Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 julio 2009

Otro compositor que dedicó una obra a Lucrecia fue Händel. Es una cantata con número de catálogo HWV (Händel Werk Verzeichnis) 145 y fue escrita en su primera estancia en Italia, concretamente en Roma,  entre 1706 y 1710.

Puesto que este año se cumple el 250 aniversario de la muerte del compositor anglogermano, la audición de la cantata es también un homenaje a su persona.

Esta es la letra de la obra, que combinamos con videos en los que se interpretan fragmentos de la misma.

 

1. Recitativo

O Numi Eterni!

O Stele, stelle!

Che fulminate empi tiranni,

Impugnate a’ miei voti

Orridi Strali:

Voi con fochi tonanti

Incenerite il rio Tarquinio e Roma.

Dalla superba chioma

Omai trabocchi il vacillante alloro

S’apra il suolo in voragini

Si celi, con memorando esempio

Nelle viscere sue l’indegno e l’empio.

 Oh númenes eternos!

Oh estrellas, estrellas!

Que fulmináis tiranos impíos,

A petición mia empuñad

Horribles dardos:

Vosotrros con fuegos tonantes

Quemad al malvado Tarquinio y Roma.

De la frente imponente

Caiga ahora mismo el vacilante laurel

Que se abra la tierra en abismos

Se esconda, con memorable ejemplo

En sus entrañas el indigno y el impío

 

 

 2 – Aria

Già superbo del mio affanno

Traditor dell’onor mio

Parte l’empio, lo sleal.

Tu punisci il fiero ingano

Del fellon, del mostro rio

Giusto Cie, parca fatal!

Già superbo, etc.

 

Ya orgulloso de mi ansia

Traidor de mi honor

Marcha el impío, el desleal.

Tú castigas el cruel engaño

Del felón, del malvado monstruo

Cielo justo, parca fatal!

Ya orgulloso, etc.

 

 

 3 – Recitativo

Ma voi forse nel cielo

Per castigo maggior del mio delitto,

State oziosi, o provocati Numi:

Se son sorde le stelle

Se non mi odon le sfere

A voi Tremende Deità

Deità dell’abisso mi volgo

A voi, a voi spetta

Del tradito onor mio far la vendetta.

 

Pero vosotros quizás en el cielo

Para mayor castigo de mi delito

Estéis ociosos, oh númenes provocados:

Si son sordas las estrellas,

Si no me escuchan las esferas

A vosotras terribles deidades

Deidades del abisme me dirijo

A vosotras, a vosotras espera

Vengar mi traicionado honor.

 

4 – Aria

Il suol che preme,

L’aura che spira

L’empio romano

S’apra, s’infetti.

Se il paso move,

Se il guardo gira,

Incontri larve,

Riune aspeti.

Il suol che preme, etc.

 

La tierra que pisa

El aire que respira

El impío romano

Se abra, se infecte.

Si el paso avanza,

Si la mirada vuelve

Encuentre larvas,

Espere la destrucción.

La tierra que pisa, etc.

Scena

5. Recitativo

Ah! che ancor nell’abisso dormon le furie,

i sdegni e le vendette.

Giove dunque per me non ha saette?

È pietoso l’inferno?

Ah! ch’io già sono in odio al cielo, ah dite!

E se la pena non piomba sul mio capo,

a’ miei rimorsi è rimorso

il poter di castigarmi.

 

Ah! Que aún duermen en el abismo las furias,

los menosprecios y las venganzas.

¿Acaso no tiene Júpiter  rayos para mí?

Es piadoso el infierno?

Ah, que yo ya soy odiosa al cielo, ah decid!

Y si la pena no se hunde en mi cabeza,

Para  mis remordimientos está el tormento

El poder de castigarme.

6. Furioso

Questi la disperata anima mia puniscan, sì!

Castiguen éstos mi alma desesperada, sí!

7. Adagio

Ma il ferro che già intrepida stringo

alla salma infedel porga la pena.

Pero la espada que ya intrépida empuño

Al cadáver infiel brinde la pena.

 

 

 

8. Recitativo

A voi, padre, consorte,

a Roma, al mondo, presento il mio morir.

Mi si perdoni il delitto esecrando,

ond’io macchiai involontaria il nostro onor.

Un’altra più detestabil colpa,

di non m’aver uccisa pria del misfatto,

mi si perdoni.

 

A vosotros, padre, marido,

A Roma, al mundo, presento mi muerte.

Se me perdone el delito execrable,

Con el que manché sin querer  nuestro honor.

Otra culpa más detestable,

El no haber muerto antes del crimen,

Se me perdone.

 

 

9. Adagio

Già nel seno comincia

a compir questo fero i duri uffizii.

Sento ch’il cor si scuote più

dal dolor di questa caduta invendicata

che dal furor delle vicina morte.

 

Ya comienza en el pecho

A cumplir esta espada sus duros deberes.

Siento que el corazón se sobresalta más

Por el dolor de esta caída sin venganza

Que por el furor de la muerte cercana.

 

 

10. Furioso

Ma se qui non m’è dato

castigar il tiranno,

opprimer l’empio,

con più barbaro esempio,

per ch’ei sen cada estinto,

stringerò a’ danni suoi mortal saetta,

e furibonda e cruda,

nell’inferno farò la mia vendetta!

 

Pero si aquí no me es concedido

Castigar al tirano,

Abrumar al impío,

Con un ejemplo más bárbaro

Para que él caiga muerto,

Estrecharé para su desgracia una saeta mortal,

furiosa y cruel,

Me vengaré en el infierno!

 

 Finalmente destacamos la obra de Juan Pastor, Farsa de Lucrecia, tragedia de la castidad. De este lugar tomamos esto:

La Farsa de Lucrecia de Juan Pastor, de 1528 aproximadamente, está enraizada en el teatro español ‘primitivo’; el elemento popular que no falta, hace que la historia clásica pierda mucho de su esencia heroica. No obstante, la concepción que tiene del honor la protagonista refleja la tendencia individualista propia del Renacimiento. Un siglo más tarde aproximadamente escribe Francisco de Rojas Zorrilla su tragedia Lucrecia y Tarquino (probablemente entre 1635 y 1640) y se concentra en el conflicto entre razón y pasión y en la temática del honor amenazado y perdido. El componente político llega a formar una importante acción secundaria, funcionando además de emblema del fuego destructivo de la pasión frente a la razón, la virtud y la libertad. El autor pone de manifiesto cómo la ciega pasión humana (combinada con el poder), y también un código excesivamente riguroso de honor conducen conjuntamente a la destrucción y la desilusión entre los personajes dramáticos. Predomina así una atmósfera de ineludibilidad, de destrucción y de desilusión, una falta de perspectivas. De carácter opuesto es el Baile de Lucrecia y Tarquino, que Agustín Moreto y Cabaña compuso a mediados del siglo XVII. En esta pieza la trágica historia de la matrona romana se entrega por entero a la parodia y la sátira carnavalescas. Sirviéndose de los medios propios del teatro menor o teatro breve de la época, Moreto parodia tanto el conocido mito literario de la castidad y la deshonra de Lucrecia como el mito del honor conyugal, afirmado en tantas comedias de honor.

farsalucrecia

Read Full Post »

Vista de forma somera la presencia de Polifemo en la literatura, pasamos a la música.

 

El mito de Polifemo en la música lo encontramos en:

Acis et Galatea (1773 rev.), de unos 8 minutos; la obertura de Franz Joseph Haydn (1732-1809) para uno de sus primeros esfuerzos en la música operística.

Il Ciclope (Polifemo e Galatea) (1775), de unos 28 minutos; una cantata de Johann Adolph Hasse  (1699-1783) en la que Polifemo se vuelve un pretendiente educado y acepta amablemente su rechazo.

Aci e Galatea (1801), de unos 107 minutos; ópera de Johann Naumann (1741-1801) basada en la historia tradicional, pero con final feliz.

 

  

 

 Romance de Galatée (?), de cerca de 4 minutos; canción de Ferdinando Fortunati (1772-1812?) en la que un amante rechazado expresa su amor continuado por Galatea.

 

 Polyphème (1922), de 160 minutos; ópera de Jean Cras (1879-1932) basada en la obra de Albert Semain sobre el amor de Polifemo por Galatea.

Poliphème (1710), de unos 15 minutos; cantata de Louis-Nicolas Clérambault (1676-1749) sobre la expresión del amor por Galatea, un resumen del asesinato de Acis, y una moraleja.

Polifemo (1702), ópera en un acto de Giovanni Bononcini (1670-1747).

El Polifemo de Oro (1956, rev.1981), 10 minutos; obra para guitarra sola de Reginald Smith Brindle (1917-), basado en el poema de García Lorca “Adivinanza de la guitarra”:

 

En la redonda
encrucijada,
seis doncellas
bailan.
Tres de carne
y tres de plata.
Los sueños de ayer las buscan
pero las tiene abrazadas
un Polifemo de oro.
¡La guitarra!
   

 

 Destacamos también:

Acis (1676) y Acis y Galatea (1687), óperas de Jean Baptiste Lully.

Acis y Galatea (1678), ópera de Marc Antoine Charpentier.

Polifemo (1735), ópera de Nicolò Porpora

  

Acis, Galatea e Polifemo (1708) y Acis and Galatea (1720), óperas de Georg Frideric Handel.

 

Esta última es la primera ópera que Georg Friedrich Händel (Halle 1685 – Londres 1759) escribió en inglés. La obra tuvo un precedente en forma de oratorio “Acis, Galatea y Polifemo” (Roma-1708) para después transformarse en “masque“, género pastoril típicamente inglés. El autor del libreto es John Gay (autor de “The Beggar´s Opera”) y está basado en Las Metamorfosis de Ovidio. La ópera fue un encargo del duque de Chandos en 1718 y no se sabe ni tan siquiera si llegó finalmente a ser representada.

Personajes

Acis: Pastor, hijo de Pan, tenor; Galatea: Nereida, amante de Acis, soprano; Damón: Viejo Pastor, tenor

Polifemo: Cíclope, enamorado de Galatea, bajo

 La acción se desarrolla en tiempos mitológicos. No se conservan las acotaciones escénicas de esta obra. La trama narra el siguiente suceso mitológico:

Polifemo, gigante de un solo ojo, ama a la diosa Galatea que, a su vez, está enamorada del bellísimo pastor Acis. Polifemo sorprende a los amantes y en un arrebato de celos, mata a Acis aplastándolo con una roca. Galatea finalmente transforma a su amado Acis en un río.

 Symphony  

2- CHORUS

Oh, the pleasure of the plains!

Happy nymphs and happy swains,

harmless, merry, free and gay,

dance and sport the hours away.

For us the zephyr blows,

for us distils the dew,

for us unfolds the rose,

and flow’rs display their hue.

For us the winters rain,

for us the summers shine,

spring swells for us the grain,

and autumn bleeds the vine.

Sinfonía

2- CORO

¡Oh, placer de estas llanuras!

¡Felices ninfas, felices pastores!

Inocentes, contentos, libres y alegres,

bailemos y saltemos durante horas.

El Céfiro sopla para nosotros,

cae el rocío,

la rosa se abre

y las flores exhalan sus aromas.

Para nosotros, los inviernos lloran,

los veranos destellan,

la primavera germina los granos

y el otoño cría el vino.

   

  

3- Recitative GALATEA

Ye verdant plains and woody mountains,

purling streams and bubbling fountains,

ye painted glories of the field,

vain are the pleasures which ye yield;

too thin the shadow of the grove,

too faint the gales, to cool my love.

4- Air GALATEA

Hush, ye pretty warbling quire!

Your thrilling strains

awake my pains,

and kindle fierce desire.

Cease your song, and take your flight,

bring back my Acis to my sight!

3- Recitativo GALATEA

¡Oh, vosotros, ríos perlados, verdes prados,

montes arbolados, sonoros cauces!

¡Vosotras, glorias de los campos!

Los placeres que proclamáis son vanos, pues

la sombra de los valles es demasiado diáfana y

la brisa demasiado débil para apagar mi pasión.

4- Aria GALATEA

¡Silencio! ¡Oh, delicioso corro gorjeante!

Vosotros, agudos trazos,

reveláis mi dolor

y aviváis mi violento deseo.

¡Cesad vuestros trinos! ¡Levantad el vuelo!

¡Traedme a Acis ante mis ojos!

  

 

5- Air ACIS

Where shall I seek the charming fair?

Direct the way, kind genius of the mountains!

O tell me, if you saw my dear!Seeks she the groves, or bathes in crystal fountains?

5- Aria ACIS

¿Dónde buscaré a la encantadora hada?

¡Guiad mis pasos, dulces genios de las montañas!

¡Oh! ¡Decidme si visteis a mi amada!

¿Estará en el valle o en la fuente cristalina?

6- Recitative DAMON

Stay, shepherd, stay!

See, how thy flocks in yonder valley stray?

What means this melancholy air?

No more thy tuneful pipe we hear.

7- Air  DAMON

Shepherd, what art thou pursuing?

Heedless running to thy ruin;

share our joy, our pleasure share!

Leave thy passion till tomorrow,

let the day be free from sorrow,

free from love, and free from care!

6. Recitativo DAMÓN

¡Detente, pastor, detente!

¡Mira! Tu rebaño está disperso por el valle.

¿Por qué ese aire melancólico?

Ya no se escucha el sonido de tu caramillo.

7- Aria  DAMÓN

¿Qué persigues, pastor?

Corres hacia tu ruina.

¡Comparte nuestra alegría y nuestro placer!

¡Deja para mañana tu pasión!

¡Disfruta del día libre de

aburrimiento, amor y preocupaciones!

   

 

8- Recitative ACIS

Lo! Here my love: turn, Galatea,

hither turn thy eyes.

See, at thy feet the longing Acis lies!

9- Air ACIS

Love in her eyes sits playing,

and sheds delicious death;

love on her lip is straying,

and warbling in her breath!

Love on her breast sits panting,

and swells with soft desire;

no grace, no charm is wanting

to set the heart on fire.

8- Recitativo ACIS

Aquí está mi amor.

¡Vuelve Galatea, vuelve tus ojos hacia aquí!

Mira como Acis, lánguido, está tendido a tus pies.

9- Aria ACIS

El Amor juguetea en sus ojos

y esparce su mortal delicia.

¡El Amor brilla en sus labios

y habla por su voz!

El Amor late en su pecho

y se inflama en delicado deseo.

¡No hay gracia ni encanto

que inflame más el corazón!

10 -Recitative GALATEA


Oh! Didst thou know the pains of absent love,

Acis would ne’er from Galatea rove.

10- Recitativo GALATEA

¡Oh! Si él supiera el dolor del amado ausente,

Acis no se separaría nunca de Galatea.

  

Read Full Post »

Seguimos con un breve repaso a la ópera de Btitten The rape of Lucretia. A continuación se ofrece la Escena II, desde la entrada en escena de Colatino y Bruto, hasta el final de la ópera, incluyendo el Epílogo.

 

(Enter Collatinus and Junius)

COLLATINUS

Where is Lucretia?

Tell me, where is your Lady Lucretia?  

BIANCA

She is well.  

COLLATINUS

Then why was the messenger sent to me?  

BIANCA

No messenger left here.  

COLLATINUS

You’re lying.  

JUNIUS

Where is Lucretia?  

BIANCA

Asleep. She had a restless night  

COLLATINUS

Why did you not come to greet us at the gate?  

JUNIUS

Perhaps they were frightened that

Tarquinius had come back.  

COLLATINUS

Has Tarquinius been here?

Answer me!  

BIANCA

Oh, do not ask, my Lord.  

COLLATINUS

Tarquinius here?  

JUNIUS

Last night I heard him gallop from the

camp and I watched for his return, fearing

his jealousy of you. He came back at

dawn with his horse foundered, so I came

to warn you.  

COLLATINUS

Too late, Junius, too late, too late.

(Lucretia is seen slowly walking towards Collatinus. She is dressed in purple mourning)

Lucretia! Lucretia!

O, never again must we two dare to part.

For we are of one another

and between us there is one heart.  

LUCRETIA

To love as we loved

was to be never but as moiety;

to love as we loved

was to die, daily with anxiety;  

LUCRETIA, COLLATINUS

To love as we loved

was to live, on the edge of tragedy.  

LUCRETIA

Now there is no sea deep enough

to drown my shame;

now there is no earth heavy enough

to hide my shame;

now there is no sun strong enough

to lift this shadow;

now there is no night dark enough

to hide this shadow.

Dear heart, look into my eyes,

can you not see the shadow?

   

  

COLLATINUS

In your eyes I see

only the image of eternity

and a tear which has no shadow.  

LUCRETIA

Then turn away, for I must tell

though telling will

turn your tender eyes to stone

and rake your heart and bring the bones

of grief through the rags of sorrow.

Last night Tarquinius ravished me

and took his peace from me,

and tore

the fabric of our love.

What we had woven

Tarquinius has broken.

What I have spoken

never can be forgotten.

Oh, my love, our love was too rare

for life to tolerate or fate forbear from soiling.

For me this shame, for you this sorrow.  

COLLATINUS

If spirit’s not given, there is no need of shame.

Lust is all taking in that there’s shame.

What Tarquinius has taken

can be forgotten;

what Lucretia has given

can be forgiven.

(Collatinus kneels to Lucretia)  

LUCRETIA

Even great love’s too frail

to bear the weight of shadows. 

(She stabs herself)

Now I’ll be forever chaste,

with only death to ravish me.

See, how my wanton blood

washes my shame away! 

(She dies)  

COLLATINUS 

(kneeling over the body of Lucretia)

This dead hand lets fall

all that my heart held when full

when it played like a fountain, prodigal

with love liberal,

wasteful.

so brief is beauty.

Is this it all? It is all!

(Junius goes towards the window and addresses the crowd below)  

JUNIUS

Romans arise!

See what the Etruscans have done!

Here lies the chaste Lucretia, dead,

and by Tarquinius ravished.

Now let her body be

borne through our city.

Destroyed by beauty

their throne will fall. I will rule!  

LUCIA, BIANCA 

(over Lucretia’s body)

She lived with too much grace to be

of our crude humanity.

For even our shame’s refined

by her purity of mind.

Now place the wreath about her head

and let the sentinels of the dead

guard the grave where our Lucretia lies.

So brief is beauty.

Why was it begun? It is done!  

FEMALE CHORUS

Beauty is the hoof of an unbroken filly

which thundering up to the hazel hedge

leaps into the sun,

and is gone.

So brief is beauty.

Why was it begun? It is done!  

MALE CHORUS

They have no need of life to live;

they have no need of lips to love;

they have no need of death to die

in their love all’s dissolved

in their love all’s resolved.

O, what is there but love?

Love is the whole. It is all!  

OMNES

How is it possible that she

being so pure should die!

How is it possible that we

grieving for her should live?

So brief is beauty.

Is this it all? It is all! It is all!

(Collatinus, Junius, Bianca and Lucia kneel round  Lucretia’s body. They stay like this till the end of

the opera)

 

 

 

Epilogue  

FEMALE CHORUS

Is it all? Is all this suffering and pain?

Is this in vain?

Does this old world grow old in sin alone?

Can we attain nothing

but wider oceans of our own tears?

And it, can it gain nothing

but drier deserts of forgotten years?

For this did I see with my undying eye

his warm blood spill

upon that hill

and dry upon that Cross?

Is this all loss?

Are we lost?

Answer us or let us die in our wilderness.

Is it all? Is this it all?  

MALE CHORUS

It is not all. Though our nature’s still as frail

and we still fall,

and that great crowd’s no less

along that road endless and uphill;

for now He bears our sin and does not fall

and He, carrying all turns round

stoned with our doubt and then forgives us all.

For us did He live with such humility;

for us did He die that we might live, and He forgive

wounds that we make and scars that we are.

In His Passion is our Hope.

Jesus Christ, Saviour.

He is all! He is all!

(The lights fade on the mourning group. Only  Female Chorus and Male Chorus remain lit)  

MALE AND FEMALE CHORUS

Since time commenced or Life began

great love has been defiled by fate or man.

Now with worn words and these brief notes we try

to harness song to human tragedy.

(The house curtain slowly falls)

 

(Entran Colatino y Junio)  

COLATINO

¿Dónde está Lucrecia? Dime, ¿dónde está la señora Lucrecia?

BLANCA

Ella está bien.

COLATINO

¡Un mensajero me dijo que viniera!

BLANCA

Ningún mensajero salió de aquí.

COLATINO

Estás mintiendo.

JUNIO

¿Dónde está Lucrecia?

BLANCA

Dormida. Tuvo una mala noche.

COLATINO

¿Por qué no vino nadie a recibirnos a la entrada?

JUNIO

Quizás teman que Tarquino hubiese regresado.

COLATINO

¿Tarquino ha estado aquí? ¡Contesta!

BLANCA

¡Oh, no me pregunte, mi señor!

COLATINO

¿Tarquino aquí?

JUNIO

Anoche le oí salir galopando del campamento y esperé su regreso, temiendo sus celos hacia ti. Él regresó al alba con su caballo lastimado, por eso fui a avisarte.

COLATINO

Demasiado tarde, Junio, demasiado tarde…

(Lucrecia se acerca despacio a Colatino. Lleva un vestido de luto color púrpura)

¡Lucrecia! ¡Lucrecia! ¡Ay, no deberemos separarnos jamás, puesto que nos pertenecemos el uno al otro y entre nosotros hay un solo corazón!

LUCRECIA

Amarse como nos hemos amado era como ser siempre una mitad. Amarse como nos hemos amado era morir cada día de ansiedad.

LUCRECIA, COLATINO

Amarse como nos hemos amado era como vivir al borde de la tragedia.

LUCRECIA

Ya no existe un mar tan profundo donde pueda ahogar mi vergüenza. Ya no existe tierra suficiente donde pueda ocultar mi vergüenza. Ya no existe un sol tan intenso que pueda hacer desaparecer mi sombra. Ya no existe una noche tan oscura que pueda esconder mi sombra. Corazón querido, mírame a los ojos, ¿no ves mi sombra?

COLATINO

En tus ojos veo solamente la imagen de la eternidad y una lágrima sin sombra.

LUCRECIA

Pues entonces mírame y escucha mi relato que dejará petrificados tus dulces ojos, torturará tu corazón y te hará crujir los huesos de dolor por la profundidad de la pena. Anoche Tarquino me violó y me robó la paz desgarrando la tela de nuestro amor. Lo que nosotros tejimos, Tarquino lo ha destrozado. Lo que te he dicho no lo podremos olvidarlo. ¡Ay, mi amor! Nuestro amor fue demasiado precioso para que la vida lo tolerara o el destino impidiera que lo mancillasen. A mí me queda la vergüenza, a ti el dolor.

COLATINO

Si el espíritu no ha cedido, no hay motivo para avergonzarse. La lujuria es de quien viola, en eso está la vergüenza. Lo que Tarquino ha tomado puede olvidarse; lo que Lucrecia ha dado puede ser perdonado.

(Colatino se arrodilla ante Lucrecia)

LUCRECIA

Incluso el amor más grande es demasiado frágil  como para soportar el peso de las sombras.

(Ella se apuñala)

Ahora ya seré para siempre casta, sólo la muerte podrá violarme. ¡Mira cómo mi sangre desbocada lava por completo mi vergüenza!

(muere)

COLATINO

(arrodillándose junto al cuerpo de Lucrecia)

Esta mano muerta deja caer todo lo que mi corazón sostenía cuando estaba lleno, cuando jugaba como una pródiga fuente, con el amor abundante y prolífico. Así de breve es la belleza. ¿Esto es todo? ¡Es todo!

(Junio se dirige a la ventana y se dirige a la muchedumbre)

JUNIO

¡Romanos, alzaros! ¡Mirad lo que los etruscos han hecho! Aquí yace la casta Lucrecia, muerta y violada por Tarquino. Que su cuerpo sea llevado  por toda nuestra ciudad. Destruido por la belleza su trono caerá.  ¡Yo gobernaré!

LUCÍA, BLANCA,

(sobre del cuerpo de Lucrecia)

Vivió con demasiada gracia para pertenecer a nuestra grosera humanidad. Por siempre nuestra vergüenza será lavada por su pureza. Ahora, poned la corona sobre su cabeza y dejad que los centinelas de los muertos cuiden la tumba donde nuestra Lucrecia yace. Así de breve es la belleza. ¿Por qué fue concebida? ¡Ya ha terminado!

CORO FEMENINO

La belleza es el casco de una potranca indómita que desde un vallado de avellanos, coceando, salta en dirección al sol y desaparece…Así de breve es la belleza. ¿Por qué fue concebida? ¡Ya ha terminado!

CORO MASCULINO

No tienen necesidad de una vida para vivir; no tienen necesidad de unos labios para amar; no tienen necesidad una muerte para morir, en su amor todo se disuelve; en su amor todo se resuelve.¿Qué otra cosa queda sino el amor? El amor lo es todo. ¡Lo es todo!

TODOS

¡Cómo es posible que ella, siendo tan pura, deba morir! ¿Cómo es posible que nosotros, que nos lamentamos por ella, debamos vivir? Así de breve es la belleza. ¿Es esto todo? ¡Todo es esto! ¡Todo es esto!

(Colatino, Junio, Blanca y Lucía se arrodillan en torno al cuerpo de Lucrecia, permaneciendo así hasta el final de la ópera)

Epílogo

CORO FEMENINO

¿Es esto todo? ¿Todo este sufrimiento y dolor ha sido en vano? ¿En este mundo sólo envejece el pecado? ¿Podremos aspirar a otra cosa que no sea el océano de nuestras propias lágrimas? ¿Sólo podremos conseguir desiertos cada vez más yermos de años olvidados? ¿Para esto he visto con mis ojos inmortales, derramarse su cálida sangre sobre el Monte y secarse sobre aquella Cruz? ¿Todo queda reducido a eso? ¿Estamos perdidos? Contéstanos o permite que muramos  en nuestra desolación. ¿Es todo? ¿Es esto todo?

CORO MASCULINO

¡No es todo! Aunque nuestra naturaleza sea frágil y sigamos cayendo, y una gran muchedumbre se agolpe a lo largo del camino interminable, Él carga con nuestros pecados y mientras asciende, nuestros titubeos lo detienen, pero Él nos lo perdona todo. Por nosotros Él vivió con humildad. Él murió para que nosotros vivamos, y nos perdona todas las heridas y cicatrices que permanentemente le infringimos. En su Pasión reside nuestra esperanza. Es Jesucristo, el Salvador. ¡Él lo es todo! ¡Él lo es todo!

(Las luces se apagan sobre los actores. Sólo los dos Coros permanecen iluminados)

CORO FEMENINO Y MASCULINO

Desde el comienzo el gran amor fue mancillado por el destino o por el hombre. Ahora, con palabras repetidas y breves notas, intentamos componer una canción a la tragedia humana.

(El telón cae lentamente)

 

therape

Read Full Post »

churchill

Las últimas dos semanas han sido, en el terreno educativo, bastante prolíficas en noticias. Se me acumulan las ideas y las cosas por decir y temo que mi exposición peque de caótica, pero me es necesario hacer unas puntualizaciones.

El pasado 29 de junio nos reuníamos en el IES Ramón Llull de Valencia unos 43 profesores de griego y latín para tratar el asunto de las ponderaciones de las asignaturas de Latín II y Griego II a la hora de cursar diferentes Grados universitarios que había causado en muchos centros, como consecuencia de una deficiente exposición de determinados departamentos de Orientación, un importante descenso en el número de alumnos que elegían Latín y, especialmente, Griego.

Se debatió y habló durante más de dos horas y media. Al final, se decidió crear una Plataforma en defensa del Latín y Griego en la Comunidad Valenciana, redactar el acta fundacional de dicha plataforma, elaborar un manifiesto explicando el asunto de las ponderaciones y sus consecuencias en los estudios de las asignaturas de Griego y Latín en los centros de secundaria, solicitar adhesiones a esta plataforma en instituciones como la SEEC, la SELAT, IVECO, Ludere et Discere, Prosopon, los Departamentos de Filología Clásica e Historia Antigua de la Universidad de Valencia, pedir a profesores de estudios como Derecho, Comunicación Audiovisual, Periodismo, Traducción e Interpretación, Publicidad, Turismo o Filosofía cartas en defensa de los estudios de Griego y Latín y la importancia de dichas asignaturas en esos estudios, y finalmente solicitar una entrevista con la Decana de Filología y el Rector de la Universidad de Valencia.

Un resumen más prolífico de la reunión ha circulado por los correos electrónicos de muchos profesores de clásicas. Por cierto, también se habló de la necesidad de crear una red de correos electrónicos que nos permita a los más de 500 profesores de clásicas de la Comunidad Valenciana estar perfectamente interrelacionados, informados y comunicados. Se destacó la escasa presencia de profesorado de las comarcas alicantinas y se propuso realizar la siguiente reunión en Alicante o, incluso, permitir que estén presentes desde la cercana lejanía por videoconferencia.

En esta reunión no tuve ninguna intervención, aunque estuve tentado a decir que, en mi opinión, se ha dado demasiada importancia a las ponderaciones y muy poca al auténtico enemigo de nuestros estudios, que es triple: administración educativa, determinados equipos directivos y determinados departamentos de orientación (digo determinados, porque hay honrosas excepciones).

Un alumno de 4 de ESO o de 1º de Bachillerato no se hubiera enterado de las ponderaciones o no le hubiera dado mayor importancia, si los departamentos de Orientación, con el consentimiento de los equipos directivos, no hubiera levantado la liebre y hubiera provocado, por lo que parece, una auténtica espantada de los alumnos que se han alejado de las asignaturas de Griego y Latín.

seec

Como ya se ha demostrado en éste y otros lugares, las ponderaciones no tienen la importancia que se les quiere dar.

1. No son tantos los Grados que exijan una nota de acceso alta.

2. Con la Fase General de las nuevas PAAU se puede conseguir una nota alta, porque el expediente de bachillerato vale el 60%.

3. En este sentido, cursar Griego y Latín en 1º y 2º permite obtener muy buenas notas que hacen que este expediente sea alto.

4. Examinarse de Latín o Griego como asignatura de modalidad en la Fase General y sacar, en buena lógica, una buena nota ayuda a subir la media de esta Fase General.

5. Como demostré en un anterior artículo se puede sacar más nota con el actual sistema que con el nuevo.

6. Al final, no creo que sean muchos los alumnos que se presenten a la Fase Específica, ésa en la que se pueden examinar de hasta tres materias de modalidad, de las cuales se toman las dos mejores notas.

No, no son tanto las ponderaciones o cierta lejanía de los profesores y catedráticos universitarios respecto a los estudios de Latín y Griego en secundaria, sino ese tridente administración-equipos directivos-orientadores el que nos puede hacer mucho daño.

Dice el refrán que cuando veas las barbas del vecino cortar, pon las tuyas a remojar.

El pasado 30 de junio se publicó la Orden que regula la organización y funcionamiento del Bachillerato.

Su Disposición Adicional Tercera dice:

Tercera. Impartición de materias de la modalidad Ciencias y Tecnología

Durante los cursos 2010-2011 y 2011-2012, para impartir las materias Tecnología Industrial I, Tecnología Industrial II y Electrotecnia, se deberá contar con la previa autorización expresa de la dirección general competente en materia de ordenación y centros docentes ante la solicitud de la dirección del centro público o del titular del centro privado concertado correspondiente. Esta autorización se concederá cuando en los centros docentes existan espacios adecuados, y en el caso de los centros públicos y privados concertados, un mínimo de 12 alumnos o alumnas para autorizar las materias Tecnología Industrial I o Tecnología Industrial II, y un mínimo de 10 alumnos o alumnas para autorizar la materia Electrotecnia. La dirección general competente en materia de ordenación y centros docentes resolverá las solicitudes presentadas en el plazo máximo de seis meses, que podrán entenderse desestimadas si no se dictase resolución expresa en dicho plazo.

La asignatura de Tecnología es de relativamente reciente creación. Tras su aparición asombraba la cantidad de plazas que se ofertaban en las oposiciones. Ahora parece haber caído en desgracia. Primero fue su eliminación de 2º de ESO, hecho que se ha intentado compensar con la optativa Taller de Tecnologías. Ahora llega esta Orden.

Me pregunto ¿irá después el Griego? ¿o el Latín?

Los profesores de Tecnología tienen una asociación que se está moviendo mucho en defensa de sus intereses. Habrá que imitarlos.

Por cierto que en  esta Orden  (Disposición Adicional Sexta A 2) se asigna  Literatura Universal a Valenciano y Castellano. Como se dijo en la reunión del día 29 perdimos una oportunidad de hacernos con la docencia de dicha asignatura, mientras hemos permitido o nos han colado que puedan impartir Referentes Clásicos los colegas de Geografía e Historia.

Es una reivindicación que deberemos exigir en la Plataforma o en la Asociación. Hay más peligros que las ponderaciones.

Un peligro recientemente sorteado ha sido el Decreto u Orden de Optativas de Bachillerato. Una fuerte movilización de nuestro colectivo evitó la supresión de Fundamentos Léxicos y su permanencia como optativa de cualquier modalidad, pero no logró evitar que Referentes Clásicos quedara circunscrita a la modalidad de Humanidades.

Al final, la administración ha creado nuevas optativas que se han convertido en directas competidoras de nuestras asignaturas. Pero la primera intención de nuestra administración educativa había sido eliminar las optativas de los departamentos paradójicamente más necesitados de horas.

Antes había aparecido Literatura Universal, un hueso duro de roer para el Latín II y, sobre todo, para el Griego II.

Todas estas decisiones administrativas suponen, en mi opinión, una infravaloración de las lenguas clásicas por parte de la Conselleria de Educación. ¡Ojalá diéramos chino! No sé, a estas alturas, cómo sigue habiendo oposiciones de Griego y Latín, cuando muchos colegas nuestros con años de antigüedad empiezan a ver un negro panorama.

La Plataforma o la futura Asociación deberá también exigir a la administración, la inspección educativa y los equipos directivos que, de existir profesorado de Latín o Griego definitivo en el centro se concedan las horas de docencia de Latín I y II y Griego I y II, independientemente del número de alumnos. De lo contrario el número de desplazados irá en aumento.

Desde aquí animo a los compañeros a que, conforme están las cosas, estén encima del proceso de matriculación de alumnos y de los despachos de los jefes de estudio y directores, y exijan que se oferten nuestras asignaturas y, sobre todo, se formen grupos de alumnos de nuestras materias, aunque el número de alumnos sea escaso. Sólo así, insistiendo y preocupándonos por nuestras plazas, especialmente si somos definitivos en el centro, lograremos que haya horas para nuestros departamentos y, lo más importante, los alumnos que así lo hayan elegido puedan cursar Latín y Griego.

La inspección en este sentido poco tiene que decir, excepto por un asunto que más tarde abordaré. Es el equipo directivo quien presenta las necesidades del profesorado, según sus preferencias, es decir, dependiendo de donde coloque las horas en una casilla u otra puede completarse un horario o no e, incluso, nos podemos ver desplazados de nuestra plaza.

Desplazados. Palabra de moda. Las inspecciones nos han exigido a los equipos directivos que les demos las sábanas de las confesiones con una celeridad nunca vista. El motivo: los recortes de plantilla, determinados por los topes de horas concedidos en las asignaturas de modalidad y optativas de bachillerato, han hecho que haya bastante profesorado que quede sin horario en su centro y se vea obligado a dar clases en otro de su localidad u otra localidad.

A esto y a cierto caos informático en la transmisión de datos de vacantes y solicitudes de admisión, por no hablar de los problemas para poner las notas de las pruebas de acceso a Ciclos Formativos, ha contribuído el programa informático Ítaca (¡tiene narices el nombre con la que nos cae!). Si las adjudicaciones telemáticas funcionan como el Ítaca, no le arriendo la ganancia a los maestros que estos días harán de conejillos de Indias en este invento.

itaca

Volviendo a las confesiones y las sábanas. El otro día fue testigo de cómo un inspector arreglaba la sábana de nuestro centro con el único objetivo de cerrar a 18 horas cada profesor definitivo del mismo. Puede que a muchos les suene a chino esto de las sábanas, los topes de horas por diferentes conceptos, etc.

Lo explico brevemente. En función de las unidades de cada centro y de las características de los bachilleratos (puros o mixtos de modalidad -ciencias y tecnología es mixto- o lingüísticos -PEV y PIP-), la inspección comunica a los centros los topes de horas por los conceptos de:

– horas curriculares en ESO

– refuerzo en ESO

– desdobles en ESO

– optativas en ESO

– troncales en 4º de ESO

– horas curriculares en Bachillerato

– tutorías

– Atención Educativa /Religión en ESO y Bachillerato

– Modalidad y optativas en Bachillerato

– jefes de departamento y coordinaciones

– horas del equipo directivo

Con esos topes los equipos directivos deben elaborar la famosa sábana de su centro en la que figura cuántas horas de cada concepto tienen los diferentes departamentos y qué necesidad tendrá el centro de profesorado. Al final, debemos conseguir el profesorado que realmente necesitemos respetando los topes comunicados por la inspección.

Por ejemplo: mi departamento de Griego tiene realmente

2 horas de optativas de ESO: Cultura Clásica

8 horas de modalidad en bachillerato: Griego I y II

5 horas de Atención Educativa

3 horas de Jefatura de Departamento

11 horas de Jefatura de estudios

Total: 26; 18 para servidor y 8 sobrantes que se unen a las 10 que sobran de Latín para formar una plaza de profesor de clásicas.

Y así con todos los departamentos y sin pasarse de los topes.

El otro día vi, como he dicho, cómo el inspector cerraba los departamentos de Latín y Griego de mi centro a 18 horas, porque somos dos definitivos, cuando hay horas reales para un tercer profesor. La cosa llegó a tal extremo que, para cerrar Griego a 18 horas, no me adjudicó las 3 de jefe de departamento y restó una en ajustes.

Otro hecho decisivo se produjo cuando nos comunicaron que, contrariamente a lo que venía sucediendo en los últimos años, dejábamos de tener bachilleratos mixtos y pasábamos a tenerlos puros. Eso significa pasar de un tope de 152 horas de materias de modalidad y optativas de bachillerato a 96. Un recorte brutal.

A ello contribuyó el silencio de nuestro inspector de centro, nombrado presidente de un tribunal de oposiciones, que aún está por comunicarnos los topes y ese decisivo dato de los bachilleratos puros.

Mientras tanto, en nuestro centro andábamos liados con las pruebas de acceso a Ciclos Formativos fijadas por la administración en un día lectivo, interfiriendo por tanto con las clases normales del centro, el lío de las convalidaciones, la introducción de los datos en el Ítaca, las reclamaciones, etc. Todo ello en el mes de junio,en pleno proceso de fin de curso (evaluaciones, exámenes) y uniéndose, para más inri, las pruebas de alumnos libres de Ciclos Formativos.

Vuelvo a las confesiones. Espero que la sábana que confeccionó el inspector de guardia (el nuestro está ausente) no sea la definitiva, sino que sólo significara que en nuestro centro no hay profesorado definitivo desplazado. Espero que en los próximos días se nos otorguen los bachilleratos mixtos con sus horas de modalidad y optativas necesarias y tengamos los profesores que realmente necesitamos, especialmente el tercer profesor de clásicas.

Respecto a los desplazados, el pasado jueves vino a mi centro un profesor desplazado de un instituto vecino a preguntar si teníamos alguna plaza de su especialidad. Desafortunadamente no teníamos. Este profesor va a tener que elegir en los próximos días una plaza de entre las que los centros necesiten. Este profesorado elegirá plazas antes que se den las comisiones de servicio y antes de las adjudicaciones de julio.

Un ejemplo de esto lo tenemos en primaria. Aquí los maestros suprimidos. Y acá las vacantes. Eligen mañana.

Supongo que en pocos días ocurrirá lo mismo en secundaria. ¿Cuántos desplazados serán de Latín o Griego?

Si no nos ponemos las pilas, en unos años sobraremos muchos.

Hemos hablado de la administración, de los equipos directivos y nos faltan los orientadores.

Hay que hablar con ellos y pedirles que orienten bien, que no sean pragmáticos, utilitaristas y paraquesirvesistas. Para ello está la administración educativa. Deben orientar al alumnos y decirle que debe estudiar aquello que le guste.

¿Cuántos alumnos que han hecho el bachillerato de ciencias acaban en Derecho, en Magisterio o, incluso, en alguna Filología?

Debemos hacerles ver que las ponderaciones no son tan importantes. Que yo recuerde no estaban en las tablas que Dios dio a Moisés en el Sinaí. Que se puede estudiar el Grado universitario elegido incluso sin hacer la prueba específica. Deben hacerles ver que el expediente académico empieza a formarse en 1º de bachillerato y que cursar asignaturas de continuidad permite que este expediente sea mejor.

No debemos permitir que los orientadores presenten nuestras asignaturas como algo sin valor, sin vigencia, algo del pasado o que no aporta nada a nuestra formación. En este sentido, no debemos dejar que se pondere la importancia de la Economía, las Matemáticas, las Ciencias en general en detrimento de nuestras asignaturas.

Si en nuestro centro se hacen sesiones conjuntas explicativas del proceso de matrícula y de los estudios que los alumnos van a iniciar y en ellas va a hablar el orientador, debemos estar allí para ver qué dice y cómo lo dice y, si es necesario, intervenimos.

En resumen.

A la administración le debemos exigir que no suprima plazas de clásicas, que reconsidere la asignación de Literatura Universal y que cese en sus ataques continuos a nuestras asignaturas.

A los equipos directivos hemos de vigilarlos, exigirles que, si no suponen aumento de plantilla, nuestas horas deben salir, que no dejen de concedernos grupos de alumnos, pese a su escaso número. Es nuestro derecho

A los orientadores hacerles ver que las ponderaciones no son tan decisivas y que un alumno debe estudiar lo que le guste y aquello en lo que pueda sacar mayor rendimiento a sus capacidades y no tanto aquello que esté más de moda, tenga más “salidas”, sea más ¿”útil”? o parezca más “moderno”.

Adelante, pues, con la Plataforma. Parece que hay que esperar a contar con el apoyo expreso de las instituciones cuyo refuerzo dábamos por supuesto. Demos la batalla en las ponderaciones, pero la guerra la ganaremos en otros escenarios.

Los “enemigos” no son que Latín o Griego II pondere 0’1 o 0’2.

Los enemigos son Órdenes de optativas que nos privan de lo nuestro, que es poco, y asignan materias nuestras a otros departamentos, Órdenes de bachillerato que NO nos asignan nuevas asignaturas, decisiones administrativas que suponen amortizaciones o supresiones de plazas con profesorado desplazado e inspectores que recortan horas aleatoriamente.

Los enemigos son equipos directivos que no miran por nuestros intereses, adjudican horas a otros departamentos y no se deciden a crear grupos de Griego con 2 ó 3 alumnos.

Los enemigos son orientadores que decantan a los alumnos por estudios pseudopracticistas en los que, tarde o temprano, fracasarán.

Nuestra Plataforma y nuestra asociación (visto lo visto, y examinada la experiencia de Tecnología, habrá que crear, sí, una Asociación de Profesores de Latín y Griego de la Comunidad Valenciana) deberá reivindicar algo más que las ponderaciones.

Deberá reunirse con la administración y suplicarle que cese en sus recortes de nuestras asignaturas; exigirle que los profesores definitivos no sean desplazados, si hay alumnos que desean cursar latín y Griego, aunque sean pocos.

Deberá vigilar la labor de los equipos directivos en su tratamiento de las enseñanzas de Latín y Griego.

En fin, hay mucho por lo que luchar. Nos jugamos mucho.

Ustedes perdonarán el caos expositivo, consecuencia de la acumulación de ideas y reflexiones.

“Dejaré que todos aprendan inglés; luego dejaré a los inteligentes aprender Latín como un honor y Griego como un reto” (Winston Churchill).

“Me he convencido que de todo lo que es verdaderamente simple y bello que ha producido el ‎lenguaje humano, yo no conocía nada antes de aprender Griego… Sin conocimiento de Griego no ‎hay educación” – Leo Tolstoi.

Read Full Post »

garcilaso

 

 

En nuestro anterior capítulo ofrecimos completa la Fábula de Polifemo y Galatea de Luis de Góngora.

Al final del poema ofrecemos nosotros el final del capítulo que Dámaso Alonso dedica a la obra:

 

 

Lo sereno y lo atormentado; lo lumínico y lo lóbrego; la suavidad y lo áspero; la gracia y la esquiveza y los terribles deseos reprimidos. Eterno femenino y eterno masculino, que forman toda la contraposición, la pugna, el claroscuro del Barroco. En una obra de Góngora se condensaron de tal modo, que es en sí ella misma como una abreviatura de toda la complejidad de aquel mundo y de lo que en él fermentaba. Sí, se condensaron – luz y sombra, norma e ímpetu, gracia y malaugurio – en la Fábula de Polifemo, que es, por esta causa, la obra más representativa del Barroco europeo.

Pero esto es lo asombroso: Galatea y Polifemo (lo celestial y lo telúrico) se resolvieron- estéticamente – en un organismo único: en esa Fábula de Polifemo y Galatea, ya unidad, ya eterna criatura de arte. Prodigio del arte.

 

 

En las tres estrofas de la dedicatoria al conde de Niebla, Góngora se proponía presentar una nueva versión de la dedicatoria de las Églogas de Garcilaso a Don Pedro de Toledo, que a continuación ofrecemos:

 

El dulce lamentar de dos pastores,

Salicio, juntamente y Nemoroso,

he de contar, sus quejas imitando;

cuyas ovejas al cantar sabroso

estaban muy atentas, los amores,

de pacer olvidadas, escuchando.

Tú, que ganaste obrando

un nombre en todo el mundo,

y un grado sin segundo,

agora estés atento, solo y dado

al ínclito gobierno del Estado

Albano; agora vuelto a la otra parte,

resplandeciente, armado,

representando en tierra al fiero Marte;

agora de cuidados enojosos

y de negocios libre, por ventura

andes a la caza, el monte fatigando

en ardiente jinete, que apresura

el curso tras los ciervos temerosos,

que en vano su morir van dilatando;

espera, que en tornando

a ser restituido

al ocio ya perdido,

luego verás ejercitar mi pluma

por la infinita innumerable suma

de tus virtudes y famosas obras;

antes que me consuma

faltando a ti que a todo el mundo sobras

En tanto que este tiempo que adivino

viene a sacarme de la deuda un día

que se debe a tu fama y a tu gloria,

que es deuda general, no sólo mía,

mas de cualquier ingenio peregrino

que celebra lo dino de memoria;

el árbol de la victoria

que ciñe estrechamente

tu gloriosa frente

dé lugar a la hiedra que se planta

debajo de tu sombra, y se levanta

poco a poco, arrimada a tus loores;

y en cuanto esto se canta,

escucha tú el cantar de mis pastores.

 

 

pedrodetoledo

 

 

Vemos que Garcilaso insta a Don Pedro de Toledo a que deje la política, la guerra o la caza y se pare a escuchar sus versos, al tiempo que exalta su figura (Tú, que ganaste obrando un nombre en todo el mundo, y un grado sin segundo).

 

Garcilaso, en su Égloga I, había hecho a su pastor Salicio dirigirse a una Galatea, que no es otra que Filomena:

 

 

5.

SALICIO

¡Oh más dura que mármol a mis quejas

y al encendido fuego en que me quemo

más helada que nieve, Galatea!

Estoy muriendo, y aun la vida temo;

témola con razón, pues tú me dejas,

que no hay sin ti el vivir para qué sea.

Vergüenza he que me vea

ninguno en tal estado,

de ti desamparado,

y de mí mismo yo me corro agora.

¿D’un alma te desdeñas ser señora

donde siempre moraste, no pudiendo

della salir un hora?

Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

6.

El sol tiende los rayos de su lumbre

por montes y por valles, despertando

las aves y animales y la gente:

cuál por el aire claro va volando,

cuál por el verde valle o alta cumbre

paciendo va segura y libremente,

cuál con el sol presente

va de nuevo al oficio

y al usado ejercicio

do su natura o menester l’inclina;

siempre está en llanto esta ánima mezquina,

cuando la sombra el mundo va cubriendo,

o la luz se avecina.

Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

7.

Y tú, desta mi vida ya olvidada,

sin mostrar un pequeño sentimiento

de que por ti Salicio triste muera,

dejas llevar, desconocida, al viento

el amor y la fe que ser guardada

eternamente solo a mi debiera.

¡Oh Dios!, ¿por qué siquiera,

pues ves desde tu altura

esta falsa perjura

causar la muerte d’un estrecho amigo,

no recibe del cielo algún castigo?

Si en pago del amor yo estoy muriendo,

¿qué hará el enemigo?

Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

del agua fugitiva.

Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

13.

Siempre de nueva leche en el verano

y en el invierno abundo; en mi majada

la manteca y el queso está sobrado.

De mi cantar, pues, yo te via agradada

tanto que no pudiera el mantüano

Títero ser de ti más alabado.

No soy, pues, bien mirado,

tan disforme ni feo,

que aun agora me veo

en esta agua que corre clara y pura,

y cierto no trocara mi figura

con ese que de mi s’está reyendo;

¡trocara mi ventura!

Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

14.

¿Cómo te vine en tanto menosprecio?

¿Cómo te fui tan presto aborrecible?

¿Cómo te faltó en mí el conocimiento?

Si no tuvieras condición terrible,

siempre fuera tenido de ti en precio

y no viera este triste apartamiento.

¿No sabes que sin cuento

buscan en el estío

mis ovejas el frío

de la sierra de Cuenca, y el gobierno

del abrigado Estremo en el invierno?

Mas ¡qué vale el tener, si derritiendo

m’estoy en llanto eterno!

Salid sin duelo, lágrimas, corriendo.

15.

Con mi llorar las piedras enternecen

su natural dureza y la quebrantan;

los árboles parece que s’inclinan;

las aves que m’escuchan, cuando cantan,

con diferente voz se condolecen

y mi morir cantando m’adevinan;

las fieras que reclinan

su cuerpo fatigado

dejan el sosegado

sueño por escuchar mi llanto triste:

tú sola contra mí t’endureciste,

los ojos aun siquiera no volviendo

a los que tú hiciste

salir, sin duelo, lágrimas corriendo.

16.

Mas ya que a socorrerme aquí no vienes,

no dejes el lugar que tanto amaste,

que bien podrás venir de mí segura.

Yo dejaré el lugar do me dejaste;

ven si por solo aquesto te detienes.

Ves aquí un prado lleno de verdura,

ves aquí un’ espesura,

ves aquí un agua clara,

en otro tiempo cara,

a quien de ti con lágrimas me quejo;

quizá aquí hallarás, pues yo m’alejo,

al que todo mi bien quitar me puede,

que pues el bien le dejo,

no es mucho que’l lugar también le quede.

17.

Aquí dio fin a su cantar Salicio,

y sospirando en el postrero acento,

soltó de llanto una profunda vena;

queriendo el monte al grave sentimiento

d’aquel dolor en algo ser propicio,

con la pesada voz retumba y suena;

la blanda Filomena,

casi como dolida

y a compasión movida,

dulcemente responde al son lloroso.

Lo que cantó tras esto Nemoroso,

decildo vos, Pïérides, que tanto

no puedo yo ni oso,

que siento enflaquecer mi débil canto.

 

 

acisygalatea

 

 

Observemos el verso decildo, vos, Pïérides, que tanto, muy semejante al 360 de la Fábula gongorina: ¡referidlo, Piérides, os ruego!

Hay en la obra de Garcilaso elementos presentes en Teócrito.

Así los versos

 

13.

Siempre de nueva leche en el verano

y en el invierno abundo; en mi majada

la manteca y el queso está sobrado.

 

Nos recuerdan a:

 

Pero a pesar de ser como soy, conduzco un rebaño de mil ovejas que, cuando las ordeño, me dan, para beber, la leche más buena del mundo. Nunca me falta el queso, ni en verano ni en otoño ni en pleno invierno, y mis zarzos están siempre llenos hasta arriba.

 

En fin, hasta aquí este breve repaso a la presencia de Polifemo en la literatura.

 

Remitimos aquí para las secuelas del Polifemo y a este otro lugar para otras obras sobre Polifemo.

 

 

llibrereyes

Read Full Post »