Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2015

the-big-bang-theory

De las pocas cosas que veo en televisión la serie The Big Bang Theory es una de las que más me gusta. Sheldon, Leonard, Raj, Penny, Howard, Bernadette, Amy o Stuart me hacen reír con sus celos, disputas, envidias, situaciones extrañas, estrambóticas o surrealistas. La veo con el audio en inglés, porque, a pesar de que el doblaje es bueno, en el inglés original la serie gana mucho.

El otro día repusieron una capítulo en el que el profesor y doctor Sheldon Cooper, un otrora niño prodigio con síndrome Asperger de origen tejano, personaje interpretado por Jim Parsons, trata de enseñar física a Penny, una camarera y aspirante a actriz no demasiado avezada en el mundo del estudio, vecina de Sheldon y Leonard, ambos físicos y trabajadores el Instituto Tecnológico de California, en Pasadena. El personaje de Penny lo interpreta Kaley Cuoco. Penny quiere entender el trabajo (por qué las partículas subatómicas se mueven como se mueven) que está realizando su novio Leonard Hofstadter (Johnny Galecki), para poder demostrarle preocupación e interés por él y pide a Sheldon que le explique física.

Sheldon toma las clases como un proyecto al que llama Gorila y durante las clases, a parte de tratar de ignorante a Penny y demostrar poca paciencia y empatía como profesor llegando a hacer llorar a Penny que se cree estúpida, menosprecia el trabajo de su amigo y compañero de piso y trabajo Leonard que, según él, ha copiado el trabajo de investigadores holandeses, a parte de decirle a Penny que Leonard estudia algo que no es complicado.

Y Ustedes dirán por qué les hablo hoy de esto. Pues porque en el video que aporto hay cinco alusiones al mundo griego:

  1. La explicación de Sheldon de qué es la física (él escribe en la pizarra physika, del griego φυσικά, como él dice “the science of natural things, la ciencia de las cosas naturales o de la naturaleza”)
  2. El nacimiento de la física en Grecia
  3. Y ya en la narración de cómo se inició la física, la explicación de qué era el ágora (ἀγορά) “the local market”.
  4. Y luego, cómo al ver a las estrellas en movimiento en el cielo se las llamó πλανήτης, esto es, “wanderer” = errante”. Sheldon pronuncia πλανήτης con acento en la última sílaba, πλανητής
  5. Según Cooper, Isaac Newton demostró que Aristóteles estaba equivocado y no era necesaria la fuerza para mantener el movimiento.

 

Creo que la escena es divertidísima con Sheldon anotando en su ordenador los escasos progresos  de sus clases que le agotan a la mínima, la falta de conexión entre un profesor demasiado elevado, que pretende exponer en una clase 2600 años de historia de la física a una no muy brillante alumna, la recurrente vuelta a la cálida tarde de verano en la antigua Grecia, las indicaciones de Sheldon de cuando tiene Penny que escribir en su libro de apuntes, la imposibilidad de Penny para aguantarse de ir al baño durante 2600 años, los intentos de Penny de responder bien a las preguntas de Cooper, la alta autoestima de Sheldon, cuando no orgullo y presunción (“yo lloro porque los demás son estúpidos y eso me pone triste”), que no ayuda mucho a Penny, etc.

Cuando todos los amigos se reúnen y casualmente se cita el trabajo de Leonard, Penny, guiada y adiestrada por Sheldon, pone en duda el trabajo de Leonard con una larga parrafada que deja a todos boquiabiertos, hasta que la pobre chica echa por tierra su magnífica e impactante intervención delatando que ha recibido clases al decir: “y ya está, hasta ahí me sé. No, esperad. La tarta de manzanas es de uno de Massachusetts y no del científico Newton”, con lo que los demás entienden qué ha ocurrido.

Sencillamente, genial.

Read Full Post »

waterhousepandora

Pandora (1896), óleo sobre lienzo de 91 x 152 cm, obra de John William Waterhouse. Colección particular

Fue en su discurso ante la 70ª Asamblea de la ONU el pasado viernes 25 de septiembre, con ocasión de su viaje apostólico a Cuba y los Estados Unidos, cuando el papa Francisco (Jorge Mario Bergoglio), hizo uso de una, por otra parte, famosa frase que incluye un personaje mitológico griego. Nos referimos a Pandora. Veamos qué nos dice Hesíodo, en Teogonía 571-594:

γαίης γὰρ σύμπλασσε περικλυτὸς Ἀμφιγυήεις
παρθένῳ αἰδοίῃ ἴκελον Κρονίδεω διὰ βουλάς.
ζῶσε δὲ καὶ κόσμησε θεὰ γλαυκῶπις Ἀθήνη
ἀργυφέη ἐσθῆτι· κατὰ κρῆθεν δὲ καλύπτρην
δαιδαλέην χείρεσσι κατέσχεθε, θαῦμα ἰδέσθαι·       

[ἀμφὶ δέ οἱ στεφάνους, νεοθηλέος ἄνθεα ποίης,
ἱμερτοὺς περίθηκε καρήατι Παλλὰς Ἀθήνη.]
ἀμφὶ δέ οἱ στεφάνην χρυσέην κεφαλῆφιν ἔθηκε,
τὴν αὐτὸς ποίησε περικλυτὸς Ἀμφιγυήεις
ἀσκήσας παλάμῃσι, χαριζόμενος Διὶ πατρί.       
τῇ δ᾽ ἐνὶ δαίδαλα πολλὰ τετεύχατο, θαῦμα ἰδέσθαι,
κνώδαλ᾽, ὅσ᾽ ἤπειρος πολλὰ τρέφει ἠδὲ θάλασσα·
τῶν ὅ γε πόλλ᾽ ἐνέθηκε,—χάρις δ᾽ ἀπελάμπετο πολλή,—
θαυμάσια, ζῴοισιν ἐοικότα φωνήεσσιν.

αὐτὰρ ἐπεὶ δὴ τεῦξε καλὸν κακὸν ἀντ᾽ ἀγαθοῖο,     
ἐξάγαγ᾽, ἔνθα περ ἄλλοι ἔσαν θεοὶ ἠδ᾽ ἄνθρωποι,
κόσμῳ ἀγαλλομένην γλαυκώπιδος ὀβριμοπάτρης.
θαῦμα δ᾽ ἔχ᾽ ἀθανάτους τε θεοὺς θνητούς τ᾽ ἀνθρώπους,
ὡς ἔιδον δόλον αἰπύν, ἀμήχανον ἀνθρώποισιν.

[ἐκ τῆς γὰρ γένος ἐστὶ γυναικῶν θηλυτεράων,]     
τῆς γὰρ ὀλώιόν ἐστι γένος καὶ φῦλα γυναικῶν,
πῆμα μέγ᾽ αἳ θνητοῖσι μετ᾽ ἀνδράσι ναιετάουσιν
οὐλομένης πενίης οὐ σύμφοροι, ἀλλὰ κόροιο.

pandorarossetti

Pandora (1879) de Dante Gabriel Rossetti. En la caja se puede leer en latín: Ultima manet spes (la última que queda es la esperanza)

Modeló de tierra al ilustre Patizambo una imagen con apariencia de casta doncella, por voluntad del Crónida. La diosa Atenea de ojos glaucos le dio ceñidor y la adornó con vestido de resplandeciente blancura; la cubrió desde la cabeza con un velo, maravilla verlo, bordado con sus propias manos; y con deliciosas coronas de fresca hierba trenzada con flores, rodeó sus sienes Palas Atenea. En su cabeza colocó una diadema de oro que él mismo cinceló con sus manos, el ilustre Patizambo, por agradar a su padre Zeus. En ella había artísticamente labrados, maravilla verlos, numerosos monstruos, cuantos terribles cría el continente y el mar; de ellos grabó muchos aquél, y en todos se respiraba su arte, admirables, cual seres vivos dotados de voz. Luego que preparó el bello mal, a cambio de un bien, la llevó donde estaban los demás dioses y los hombres, engalanada con los adornos de la diosa de ojos glaucos, hija de poderoso padre; y un estupor se apoderó de los inmortales dioses y hombres mortales cuando vieron el espinoso engaño, irresistible para los hombres. Pues de ella desciende la estirpe de femeninas mujeres. Gran calamidad para los mortales, con los varones conviven sin conformarse con la funesta penuria, sino con la saciedad.

La traducción es de Aurelio Pérez Jiménez y A. Martínez Díaz, en Gredos.

calixPandora

La creación de Pandora (crátera o kylix de figuras rojas áticas; época arcaica) British Museum, Londres, Reino Unido

El propio Hesíodo, en Trabajos y Días 59-99,  nos narra qué consecuencias tuvieron las acciones de dicha mujer:

Habló así y rió el Padre de los hombres y de los Dioses, y ordenó al ilustre Hefesto que mezclara en seguida la tierra con el agua y de la pasta formara una bella virgen semejante a las Diosas inmortales, y a la cual daría voz humana y fuerza. Y ordenó a Atenea que le enseñara las labores de las mujeres y a tejer la tela; y que Afrodita de oro esparciera la gracia sobre su cabeza y le diera el áspero deseo y las inquietudes que enervan los miembros. Y ordenó al mensajero Hermes, matador de Argos, que le inspirara la impudicia y un ánimo falaz. Ordenó así, y los aludidos obedecieron al rey Zeus Cronión. Al punto, el ilustre Cojo de ambos pies, por orden de Zeus, modeló con tierra una imagen semejante a una virgen venerable; la Diosa Atenea la de los ojos claros la vistió y la adornó; las Diosas Cárites y la venerable Pito colgaron a su cuello collares de oro; las Horas de hermosos cabellos la coronaron de flores primaverales; Palas Atenea le adornó todo el cuerpo; y el Mensajero matador de Argos, por orden de Zeus retumbante, le inspiró las mentiras, los halagos y las perfidias; y finalmente el Mensajero de los Dioses puso en ella la voz. Y Zeus llamó a ésta mujer Pandora, porque todos los Dioses de las moradas olímpicas le dieron algún don, que se convirtiera en daño de los hombres que se alimentan de pan.

vasoPandora

La creación de Pandora (crátera de figuras rojas áticas, 475-425 a. C.; época clásica) Ashmolean Museum, Oxford, Reino Unido

Tras de acabar esta obra perniciosa e inevitable el Padre Zeus envió a Epimeteo al ilustre Matador de Argos, veloz mensajero de los Dioses, con ese presente; y Epimeteo no pensó en que Prometeo le había recomendado que no aceptara nada de Zeus Olimpico y le devolviera sus presentes, para que no trajesen desgracia a los mortales. Y aceptó el obsequio y no sintió el mal hasta después de haberlo recibido.

Antes de aquel día, las generaciones de hombres vivían sobre la tierra exentas de males, y del rudo trabajo, y de las enfermedades crueles que acarrean la muerte a los hombres. Porque ahora los mortales envejecen entre miserias.

Y aquella mujer, levantando la tapa de un gran vaso que tenía en sus manos esparció sobre los hombres las miserias horribles. Únicamente la Esperanza quedó en el vaso, detenida en los bordes, y no echó a volar porque Pandora había vuelto a cerrar la tapa por orden de Zeus tempestuoso que amontona las nubes.

La caja abierta por Pandora, pues, es símbolo de la diseminación de males y miserias.

Es en el minuto 31 ‘ 26″ del siguiente vídeo se inicia la alusión mitológica del papa Francisco en su discurso en la ONU, Bergoglio cita “caja de Pandora” en 32′ 19″. En 32’ 35″ acaba la frase.

La frase completa es ésta:

Si se respeta y aplica la Carta de las Naciones Unidas con transparencia y sinceridad, sin segundas intenciones, como un punto de referencia obligatorio de justicia y no como un instrumento para disfrazar intenciones espurias, se alcanzan resultados de paz. Cuando, en cambio, se confunde la norma con un simple instrumento, para utilizar cuando resulta favorable y para eludir cuando no lo es, se abre una verdadera caja de Pandora de fuerzas incontrolables, que dañan gravemente las poblaciones inermes, el ambiente cultural e incluso el ambiente biológico”.

Texto, por otra parte, muy interesante, ya que el papa denuncia la manipulación interesada de la Carta de las Naciones Unidas para legalizar guerras que en realidad estaban planificadas “con intenciones espúrias”. Muy destacable esta parte: con un simple instrumento, para utilizar cuando resulta favorable y para eludir cuando no lo es.

LefevbrePandora

Pandora (1882), óleo sobre lienzo de 96,5 x 74 cm de Jules Joseph Lefebvre. Colección particular.

Read Full Post »

Yo no entraría (II)

ageometretos

Seguimos con esta serie sobre la frase escrita en el pórtico de la Academia platónica.

Conocemos por otra parte un tópico literario en el que la forma es muy cercana a la de nuestra inscripción. Surge de una de las cartas atribuidas a Diógenes el Cínico, hallada en los Epistolographi Graeci de Hercher (R. Hercher, Epistolographi graeci, Paris 1873, pp. 249-251. Se trata de la carta XXXVI). Se sabe que estas cartas son falsas y forman una colección artificial en el que se pueden distinguir varios grupos. La que nos interesa podría datar de los comienzos de la era cristiana. Diógenes es descrito en una situación que Eduard Norden ha comparado con la de san Pablo llegando a Atenas. Él llega a Cízico y observa que todas las casas llevan en la parte superior de la puerta esta inscripción:

ὁ τοῦ Διὸς παῖς καλλίνικος ῾Ηρακλῆς

ἐνθάδε κατοικεῖ, μηδὲν εἰσίτω κακόν,

es decir :

el hijo de Zeus, glorioso vencedor, Heracles

habita en esta casa, ningún mal debe entrar aquí.

Diógenes, sorprendido, inicia la discusión con un transeúnte sobre esta inscripción que él propone irónicamente modificar por:

Πενία ἐνθάδε κατοικεῖ, μηδὲν εἰσίτω κακόν (la Pobreza habita en esta casa, ningún mal debe entrar aquí)

o:

Δικαιοσύνη ἐνθάδε κατοικεῖ, μηδὲν εἰσίτω κακόν (la Justicia habita en esta casa, ningún mal debe entrar aquí).

Rudolf_Hercher

Rudolf Hercher (1821-1878, filólogo clásico)

A propósito de esta divertida anécdota conviene hacer dos observaciones. La primera es la fortuna de este lugar común literario indefinidamente copiado. Otto Weinreich la ha estudiado y ha citado los usos que han hecho Diógenes Laercio (VI 39: εὐνούχου μοχθηροῦ ἐπιγράψαντος ἐπὶ τὴν οἰκίαν, “μηδὲν εἰσίτω κακόν,” “ὁ οὖν κύριος,” ἔφη, “τῆς οἰκίας ποῦ εἰσέλθῃ; = Habiendo cierto eunuco, hombre perverso, escrito sobre el ingreso de su casa. “No entre por aquí ningún malo”, dijo. “Pues ¿cómo ha de entrar el dueño de la casa” y VI 50: νεογάμου ἐπιγράψαντος ἐπὶ τὴν οἰκίαν, ὁ τοῦ Διὸς παῖς καλλίνικος ῾Ηρακλῆς ἐνθάδε κατοικεῖ. μηδὲν εἰσίτω κακόν· ἐπέγραψε, “μετἀ τὸν πόλεμον ἡ συμμαχία.” = Habiendo un recién casado escrito sobre la puerta de su habitación: “Heracles Calínico, hijo de Zeus habita aquí: nada malo entre”, añadió Diógenes a continuación: ”Después de la batalla, el socorro”), Clemente de Alejandría (Stromata VII 4, 26: Πολλοὶ δὲ καὶ τὰς γραφὰς δεδίασι τὰς ἀνακειμένας. ἀστείως πάνυ ὁ Διογένης, ἐπὶ οἰκίᾳ μοχθηροῦ τινος εὑρὼν ἐπιγεγραμμένον· ὁ καλλίνικος ῾Ηρακλῆς ἐνθάδε κατοικεῖ· μηδὲν εἰσίτω κακόν, “καὶ πῶς” ἔφη “ὁ κύριος εἰσελεύσεται τῆς οἰκίας;”= Y muchos temen las inscripciones que cuelgan de los edificios. Muy burlonamente Diógenes, habiéndose encontrado en la casa de un hombre malvado la incripción: “Heracles Calínico habita aquí, que ningún mal entre”, dijo: “¿Y cómo entrará el dueño de la casa”?), Teodoreto (Graecarum affectionum curatio VI 20: Οὕτω πάλιν οὗτος αὐτὸς ἐν οἰκίᾳ τινὸς μοχθηροῦ ἐπιγεγραμμένον εὑρών· ὁ τοῦ Διὸς παῖς καλλίνικος ῾Ηρακλῆς ἐνθάδε κατοικεῖ· μηδὲν εἰσίτω κακόν. “Καὶ πῶς” ἔφη “ὁ κύριος εἰσελεύσεται τῆς οἰκίας;” = Así de nuevo él mismo tras hallar en la casa de un malvado la inscripción: “Heracles Calínico, el hijo de Zeus, reside aquí, que ningún mal entre”, dijo: “¿Y cómo entrará el dueño de la casa”?), la literatura latina e incluso los propios cristianos en el propio portal de Santa Sofía de Constantinopla:

ὁ ἅ(γιο)ς θ(εὸ)ς ἐνθάδε κατοικεῖ, μηδεὶ[ς βέβηλος εἰσίτω = El Dios Santo reside aquí, ningún profano debe entrar.

Diogenes_looking_for_a_man_-_attributed_to_JHW_Tischbein

Diógenes buscando hombres honestos (cuadro atribuido a J. H. W. Tischbein (ca. 1780).

La segunda observación nos lleva a constatar que esta historia no es una ficción pura y simple, porque se han descubierto en las excavaciones tales inscripciones sobre los dinteles e las puertas. Es principalmente en Siria donde han sido halladas. Se desprende de lo que acabamos de decir que la fórmula de esta presunta inscripción de Platón en el frontón de la Academia es, en su fondo, de inspiración platónica y, en su forma puede situarse fácilmente en el contexto de ciertas formas de vida griegas. Si la ausencia total de cualquier testimonio antiguo nos impide absolutamente creer en la realidad histórica de una inscripción colocada por el propio Platón, debemos admitir que estamos en presencia de una ficción literaria bastante común en la retórica helenística, que por otra parte ha imaginado leyendas paralelas, lo veremos, para el Perípato de Aristóteles y el Jardín de Epicuro. Tal vez, viendo la forma lapidaria de la máxima platónica, no es del todo inverosímil imaginar que con ocasión de la restauración del edificio en el lugar de la Academia, un patrono celoso o un mecenas generoso haya hecho grabar en el siglo II o III de nuestra era sobre el dintel de una puerta la inscripción programática ἀγεωμέτρητος μηδεὶς εἰσίτω.

ageometra3

El más antiguo testimonio literario que debemos considerar parece ser un escolio antiguo sobre el texto de Elio Arístides. Se refiere a un pasaje de uno de los tres Discursos Platónicos de este rétor, esta especie de defensa Para los cuatro, a saber Milcíades, Temístocles, Cimón y Pericles, dirigida principalmente contra las críticas de Platón en el Gorgias. Estos escolios a los discursos de Arístides, sofista del siglo II, han sido publicados sueltos por Dindorf en el tercer volumen de su edición de obras completas. El profesor F. W. Lenz (Untersuchungen zu den Aristeides Scholien, en Problemata, 8, Berlín, 1934) estudió estos escolios y mostró que el primer fondo de estas glosas viene de un rétor ateniense, Sópatros, y que se enriquecieron progresivamente con Aretas, el famoso metropolita de Cesarea en el siglo IX. De Sópatros sabemos pocas cosas, pero lo esencial es que estudió y enseñó en Atenas a mitad o a principios de la segunda mitad del siglo IV. Sabemos que el problema de los escolios sobre un texto como el de Elio Arístides está de hecho estrechamente ligado a la propia transmisión del texto.

Arístides, en su discurso, decía: Si la geometría es una cosa bella, la igualdad que le pertenece es cosa bella también = εἰ δὲ ἡ γεωμετρία καλὸν, καὶ ἡ κατ᾿ αὐτὴν ἰσότης y el escoliasta Sópatros reproduce la frase y anota:

εἰ δὲ ἡ γεωμετρία καλὸν, καὶ ἡ κατ᾿ αὐτὴν ἰσότης] ἐπεγέγραπτο ἔμπροσθεν τῆς διατριβῆς τοῦ Πλάτωνος ὅτι ἀγεωμέτρητος μηδεὶς εἰσίτω· ἀντὶ τοῦ ἄνισος καὶ ἄδικος. ἡ γὰρ γεωμετρία τὴν ἰσότητα καὶ τὴν δικαιοσύνην ζητεῖ.

Si la geometría es una cosa bella, la igualdad que le pertenece es cosa bella también. Había sido inscrito en el frontón de la escuela de Platón: “nadie que no sea geómetra, debe entrar”, para significar: “si no es legal, si no es justo”; pues la geometría busca la legalidad y la justicia.

Elio Aristides

Elio Arístides (118-180). Estatua en los Museos Vaticanos

Read Full Post »

Yo no entraría (I)

pubageometra1

Paseaba el otro día por la calle Herrero de Castellón y reparé en una pizarra colgada en el lateral izquierdo de una especie de bar o pub. En ella había un dibujo que no me atrevo a describir: ¿un lagarto o cocodrilo con birrete?, tres setas, un número 23, tres pirámides y lo que parecen naves espaciales.

Bueno, lo que realmente me interesó de la citada pizarra fueron las frases de la parte inferior, donde se podía leer:

PROHIBIDA LA ENTRADA AL QUE NO SEPA GEOMETRÍA y debajo la pregunta:

¿PERO DE LA EUCLIDIANA?

Una flecha que surgía del interrogante inicial terminaba encima de la primera frase y decía, a su vez, Esta ENTRA.

Evidentemente, a mi memoria vino la famosa frase ἀγεωμέτρητος μηδεὶς εἰσίτω, que se dice estaba escrita en la puerta de la Academia de Platón.

Por eso el objeto de este artículo es repasar las fuentes de dicha frase, que haré con la ayuda del artículo de Henri-Dominique Saffrey γεωμέτρητος μηδες εσίτω. Une inscription légendaire publicado en la Revue des Études Grecques, tomo 81, fascículo 384-385, Enero-junio 1968. pp. 67-87.

En efecto, una vez buscadas las fuentes, di con este interesante trabajo que he tratado de extractar y traducir del francés, aportando los textos citados por el autor.

Una tradición, que no se remonta más allá del siglo IV. d. C., indica que una inscripción había estado colocada en la Academia de Platón diciendo: “Nadie debe entrar aquí, a menos que sea geómetra”. Los testimonios de esta tradición son: el escoliasta de Elio Arístides, el emperador Juliano el Apóstata, Juan Filópono, Olimpiodoro, Elías, David y Juan Tzetzes. Aunque la fórmula expresa una idea platónica y tal inscripción es conforme a las prácticas de la vida religiosa griega, debe ser vista como un lugar común literario, que data del período helenístico, ya que la misma tradición también existe para la escuela Peripatética y el Jardín de Epicuro.

Wilamowitz

Ulrich von Wilamowitz

Ulrich von Wilamowitz, en su Platon (Berlín, 1920), aporta la anécdota de la inscripción sobre la puerta de la Academia (“wer von Geometrie nicht versteht, hat hier kein Zutritt” = quien no entiende de Geometría no tiene aquí acceso). Cuenta que Goethe conocía esta máxima y la cita para ilustrar la idea que le gusta repetir a propósito de numerosos proverbios de lso Antiguos, que toman con el tiempo un sentido totalmente diferente a su significado original; en una nota, el filólogo alemán ¡pregunta si existen para esta leyenda otros testimonios que aquellos versos de un bizantino del siglo XII, Juan Tzetzes!

Sin embargo, treinta años antes que Wilamowitz, Eduard Zeller (en Die Philosophie der Griechen, La Filosofía de los griegos, Leipzig, 1889), había ya señalado otros dos testimonios, Juan Filopón y David, que datan del siglo VI; y en un célebre artículo (De dis ignotis quaestiones selectae), Otto Weinreich había sumado los nombres de Olimpiodoro y de Elías, filósofos que daban clase en Alejandría a finales del siglo VI. Actualmente, se puede todavía retrasar dos siglos el origen de esta anécdota y aportar, por una parte, un escolio a Elio Arístides donde la inscripción está explícitamente presente; por otra parte, una alusión del emperador Juliano el Apóstata en un discurso datado comúnmente en el año 362. Estamos a mitad del siglo IV, en el círculo de los rétores y filósofos atenienses, sobre los que no sabemos prácticamente nada.

Eduard_Zeller

Eduard Zeller

ἀγεωμέτρητος μηδεὶς εἰσίτω (que no entre nadie que no sepa Geometría); en esta fórmula se puede distinguir el fondo y la forma. El fondo trasluce una doctrina auténticamente platónica, la del lugar propedéutico de las matemáticas elementales en la educación de la filosofía. Recordemos que geometría plana, después de que el cálculo y antes de la astronomía, la geometría en el espacio y la armonía, era parte del plan de estudios que debe preparar para la dialéctica el guardián de la República (VII, 526 G – 527 C). Es éste el mismo programa (números, geometría, astronomía) el que constituye el prolegómeno al conocimiento del bien en el Περί τάγαθοῦ de Platón (cf. Aristóxeno, Harmonica-ritmica, II, 30: ὅτε δὲ φανείησαν οἱ λόγοι περὶ μαθημάτων καὶ ἀριθμῶν καὶ γεωμετρίας καὶ ἀστρολογίας καὶ τὸ πέρας ὅτι τἀγαθόν ἐστιν ἕν.)

Para persuadirse de que este programa de estudios estuvo siempre en uso en el siglo III de nuestra era, basta con evocar el tratado de Teón de Esmirna.

En cuanto a la forma, esta inscripción recuerda aquéllas que se podían leer en efecto a la entrada de templos en Grecia desde los primeros tiempos. En Grecia los lugares de culto han sido siempre considerados como la residencia de los dioses y no estaban necesariamente abiertos a todo el mundo. Ciertas categorías de personas podían ser excluidas, como los extranjeros o los esclavos, o bien el acceso a los santuarios podía estar prohibido a ciertos hombres y mujeres. Se colocaba entonces a la entrada del templo una inscripción como ésta, hallada en Mileto: θεὸς ἔπεν γυναῖκας ἐς τὠρακ[λέος μὴ είσίεναι, es decir, el dios dijo que las mujeres no deben entrar en el santuario de Heracles. O, precisamente al comienzo del siglo II, vemos a Teón de Esmirna comparar la filosofía con una iniciación a un verdadero misterio (τὴν φιλοσοφίαν μύησιν φαίη τίς ἂν ἀληθοῦς τελευτής); y poco a poco, sobre todo con el neoplatonismo, se vendrá a considerar la vida filosófica como una consagración religiosa y a imaginar la educación del filósofo a la manera del ingreso en una religión. Era, pues, normal, que se tomaran prestadas también de las costumbres religiosas aspectos característicos para traspasarlos al mundo escolar. El dios que habla ahora es Platón y pronuncia en el umbral de su templo, la Academia: ἀγεωμέτρητος μηδεὶς εἰσίτω.

ageometra1

ageometra2

Read Full Post »

Arise, Athena!

lastnightproms2015

Reanudamos nuestro blog con un artículo breve que se refiere a algo que acaba de producirse en el Royal Albert Hall de Londres, en el marco de la maravillosa Last Night de los Proms 2015. La BBC Symphony Orchestra y el BBC Symphony Chorus, dirigidos por la directora neoyorquina Marin Alsop, acaban de interpretar Arise, Athena! de la compositora jamaicana Eleanor Alberga.

BBC-Proms-Marin-Alsop

Marin Alsop (Nueva York, 1956)

Escrita para gran orquesta sinfónica y coro, esta emocionante nueva obra retrata el poder de una mujer fuerte y sabia que trae la armonía a un mundo lleno de problemas a lo largo de sus tres intensos minutos. El coro – que representa a toda la humanidad – llama a la diosa Atenea para que acuda en su ayuda, acudiendo con los dones de las artes y la sabiduría para disipar su miedo.

Mis principales fuentes de inspiración provienen de fuerzas espirituales y emocionales, la mitología griega y otros relatos, y la naturaleza. Una de mis prioridades es intentar comunicarme con el público, si puede ser en un nivel profundo.

La idea de ‘Arise, Athena!’ vino de mi decisión de tener un tema femenino para la obra. Debido a mi interés por la mitología griega y a los conflictos actuales y la situación problemática del mundo, inmediatamente pensé en esta diosa de la sabiduría y de las Artes. Si la humanidad tuviera más sabiduría y más interés por las Artes y menos codicia por el poder, tal vez no estaríamos arrastrados a circunstancias políticas tan extremas.

eleanoralberga

Eleanor Alberga (Kingston, 1949)

Esta obra se encuentra dentro del espectro más tonal de mi música y la narración imaginaria es la siguiente:

El mundo duerme en la inocencia. Los dioses y diosas están en su lejano hogar y la naturaleza está en calma. Una fuerza extraña se mueve, agitando la paz. La Humanidad invoca a Atenea para que se levante y traiga la sabiduría y la música al mundo. El peligro es desterrado y todo el mundo se regocija.

Esperemos a que este estreno esté disponible próximamente y la podamos escuchar todos.

Aquí lo tenemos ya.

 

Arise, Athena!

 

Cerramos este breve artículo con la Atenea que preside el parlamento austríaco en Viena, que pudimos admirar este verano.

ateneaviena

Read Full Post »