάντων, ἢ περὶ τῶν πλείστων καὶ τῶν μεγίστων καὶ τῶν κυριωτάτων, οἷον περὶ εὐθυνῶν καὶ πολιτείας καὶ τῶν ἰδίων συναλλαγμάτων,

τὸ τὴν ἐκκλησίαν κυρίαν εἶναι πάντων ἢ τῶν μεγίστων, ἀρχὴν δὲ μηδεμίαν μηθενὸς ἢ ὅτι ὀλιγίστων,

ἢ τῶν μεγίστων βουλὴν κυρίαν (τῶν δ᾽ ἀρχῶν δημοτικώτατον βουλή, ὅπου μὴ μισθοῦ εὐπορία πᾶσιν: ἐνταῦθα γὰρ ἀφαιροῦνται καὶ ταύτης τῆς ἀρχῆς τὴν δύναμιν:

εἰς αὑτὸν γὰρ ἀνάγει τὰς κρίσεις πάσας ὁ δῆμος εὐπορῶν μισθοῦ, καθάπερ εἴρηται πρότερον ἐν τῇ μεθόδῳ τῇ πρὸ ταύτης),

ἔπειτα τὸ μισθοφορεῖν μάλιστα μὲν πάντας, ἐκκλησίαν δικαστήρια ἀρχάς, εἰ δὲ μή, τὰς ἀρχὰς καὶ τὰ δικαστήρια καὶ τὴν βουλὴν καὶ τὰς ἐκκλησίας τὰς κυρίας, ἢ τῶν ἀρχῶν ἃς ἀνάγκη συσσιτεῖν μετ᾽ ἀλλήλων.

ἔτι ἐπειδὴ ὀλιγαρχία καὶ γένει καὶ πλούτῳ καὶ παιδείᾳ ὁρίζεται, τὰ δημοτικὰ δοκεῖ τἀναντία τούτων εἶναι, ἀγένεια πενία βαναυσία:

ἔτι δὲ τῶν ἀρχῶν τὸ μηδεμίαν ἀίδιον εἶναι, 1318a ἐὰν δέ τις καταλειφθῇ ἐξ ἀρχαίας μεταβολῆς, τό γε περιαιρεῖσθαι τὴν δύναμιν αὐτῆς καὶ ἐξ αἱρετῶν κληρωτοὺς ποιεῖν.

τὰ μὲν οὖν κοινὰ ταῖς δημοκρατίαις ταῦτ᾽ ἐστί: συμβαίνει δ᾽ ἐκ τοῦ δικαίου τοῦ ὁμολογουμένου εἶναι δημοκρατικοῦ (τοῦτο δ᾽ ἐστὶ τὸ ἴσον ἔχειν ἅπαντας κατ᾽ ἀριθμόν) ἡ μάλιστ᾽ εἶναι δοκοῦσα δημοκρατία καὶ δῆμος.

ἴσον γὰρ τὸ μηθὲν μᾶλλον ἄρχειν τοὺς ἀπόρους ἢ τοὺς εὐπόρους, μηδὲ κυρίους εἶναι μόνους ἀλλὰ πάντας ἐξ ἴσου [κατ᾽ ἀριθμόν]: οὕτω γὰρ ἂν ὑπάρχειν νομίζοιεν τήν τ᾽ ἰσότητα τῇ πολιτείᾳ καὶ τὴν ἐλευθερίαν.

agorapolis

Estando el poder en la democracia sometido a estas necesidades, las únicas combinaciones de que es susceptible son las siguientes.

Todos los ciudadanos deben ser electores y elegibles.

Todos deben mandar a cada uno y cada uno a todos, alternativamente.

Todos los cargos deben proveerse por suerte, por lo menos todos aquellos que no exigen experiencia o talentos especiales.

No debe exigirse ninguna condición de riqueza, y si la hay ha de ser muy moderada.

Nadie debe ejercer dos veces el mismo cargo, o por lo menos muy rara vez, y sólo los menos importantes, exceptuando, sin embargo, las funciones militares.

Los empleos deben ser de corta duración, si no todos, por lo menos todos aquellos a que se puede imponer esta condición.

Todos los ciudadanos deben ser jueces en todos, o por lo menos en casi todos los asuntos, en los más interesantes y más graves, como las cuentas del Estado y los negocios puramente políticos; y también en los convenios particulares.

La asamblea general debe ser soberana en todas las materias, o por lo menos en las principales, y se debe quitar todo poder a las magistraturas secundarias, dejándoselo sólo en cosas insignificantes.

El senado es una institución muy democrática allí donde la universalidad de los ciudadanos no puede recibir del tesoro público una indemnización por su asistencia a las asambleas; pero donde se da este salario el poder del senado queda reducido a la nulidad.

El pueblo, una vez rico, merced al salario que le da la ley, todo lo quiere avocar a sí, como queda dicho en la parte de este tratado que precede inmediatamente a ésta.

Pero, previamente, es preciso hacer, ante todo, que todos los empleos sean retribuidos; asamblea general, tribunales, magistraturas inferiores; o, por lo menos, es preciso retribuir a los magistrados, jueces, senadores, miembros de la asamblea y funcionarios que están obligados a comer en común.

Si los caracteres de la oligarquía son el nacimiento ilustre, la riqueza y la instrucción, los de la democracia serán el nacimiento humilde, la pobreza, el ejercicio de un oficio.

Es preciso cuidarse mucho de no crear ningún cargo vitalicio; y si alguna magistratura antigua ha conservado este privilegio en medio de la revolución democrática, es preciso limitar sus poderes y conferirla por suerte en lugar de hacerlo por elección.

Tales son las instituciones comunes a todas las democracias. Se desprenden directamente del principio  que se considera como democrático, es decir, de la igualdad perfecta de todos los ciudadanos, sin que haya  entre ellos otra diferencia que la del número, condición que parece esencial a la democracia y querida a la  multitud.

La igualdad pide que los pobres no tengan más poder que los ricos, que no sean ellos los únicos  soberanos, sino que lo sean todos en la proporción misma de su número; no encontrándose otro medio más eficaz de garantizar al Estado la igualdad y la libertad.

La traducción se ha sacado de aquí.

Mapacorrupcion4

N. B.: Cuando voy a publicar este artículo, leo que ha dimitido (o han hecho renunciar a su cargo a la ministra de Sanidad), al tiempo que hay alguna cosa poca clara en el ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid y el expresidente de la Diputación de mi provincia está a punto de ingresar en la cárcel.

corrupcion-problema-conciencia

Read Full Post »

la-fenice

Una vez hecho un repaso a la génesis de la obra de Strauss y Hoffmannsthal, pasemos a un breve análisis de la misma, que hemos tomado y traducido del magnífico trabajo de la Fundación del Teatro La Fenice de Venecia.

La obra:

Männer! Lieber Gott, wenn du wirklich wolltest, daß wir ihnen widerstehen sollten, warum hast du sie so verschieden geschaffen?

¡Hombres! Querido Dios, puesto que tú realmente querías que nosotras debíamos resistirlos, ¿por qué tuviste que crearlos tan diferentes?

¿Por qué, en efecto? Buena pregunta, que tiene la irresistible Zerbinetta – y transmite inmediatamente al público “ad spectatores,” dice el libreto – cuando, después de los devaneos de Arlequín, la joven es “recompensada” por el interés de las otras máscaras del cuarteto (estamos en la ópera de Ariadna, y justo cuando la mezcla entre  lo “bufo” y lo “serio” entra en vivo). Por otro lado un poco antes, despedidos sus compañeros, de mujer a mujer había tratado de consolar a Ariadna, solitaria en la isla de su dolor, frente a su cueva:

Ach, solcher wüsten Inseln sind unzählige auch mitten unter Menschen, ich, ich selber, ich habe ihrer mehrere bewohnt, und habe nicht gelernt, die Männer zu verfluchen.

¡Ay, como en una isla desierta estáis entre los innumerables humanos!… Yo misma, he habitado a menudo en esas islas y aún no he aprendido a maldecir a los hombres.

Dado que no se ha hallado ningún efecto apreciable con esta perla de la sabiduría, Zerbinetta a continuación, se lanzó a su abrumadora  aria de coloratura. La canción contiene un famosa sección central que ella dedica a una especie de lista cronológica de sus amantes pronunciada en el filo de la memoria y cerrada sin mojigatería con una confesión adorable:

Ach, und zuweilen,

Will it mir scheinen,

Es waren zwei!

¡Ay, y algunas veces, me parece que eran dos al mismo tiempo!

Battle-Zerbinetta

¿La alegría en el amor, entonces: será real, en todo ese mar de la ficción? ¿Y cómo podrá sonar en los oídos de hoy? Beberemos los cálices del doctor Strauss, destilador de un elixir a veces algo dulce, pero sin duda siempre brillante: Zerbinetta y las máscaras sinécdoque de lo “bufo”,  Ariadna centinela de lo “serio”, Baco dividido entre los dos mundos (no olvidemos la primera aparición como tenor en Vorspiel (Prólogo), calvo e histérico, donde patea hebillas del Maestro de Danza). Sobre todos destaca el compositor, que desaparecido de la escena después del Vorspiel (Prólogo), permanece como creador de la Oper (ópera) a la asiste el público en la sala; público que, a su vez, juega un papel, coincidiendo de hecho con los invitados de Monsieur Jourdain, el advenedizo anfitrión en El burgués gentilhombre de Molière, de donde todo se origina.

Un dispositivo metateatral lleno de enredos emocionales refinados, el creado por Hofmannsthal en la Ariadne auf Naxos, pero que Strauss modela fuertemente sobre la base de sus creencias, como observa agudamente en su ensayo David Daolmi. El músico dibuja un velo de ironía, manteniendo constantemente una maestría elevadísima; su respuesta a la tensión literaria, sin embargo, “es sólo una exhibición de maestría técnica, no una forma de renovar el teatro musical “(Pág. 109). Él juega con las convenciones y los lenguajes, a través de recreaciones unas veces paródicas, otras veces nostálgicas de los estilos, mezclados con citas de lugares famosos de la música.

Ariadne auf Naxos es quizás el producto más logrado de una serie de obras europeas de fin de siglo (aunque por completo diferentes, en términos estéticos, como la comedia Pagliacci de Leoncavallo), donde representó el teatro dentro del teatro. Lo recordó Puccini, cuando a hora de buscar modelos escénicos etapa para los tres ministros-máscaras de Turandot, escribió a su libretista Adami (8 de octubre 1924) que “en la Arianna de Strauss en Viena se ha hecho con las máscaras italianas algo similar” a lo que tenía en mente él. Muy diferente, sin embargo, la actitud de los dos compositores: Puccini, que quería lograr “la increíble humanidad de cuento de hadas” y conciliar en un diseño formal superior la coexistencia de diferentes géneros, todavía tenía confianza en la renovación del género ópera, que Strauss ya había dejado a sus espaldas.

davidedaolmiDavide Daolmi

La introducción orquestal del Vorspiel resiente el hecho de que las dos partes que componen Ariadne auf Naxos fueron escritas en diferentes momentos, con dos tramas independientes ambientadas en tiempos y situaciones muy distintas (la primera se lleva a cabo en la Austria del siglo XVIII, mientras que la segunda es una acción mitológica fuera de tiempo) y con un solo personaje, Zerbinetta, que canta en las dos partes (máscaras, tenor y soprano de hecho aparecen como ‘intérpretes’ en Vorspiel y cómo personajes en la Ópera). En cuanto introducción a todo el trabajo, la Overture busca remediar este problema mediante la presentación en una especie de síntesis ideal los temas musicales ligados a los personajes y sucesos que aparecen tanto en el Vorspiel como en la Oper.

La forma durchkomponiert y la relativa brevedad no permiten sin embargo a Strauss dar vida en el preludio a una especie de narración referida a lo que sucederá en el curso de la obra; por lo tanto, se limita simplemente a presentar uno después del otro los temas tomados de ambos actos, de acuerdo con una lógica dictada más por razones intrínsecamente compositivas que dramáticas.

Así Strauss intenta eludir en la introducción orquestal el problema principal de Ariadne auf Naxos, elevando a la dignidad de honor lo que a primera vista parece el defecto básico: la falta de unidad. El resultado es una serie de ideas temáticas sueltas, que culmina en la agrupación de más motivos, que recuerda la agitación y el apiñamiento de actores y técnicos en el escenario unos minutos antes de levantarse el telón. Este procedimiento, sin embargo, también tiene un valor simbólico, que también refleja el carácter de la obra: en el Vorspiel y en la Oper los personajes intentarán todo el tiempo dialogar, pero sin conseguir realmente entenderse, quedando cada uno encerrado en su propio mundo.

Read Full Post »

Constitucion_de_los_atenienses

N. B.: Cuando vamos a publicar esta tercera entrega sobre la corrupción y la, en mi opinión, injusta generalización o los otro dos elementos a los que nos referimos:

– juicio y condena públicos del político señalado por los medios de comunicación o por otros partidos por parte de los ciudadanos  sin esperar a que se verifiquen las acusaciones o un tribunal lo juzgue , si se da el caso.

– socavamiento del honor de una persona pública por difamarla sin corroborar las acusaciones.

han surgido nuevas noticias que afectan a políticos de un partido hasta ahora “inmaculado” por lo que a corrupción, amiguismo u otras circunstancias parecidas se refiere. Fieles a nuestro modo de ser no juzgaremos, ni condenaremos, ni diremos que “son como todos”, sino que esperaremos una respuesta por su parte, y, si nos convence, lo aceptaremos. Lo que podría cumplirse aquí es algo a lo que ya nos referimos: a veces critican las acciones de los otros los que menos deberían, porque su actitud tampoco es muy ejemplar.

Estábamos con la Constitución de Atenas de Aristóteles y ofrecíamos lo que allí aparecía sobre examen a candidatos y rendición de cuentas. Vista la rendición de cuentas, vamos con

Examen al candidato:

en un fragmento interesante que nos habla de las importantes atribuciones de los tesmótetas, entre ellas, la presentación de acusaciones por diferentes delitos (traición, ilegalidad, propuesta de ley ilegal, usurpación de ciudadanía, cohecho, sicofantía, adulterio, falsa inscripción de deuda pública) y de la ya comentada rendición de cuentas de magistrados

Οἱ δὲ θεσμοθέται πρῶτον μὲν τοῦ προγράψαι τὰ δικαστήριά εἰσι κύριοι, τίσιν ἡμέραις δεῖ δικάζειν, ἔπειτα τοῦ δοῦναι ταῖς ἀρχαῖς· καθότι γὰρ ἂν οὗτοι δῶσιν, κατὰ τοῦτο χρῶνται. ἔτι δὲ τὰς εἰσαγγελίας εἰσαγγέλλουσιν εἰς τὸν δῆμον, καὶ τὰς καταχειροτονίας καὶ τὰς προβολὰς ἁπάσας εἰσάγουσιν οὗτοι, καὶ γραφὰς παρανόμων, καὶ νόμον μὴ ἐπιτήδειον θεῖναι, καὶ προεδρικὴν καὶ ἐπιστατικὴν καὶ στρατηγοῖς εὐθύνας. εἰσὶ δὲ καὶ γραφαὶ πρὸς αὐτοὺς ὧν παράστασις τίθεται, ξενίας καὶ δωροξενίας, ἄν τις δῶρα δοὺς ἀποφύγῃ τὴν ξενίαν, καὶ συκοφαντίας καὶ δώρων καὶ ψευδεγγραφῆς καὶ ψευδοκλητείας καὶ βουλεύσεως καὶ ἀγραφίου καὶ μοιχείας. εἰσάγουσιν δὲ καὶ τἀς δοκιμασίας ταῖς ἀρχαῖς ἁπάσαις, καὶ τοὺς ἀπεψηφισμένους ὑπὸ τῶν δημοτῶν, καὶ τὰς καταγνώσεις τὰς ἐκ τῆς βουλῆς.

 Los thesmóthetas, en primer lugar, tienen atribuciones para señalar a los tribunales en qué días hay que hacer justicia; en segundo lugar, de señalárselos a los magistrados, y en la medida en que ellos los concedan, en ésa actuarán con ellos. 2 Además, hacen las acusaciones de traición ante el pueblo y plantean todas las condenas por votación a brazo levantado y las cuestiones previas y las acusaciones de ilegalidad y de haber propuesto una ley ilegal, y la acción contra los presidentes y la contra los epístatas y la de rendición de cuentas de los estrategos. 3 También son ante éstos las acusaciones para las que hay depósito: de usurpación de ciudadanía y de cohecho (si alguien, mediante regalos, se libra de la acusación de ciudadanía usurpada), y de sicofantía y de cohecho, y de falsa inscripción de deuda pública y de falsa acción y de inscripción indebida y de no inscripción, y de adulterio. 4, Plantean éstos también los exámenes de todas las magistraturas y de los excluidos por los votos de los de su demo, y de las condenas emanadas del Consejo.

magistradosatenienses

De los detalles del examen nos habla en el capítulo 55 y en el inicio del 56 de la Constitución de Atenas. Estos textos son fundamentales para entender el control sobre los magistrados, en definitiva, sobre los ciudadanos que ejercían un cargo: examen previo para determinar su idoneidad y honorabilidad y rendición de cuentas al finalizar un mandato también breve. Nadie puede enriquecerse en el desempeño de un cargo.

οἱ δὲ καλούμενοι ἐννέα ἄρχοντες τὸ μὲν ἐξ ἀρχῆς ὃν τρόπον καθίσταντο, ερηται· νῦν δὲ κληροῦσιν θεσμοθέτας μὲν ἓξ καὶ γραμματέα τούτοις, ἔτι δ᾿ ἄρχοντα καὶ βασιλέα καὶ πολέμαρχον, κατ μέρος ἐξ ἑκστης φυλῆς. Δοκιμζονται δ᾿ οὗτοι πρῶτον μὲν ἐν τῇ βουλῇ τοῖς φ, πλὴν τοῦ γραμματέως, οὗτος δ᾿ ἐν δικαστηρίῳ μόνον ὥσπερ οἱ ἄλλοι ἄρχοντες (πντες γρ καὶ οἱ κληρωτοὶ καὶ οἱ χειροτονητοὶ δοκιμασθέντες ἄρχουσιν), οἱ δ᾿ ἐννέα ἄρχοντες ἔν τε τῇ βουλῇ καὶ πλιν ἐν δικαστηρίῳ. καὶ πρότερον μὲν οὐκ ἦρχεν ὅντιν᾿ ἀποδοκιμσειεν ἡ βουλή, νῦν δ’ ἔφεσίς ἐστιν εἰς τὸ δικαστήριον, καὶ τοῦτο κύριόν ἐστι τῆς δοκιμασίας. ἐπερωτῶσιν δ᾿, ὅταν δοκιμζωσιν, πρῶτον μὲν ‘τίς  σοι πατὴρ καὶ πόθεν τῶν δήμων, καὶ τίς πατρὸς πατήρ, καὶ τίς μήτηρ, καὶ τίς μητρὸς πατὴρ καὶ πόθεν τῶν δήμων’; μετ δὲ ταῦτα εἰ ἔστιν αὐτῷ ᾿Απόλλων Πατρῷος καὶ Ζεὺς Ερκεῖος, καὶ ποῦ ταῦτα τ ἱερ ἐστιν, εἶτα ἠρία εἰ ἔστιν καὶ ποῦ  ταῦτα, ἔπειτα γονέας εἰ εὖ ποιεῖ, καὶ τ τέλη εἰ τελεῖ, καὶ τς στρατείας εἰ ἐστρτευται. ταῦτα δ᾿ ἀνερωτήσας, ‘κλει’ φησὶν ‘τούτων τοὺς μρτυρας‘. ἐπειδὰν δὲ παρσχηται τοὺς μρτυρας, ἐπερωτ ‘τούτου βούλεταί τις κατηγορεῖν’; κν μὲν ᾖ τις κατήγορος, δοὺς κατηγορίαν καὶ ἀπολογίαν, οὕτω δίδωσιν ἐν μὲν τῇ βουλῇ τὴν ἐπιχειροτονίαν, ἐν δὲ τῷ δικαστηρίῳ τὴν ψῆφον·ν δὲ μηδεὶς βούληται κατηγορεῖν, εὐθὺς δίδωσι τὴν ψῆφον· καὶ πρότερον μὲν εἷς ἐνέβαλλε τὴν ψῆφον, νῦν δ᾿ ἀνγκη πντας ἐστὶ διαψηφίζεσθαι περὶ αὐτῶν, ἵνα ἄν τις πονηρὸς ὢν ἀπαλλξῃ τοὺς κατηγόρους, ἐπὶ τοῖς δικασταῖς γένηται τοῦτον ἀποδοκιμσαι. δοκιμασθέντες δὲ τοῦτον τὸν τρόπον, βαδίζουσι πρὸς τὸν λίθον ἐφ᾿ οὗ τ τόμι᾿ ἐστίν, ἐφ’ οὗ καὶ οἱ διαιτηταὶ ὀμόσαντες ἀποφαίνονται τς διαίτας, καὶ οἱ μρτυρες ἐξόμνυνται τς μαρτυρίας· ἀναβντες δ᾿ ἐπὶ τοῦτον ὀμνύουσιν δικαίως ἄρξειν καὶ κατ τοὺς νόμους, καὶ δῶρα μὴ λήψεσθαι τῆς ἀρχῆς ἕνεκα, κἄν τι λβωσι ἀνδριντα ἀναθήσειν χρυσοῦν. ἐντεῦθεν δ’ ὀμόσαντες εἰς ἀκρόπολιν βαδίζουσιν καὶ πλιν ἐκεῖ ταὐτ ὀμνύουσι, καὶ μετ ταῦτ᾿ εἰς τὴν ἀρχὴν εἰσέρχονται.

Λαμβάνουσι δὲ καὶ παρέδρους  τ᾿ ἄρχων καὶ βασιλεὺς καὶ πολέμαρχος δύο ἕκαστος, οὓς ἂν βούληται, καὶ οὗτοι δοκιμάζονται ἐν τῷ δικαστηρίῳ πρὶν παρεδρεύειν, καὶ εὐθύνας διδόασιν ἐπὰν παρεδρεύσωσιν. καὶ μὲν ἄρχων εὐθὺς εἰσελθὼν πρῶτον μὲν κηρύττει, ὅσα τις εἶχεν πρὶν αὐτὸν εἰσελθεῖν εἰς τὴν ἀρχήν, ταῦτ᾿ ἔχειν καὶ κρατεῖν μέχρι ἀρχῆς τέλους.

atenas organizacion

De los llamados nueve arcontes ya queda dicho el modo cómo desde el principio eran designados; ahora designan por suerte seis thesmóthetas y un secretario para éstos, y además el arconte, el rey y el polemarco por turno de cada tribu. 2 Estos son examinados primero en el Consejo de los Quinientos, a excepción del secretario, el cual sólo lo es en el tribunal, como los demás magistrados (pues todos los que se designan por suerte y por elección han de ser examinados), y los nueve arcontes lo son en el Consejo y de nuevo en el tribunal. Primero dejaba de ser arconte el que era desaprobado por el Consejo, mas ahora hay apelación ante el tribunal, y éste es el que resuelve el examen. 3 Preguntan, cuando hacen el examen, primero: “¿Quién es tu padre y de cuál de los demos, y quién es el padre de tu padre, y quién tu madre, y quién el padre de tu madre y de cuál de los demos?” Después de esto, si participa de un culto de Apolo Paterno y Zeus del Cercado y dónde están estos santuarios, después si tiene tumbas y dónde están, después si trata bien a sus padres, si paga las cargas y si ha hecho el servicio militar. Después, el que ha preguntado dice: «Llama a los testigos de esto», Y después que presenta los testigos, pregunta: “¿Quiere alguien hablar contra éste?” Y si hay alguien que le acuse, se concede acusación y defensa, y así hacen en el Consejo votación levantando el brazo, y en el tribunal votación con piedrecitas y si nadie quiere protestar, se vota inmediatamente. Y antes era uno el que echaba el voto, mas ahora todos tienen que echar los votos, para que si alguien, por maldad, retira a los que le acusen, esté dentro de las facultades de los jueces el desaprobarle. 5 Los aprobados de esta manera caminan hacia la piedra en la que están las porciones de las víctimas, y en la cual los árbitros, después de jurar, muestran sus sentencias, y los testigos juran para deponer. Suben sobre ella y juran que desempeñarán el cargo con justicia y conforme a las leyes, y que no recibirán regalos con motivo de su mando, y que si algo reciben, habrán de dedicar una estatua de oro. Desde allí, después de jurar, marchan a la acrópolis y allí vuelven a jurar lo mismo, y después de esto entran en posesión del cargo.

acropolis-oleo

56 Reciben también como asesores el arconte y el rey y el polemarco cada uno a los dos que quieran, y éstos son examinados en el tribunal antes de entrar a ser asesores, y después que hayan terminado su función han de rendir cuentas. 2 Y el arconte, en cuanto entra en posesión, primero pregona que lo que cada uno tenía antes de entrar él en el cargo, esto tendrá y guardará hasta el fin de su magistratura.

Read Full Post »

Seguimos con nuestra serie sobre la Ariadne auf Naxos de Richard Strauss, como recuerdo a los 150 años del nacimiento del compositor muniqués.

El tema mitológico ya había sido tratado, de otra forma evidentemente, en otras óperas. Así:

Arianna, tragedia en un acto de Claudio Monteverdi (1608), de la que se conserva el famoso “Lamento”.

Ariane, ou Le mariage de Bacchus, ópera de Robert Lambert y Luis Grabu (1674).

Arianna in Nasso, dramma per música de Nicola Porpora (1733).

Arianna in Creta, ópera en tres actos de Georg Friedrich Handel (1734)

Ariadne auf Naxos, duodrama en un acto de Georg Benda (1775)

Ariane, ópera en un acto de Bohuslav Martinu (1961).

Vamos ahora con el apartado Los orígenes de Ariadna, sacado del capítulo del mismo título a cargo de Andreas Láng en el librito editado por la Wiener Staatsoper para las representaciones de la ópera en 2012.

Los orígenes de Ariadna:

Richard Strauss y Hugo von Hofmannsthal dieron las primeras pistas indirectas a su Ariadne auf Naxos – aunque sin querer – en el primer acto de El caballero de la rosa. Se encuentra, para ser precisos, en el aria del cantante, el tenor italiano, cantada durante la leva de la Mariscala. Las líneas correspondientes de verso se tomaron de la comedia El burgués gentilhombre, de Molière, que, como sabemos, abreviada y adaptada, precedió a la versión original de Ariadna. En su búsqueda de material para su siguiente ópera después de El caballero de la rosa, Hofmannsthal aprovechó otra pieza de Molière, la comedia La Comtesse d’Escarbagnas, que luego comenzó a adaptar como base para la ópera. Sin embargo, después de algún ir y venir – se supone que Max Reinhardt recibió una adaptación de Molière – Hofmannsthal dejó la Condesa y volvió a Le Bourgeois Gentilhomme. Ahora Ariadna iba a convertirse en una representación de ópera incorporada a la acción de la comedia, y al mismo tiempo proporcionarle un final. Iba a ser presentada como una especie de regalo para los invitados de Monsieur Jourdain, un rico hombre de negocios.

Lo que Hofmannsthal trataba en su libreto era, como él decía, nada menos que “uno de los problemas simples y habituales de la vida: la fidelidad” y las conflictivas actitudes hacia ella. Por un lado, Zerbinetta, que considera el cambio de amante como “cotidiano”, y por otro Ariadna, que sólo puede ser “la esposa o amante de un solo hombre”, y finalmente se entrega al dios a quien toma por el de la muerte. (Un paralelo biográfico y textual es interesante en este contexto. Poco tiempo antes, Hofmannsthal había establecido una amistad documentada por una extensa correspondencia con la joven viuda Ottonie von Degenfeld, que había caído en una profunda depresión y crisis que siguió a la muerte de su marido. Al igual que Baco, que rescata a Ariadna de su aturdimiento solitario, Hofmannsthal gestionó con éxito devolver de nuevo a la vida a la joven  Degenfeld).

ottonie degenfeld

Pero así como Hofmannsthal estaba estrechamente ligado a su material para Ariadna, el interés de Strauss en él  era inicialmente todo menos desmesurado. Leyó el manuscrito borrador del texto sólo muy superficialmente, sin comprender la complejidad profunda de su contenido. En general, por tanto, consideraba el proyecto únicamente como una obra menor de transición, una especie de subproducto, por así decirlo. Profundamente herido por una carta evasiva de Richard Strauss sobre la calidad del libreto, en una ahora famosa carta escrita a mediados de julio de 1911, a Hofmannsthal se le solicitó explicar el significado más profundo de la trama al compositor. Así inspirado, incluso Strauss ahora empezó a tomar el gusto a Ariadna. Un año más tarde, la partitura fue concluida, y el estreno tuvo lugar unos meses después, el 25 de octubre de 1912. No, como se había previsto originalmente, en el Deutsches Theater de Max Reinhardt en Berlín, sino en las pequeñas instalaciones del Royal Court Theatre de Stuttgart. Un gran número de actores y cantantes – incluyendo a Maria Jeritza como Ariadna – participó en un estreno con una duración total de seis horas. No pocos de ellos consideraron esta actuación como un funeral de primera clase.

Tan entusiasta como Strauss estaba en la original combinación de la comedia y la ópera, un revisión fue la consecuencia lógica. Hofmannsthal completó el llamado prólogo ya en junio de 1913. Con la excepción del Mayordomo, no quedó ninguna parte hablada – e incluso la figura original de Jourdain también se había convertido en ficticio. Sin embargo, una vez más, Hofmannsthal tuvo que esperar antes de que Strauss estuviera listo para regresar una vez más a la Ariadna. En la versión generalmente representada hoy, el prólogo reemplaza la pieza de Molière. Esta versión de la ópera se estrenó en medio de la Primera Guerra Mundial, el 4 de octubre de 1916 en la Ópera de la  Corte de Viena, hoy la Wiener Staatsoper (Ópera del Estado de Viena).

La tercera versión finalmente vio su estreno mundial el 9 de abril 1918 en el Max Reinhardt Deutsches Theater de Berlín. Para esta última versión – que es apenas interpretada hoy en día – Hofmannsthal revisó completamente la comedia de Molière y la música de escena utilizada por Strauss.

Ocho de los números fueron tomados de la primera Ariadna, y dos de ellos de El burgués gentilhombre de Lully, estrenada en 1670. Strauss aprovechó esta versión para escribir la suite orquestal de El burgués gentilhombre, que se estrenó el 31 de enero 1920 en el Ministerio de Finanzas de Austria, con la Filarmónica de Viena dirigida por el compositor. El solo de violín, dicho sea de paso, fue interpretado por Arnold Rosé.

ariadne1

Read Full Post »

chistecorrupcion4

Estamos realizando una miniserie de artículos sobre los casos de corrupción y la percepción que tengo del caso. En el anterior capítulo me referí al peligro que supone la generalización del fenómeno, extendiéndolo a toda la clase política, a la ligereza con que, en este país, se prejuzga, juzga y condena, y a cómo se socava el honor de una persona con comentarios infundados y sin pruebas de actos que, más tarde, se demuestra falsos, o no calificables de delito.

En la tertulia a la que me refería en el anterior capítulo, a propósito de un presidente de comunidad autónoma de rabiosa actualidad por sus frecuentes viajes en avión, había un político, miembro de otro partido, alcalde además de una población andaluza, que refirió un dicho de su madre: una vez que tiras un balde de agua a la calle, esa agua ya no puede volver al balde, es decir, una vez mancillado el honor, o tan siquiera puesto en duda, es muy difícil recuperarlo.

chistecorrupcion1

En ese sentido, estamos viendo cómo muchos políticos tienen ahora que demostrar su honradez preventivamente y otros públicamente maltratados, calumniados, juzgados y condenados han demostrado a posteriori su inocencia. ¿Quién les devuelve su honor manchado? No llega a ser como los condenados a prisión que luego resultan inocentes o, peor, los ejecutados que después resulta que no cometieron ningún crimen.

No concibo cómo la gente puede juzgar y condenar tan a la ligera.

Me niego a generalizar y a meter en el saco de la corrupción a toda la clase política.

Muchos de los que acusan, deberían antes mirar su propio comportamiento. Estamos en el país del enchufe, de la picaresca, de la economía sumergida, de los fallecidos que cobran una ayuda económica.

Se puede causar mucho daño al honor de una persona (una vez lanzada una acusación falsa o no contrastada ya nadie la para – el agua del balde echada a la calles ya no vuelve -).

chistecorrupcion3

Dicho esto, reconduzco el artículo y vuelvo a los exámenes a candidatos a municipio de Madrid (algunos de estos exámenes presentaron pifias y meteduras de pata increíbles) y me refiero a dos procedimientos de la democracia ateniense de época clásica que demuestran que estos exámenes, así como la moda de exponer públicamente los bienes de los políticos, no son una novedad. Eran la δοκιμασία o examen previo del candidato y la rendición de cuentas o εὔθυναι. De nuevo podemos decir que poco hemos inventado y que ya los atenienses establecieron estos dos mecanismos para gobernarse; debemos decir que los cargos eran por sorteo.

Cuando ya tenía a mitad esta miniserie, asistí en Sagunto a la XII Jornada de Cultura Clásica. Bernardo Souvirón en su charla “Causas de una crisis. El humanismo moderno.” dijo cosas que yo tenía ya en mente aportar aquí. Lo hizo especialmente en el apartado Logros del humanismo clásico. El reflejo político: la democracia, de dicha charla.

Podemos leer el artículo sobre la δοκιμασία en Wikipedia.

O el de la rendición de cuentas.

chistecorrupcion2

En la Constitución de Atenas de Aristóteles se nos habla del examen previo y la rendición de cuentas.

Rendición de cuentas:

48, 3-5:

κληροῦσι δὲ καὶ λογιστὰς ἐξ αὑτῶν οἱ βουλευταὶ δέκα, τοὺς λογιουμένους ταῖς ἀρχαῖς κατ τὴν πρυτανείαν ἑκστην. κληροῦσι δὲ καὶ εὐθύνους ἕνα τῆς φυλῆς ἑκστης, καὶ παρέδρους β ἑκστῳ τῶν εὐθύνων οἷς ἀναγκαῖόν ἐστι ταῖς ἀγοραῖς κατ τὸν ἐπώνυμον τὸν τῆς φυλῆς ἑκστης καθῆσθαι, κἄν τις βούληταί τινι τῶν τς εὐθύνας ἐν τῷ δικαστηρίῳ δεδωκότων ἐντὸς γ ἡμερῶν ἀφ᾿ ς ἔδωκε τς εὐθύνας εὔθυναν ἄν τ᾿ ἰδίαν ἄν τε δημοσίαν ἐμβαλέσθαι, γρἀψας εἰς πινκιον λελευκωμένον τοὔνομα τό θ᾿ αὑτοῦ καὶ τὸ τοῦ φεύγοντος, καὶ τὸ ἀδίκημ᾿ ὅ τι ν ἐγκαλῇ, καὶ τίμημα ἐπιγραψμενος ὅ τι ν αὐτῷ δοκῇ, δίδωσιν τῷ εὐθύνῳ· ὁ δὲ λαβὼν τοῦτο καὶ ἀνακρίνας, ἐν μὲν καταγνῷ, παραδίδωσιν τ μὲν δια τοῖς δικασταῖς τοῖς κατ δήμους τοῖς τὴν φυλὴν ταύτην δικζουσιν, τ δὲ δημόσια τοῖς θεσμοθέταις συναναγρφει. οἱ δὲ θεσμοθέται, ἐν παραλβωσιν, πλιν εἰσἀγουσιν ταύτην τὴν εὔθυναν εἰς τὸ δικαστήριον, καὶ ὅ τι ν γνῶσιν οἱ δικασταί, τοῦτο κύριόν ἐστιν.

Sacan a suertes de entre ellos mismos los consejeros a diez contadores, que son los que reciben las cuentas de las magistraturas a cada una de las pritanías. 4 Sacan a suertes también rectificadores, uno de cada tribu, y dos adjuntos para cada rectificador, los cuales tienen forzosamente que asistir a las asambleas, sentados delante del epónimo de cada tribu; y si alguien quiere, a alguno de los que han rendido cuentas en el tribunal, dentro de tres días desde que dió cuentas, presentar rectificación, bien sea privada, bien sea pública, escribe en una tablilla blanqueada el nombre suyo y el del acusado y el delito por el que reclama, y añade la evaluación de pena que le parezca y se lo entrega al rectificador. 5 Él lo recibe y lee, y si condena, entrega los asuntos particulares a los jueces de los demos que plantean los asuntos de esta tribu, y los comunales los inscribe para los thesmóthetas. Y los thesmóthetas, si lo reciben, vuelven de nuevo a plantear esta rectificación en el tribunal, y lo que sentencian los jueces es inapelable.

constitucionatenastovar

 54, 1-2:

Κληροῦσι δὲ καὶ τάσδε τὰς ἀρχάς· ὁδοποιοὺς πέντε, οἷς προστέτακται δημοσίους ἐργάτας ἔχουσι τὰς ὁδοὺς ἐπισκευάζειν· καὶ λογιστὰς δέκα καὶ συνηγόρους τούτοις δέκα, πρὸς οὓς ἅπαντας ἀνάγκη τοὺς τὰς ἀρχὰς ἄρξαντας λόγον ἀπενεγκεῖν. οὗτοι γὰρ εἰσι μόνοι οἱ τοῖς ὑπευθύνοις λογιζόμενοι καὶ τὰς εὐθύνας εἰς τὸ δικαστήριον εἰσάγοντες. Κἂν μέν τινα κλέπτοντ᾿ ἐξελέγξωσι, κλοπὴν οἱ δικασταὶ καταγιγνώσκουσι, καὶ τὸ γνωσθὲν ἀποτίνεται δεκαπλοῦν. ἐὰν δέ τινα δῶρα λαβόντα ἐπιδείξωσιν καὶ καταγνῶσιν οἱ δικασταί, δώρων τιμῶσιν, ἀποτίνεται δὲ καὶ τοῦτο δεκαπλοῦν. ἂν δ᾿ ἀδικεῖν καταγνῶσιν, ἀδικίου τιμῶσιν, ἀποτίνεται δὲ τοῦθ᾿ ἁπλοῦν, ἐὰν πρὸ τῆς θ πρυτανείας ἐκτείσῃ τις, εἰ δὲ μή, διπλοῦται. τὸ δὲ δεκαπλοῦν οὐ διπλοῦται.

Sortean además las siguientes magistraturas: cinco constructores de caminos, que tienen el encargo de disponer los caminos con los obreros del Estado. 2 Y diez contadores con los diez consejeros de éstos, los cuales tienen que tomar cuentas a todos los que han desempeñado un cargo. Estos son los únicos que tienen que tomar cuentas a los sometidos a darlas y que llevar las cuentas al tribunal y si uno es convicto de robo, los jueces estiman el robo y ha de pagar el décuplo de esta estimación, y si le denuncian por cohecho y los jueces le condenan, han de estimar la cuantía del don recibido y ha de pagarla diez veces; y si condenan por malversación, estiman ésta, y la pagará simple si paga antes de la novena pritanía, y si no, el doble. El décuplo no se dobla.

rendicioncuentas

Read Full Post »

examencandidatos

Ha sido noticia reciente el examen a los candidatos a las alcaldías de algunos pueblos madrileños, gobernados por el PP, tras la dimisión de sus anteriores alcaldes, detenidos dentro de la llamada Operación Púnica, que también ha afectado a alcaldes del PSOE o independientes.

Esta operación se suma a otras abiertas, todas dirigidas a descubrir y poner a disposición judicial a políticos, funcionarios o empresarios corruptos.

Estas operaciones y su presencia reiterada en los medios de comunicación han hecho que la corrupción se convierta en uno de los principales problemas del país, según muchos españoles.

Creo, sin embargo, que en el río revuelto de la corrupción se ha colado una injusta generalización que ha denostado a la clase política. Creo sinceramente que no todos los políticos son corruptos, sino que, en este colectivo, como en todos, hay más personas honradas y honestas que caraduras llegados al noble campo de la política para enriquecerse. El asunto se ha magnificado, como ocurrió con la pederastia practicada por determinados sacerdotes (ya escribimos una serie de artículos sobre ello) e, igual que entonces parecía que un porcentaje elevado de religiosos era pedófilo o pederasta, ahora parece que todos o la mayor parte de los políticos son corruptos. Pues niego la mayor: en uno y otro colectivo me consta que son más los honrados y honestos que lo contrario.

Sólo puedo entender la conmoción que causan ambos comportamientos en estos colectivos en tanto que unos, los sacerdotes, deben especialmente dar muestra de todo lo contrario a la pederastia, pues de ellos se espera un comportamiento modélico, especialmente en este terreno; mientras otros, los políticos, si han elegido el noble trabajo de la política, es decir, del bien del pueblo, deben guiarse por un comportamiento de servicio a la comunidad, en el que, lógicamente, honradez, honestidad, prudencia, sencillez, humildad, son necesarios y obligatorios.

Además, en el asunto de la política, además de la nefasta e injusta generalización, se han deslizado otros tres elementos terribles: el prejuicio, el juicio y condena y el socavamiento del honor.

Los prejuicios son terribles e injustos en todas las facetas, y también en la política ahora en estos tiempos en que ya se prejuzga que una persona dedicada a la política está en ella para medrar o enriquecerse.

Muchos ciudadanos, movidos por o dejándose llevar por informaciones periodísticas cuanto menos dudosas, ya han juzgado y condenado, sin pruebas, a las personas, e incluso entre el colectivo de profesores, se supone que personas de juicio, se oyen a menudo afirmaciones salidas de tono, medias verdades, juicios de valor infundados y bromas o chistes sobre la honorabilidad de muchas personas. Personalmente es algo que me repugna, ¡con qué ligereza, en este país especialmente, en muchos aspectos detestable, se prejuzga, se juzga y se condena!

Libre-de-pecados

Si no tienes pruebas, ¿cómo te atreves a juzgar a alguien? ¡Qué bien viene el mensaje evangélico!:

ὁ ἀναμάρτητος ὑμῶν πρῶτος ἐπ᾽ αὐτὴν βαλέτω λίθον·

Qui sine peccato est vestrum, primus in illam lapidem mittat.

El que no tenga pecado, que arroje la primera piedra.

En este juicio y condena realizados tan a la ligera se incurre en una derivada: muchas veces quienes juzgan y condenan a los políticos son aquéllos que en sus ámbitos se comportan o se han comportado con poca honradez; así, profesionales que no han cobrado el IVA en sus facturas, ciudadanos que han recurrido al enchufe para meter a familiares en un empleo, personas que se han valido de amigos para conseguir diferentes favores, profesionales de la docencia que no han destacado por su puntualidad, por su eficiencia o por su dedicación. Y a éstos se les podría aplicar otro sabio mensaje evangélico:

τί δὲ βλέπεις τὸ κάρφος τὸ ἐν τῶ ὀφθαλμῶ τοῦ ἀδελφοῦ σου, τὴν δὲ ἐν τῶ σῶ ὀφθαλμῶ δοκὸν οὐ κατανοεῖς;

Quid autem vides festucam in oculo fratris tui, et trabem in oculo tuo non vides?

¿Y por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo?

pajaenojoajeno

Ejemplos cotidianos: quienes depositan las bolsas de basura en el contenedor a la hora que les da la gana, y no de 20’00 a 23’00 como se indica en el contenedor serán los primeros que se quejen del mal olor que despiden en verano o critiquen al servicio de limpieza. Aforismo 1.

Quienes ocupan la calzada largo tiempo parados en su coche hablando con un amiguete y obligando a los coches de atrás a esperar o a hacer maniobra para adelantar serán los que, cuando tú te detengas dos segundos a que se baje tu anciana madre, pitarán y poco menos que te insultarán. Aforismo 2.

Por supuesto hay muchos más aforismos de este tipo.

Vamos con el tercer elemento en esta cacería del político supuestamente corrupto: el socavamiento del honor.

El otro día, en un programa de tertulia política en el que estaba como invitado el presidente de una comunidad autónoma acusado de comportamiento indebido por haber cargado a cuenta del Senado viajes a Canarias de carácter privado se defendía diciendo que no había realizado 32 viajes, como cierto medio de comunicación indicó, sino 16 y todos de carácter político; además indicó que otros 22 los pagó con su tarjeta VISA, aportando todos los gastos realizados con dicha tarjeta. El periódico que dijo que había cargado al Senado los 32 viajes dice hoy (15-11-2014) que esos 22 viajes no los realizó el presidente, sino su entonces pareja, pero no pide disculpas por su información incorrecta. A falta de que el aludido diga si eso es cierto o no, si los hizo él o su pareja, o ambos, yo pregunto: si paga personalmente con su dinero el viaje de otra persona, ¿comete delito?, en absoluto. ¿No le puedo pagar a mi sobrino un viaje a Laponia?

Curiosamente la noticia publicada el 6 de noviembre con el titular Monago cargó al Senado 32 viajes privados en business a Canarias no ha sido rectificada, cuando se publicó esta otra.

Ya he comprobado personalmente que los medios de comunicación españoles pocas, raras veces, nunca, piden disculpas o rectifican.

Además, los comentarios de los lectores a esa noticia en el susodicho periódico dan miedo, producen tristeza y vergüenza ajena y son un ejemplo de falta de respeto, de prejuicio, juicio y condena. No sólo insisten en que ¡¡debe ir a la cárcel por ese comportamiento!!, sino que se meten con su vida privada y hacen bromas, mofas y befas de la relación que tenía con la supuesta beneficiada de los viajes.

Quede aquí claro que me refiero a los políticos de todos los partidos, pues en todos ellos ha habido personas injustamente tratadas. Recordemos a Demetrio Madrid o a José Manuel Soria.

Read Full Post »

Older Posts »