Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 febrero 2009

euripides

 

 

 

En este momento tenemos activas tres series en nuestro blog: una sobre Prometeo, otra sobre Néstor y la tercera sobre el motivo de Putifar y su presencia en la mitología griega.

El artículo de hoy sirve para cerrar esta tercera serie sobre las que hemos convenido en llamar colegas de la mujer de Putifar.

Pero es, tal vez, la tragedia de Eurípides Hipólito la que nos ofrece una visión más completa del mito.

 

Fue puesta en escena en el 428, dentro del periodo de madurez en la producción del poeta. La obra, como la precedente Medea, trata también la complicada problemática de las pasiones y las reacciones a veces imprevistas de los seres humanos. Fedra, hija de Minos y esposa de Teseo, perdidamente enamorada de su hijastro Hipólito, que no le corresponde en el amor al estar consagrado en voto de castidad a la diosa Ártemis, lleva a la perdición a padre e hijo. En efecto, al no verse correspondida por el amor de Hipólito, se suicida, pero acusa falsamente a Hipólito de haber abusado de ella. Teseo, encolerizado, destierra a Hipólito, que, por causa de las maldiciones lanzadas contra él por su padre es muerto por un toro que surge del mar. Al final Teseo comprende su error y antes de que su hijo muera, se reconcilia con él.

 

Parece que hubo una primera versión del Hipólito en la cual el motivo erótico era dominante y que fue retirada por la indignación de los atenienses al ver la crudeza con que se presentaban en al escenario estos desenfrenos amorosos de Fedra. Por eso en la segunda versión, la conservada, Fedra guarda dentro con indecible dolor sus sentimientos y sólo la actuación de la nodriza a quien revela el secreto, produce la catástrofe. El problema fundamental que se debate en la tragedia es el de la ὕβρις o insolencia de ambos protagonistas frente a Ártemis y Afrodita. El punto más oscuro es la función que juegan ambas divinidades. Parece seguro que Eurípides no creía en ellas, siendo como era racionalista. Desde luego juegan un papel de comparsas y no explican en absoluto, en su plano superior, el desarrollo de los acontecimientos a nivel humano, como sucedía en la obra del piadoso Sófocles. Las dos diosas se presentan como símbolos tomados de la creencia popular que llevan rápida y directamente a la comprensión de las fuerzas básicas que mueven el drama.

 

El tratamiento de la obra es típicamente euripídeo: profundización en los caracteres de los personajes, crítica acerba del ideal heroico tradicional, papel decisivo jugado por personajes sencillos, tomados de la vida real, como sucede con la nodriza, tímido precedente de Celestina bienintencionada, fiel a su señora. Finalmente cabe mencionar que Hipólito es quizás el personaje más misógino de todo el teatro euripídeo.

 

 

La suerte de Hipólito está clara desde el prólogo, que corre a cargo de Afrodita (1-57):

 

 

venus_arles1

 

Soy una diosa poderosa y no exenta de fama, tanto entre los mortales como en el cielo, y mi nombre es  Cipris. De cuantos habitan entre el Pinto y los confines del Atlas y ven la luz del sol, tengo en consideración a los que reverencian mi poder y derribo a cuantos se ensoberbecen contra mí. En la raza de los dioses también sucede esto: se alegran con las honras de los hombres. Voy a mostrar muy pronto la verdad de estas palabras. El hijo de Teseo y de la Amazona, alumno del santo Piteo, es el único de los ciudadanos de esta tierra de Trozén, que dice que soy la mas insignificante de las divinidades, rechaza el lecho y no acepta el matrimonio. En cambio, honra a la hermana de Febo, Ártemis, hija de Zeus, teniéndola por la más grande de las divinidades.

Por el verdoso bosque, siempre en compañía de la doncella con rápidos  perros extermina los animales salvajes de la tierra, habiendo encontrado una compañía que excede a los mortales. Yo no estoy celosa por ello. ¿Por qué iba a estarlo? En cambio, por las faltas que ha cometido contra mí, castigaré á Hipólito hoy mismo; la mayor parte de mi plan lo tengo muy adelantado desde hace tiempo, no tengo que esforzarme mucho.

En una ocasión en que iba desde la venerable mansión de Piteo a la tierra de Pandión a participar en la iniciación de los misterios, al verle la noble esposa de su padre, Fedra, sintió su corazón arrebatado por un amor terrible, de acuerdo con mis planes. Y antes de que ella regresara a esta tierra de Trozén, junto a la roca misma , visible desde esta tierra, fundó un templo de Cipris, encendida de amor por el extranjero. Y, al erigirlo, le ponía el nombre de la diosa en recuerdo de Hipólito.

Y cuando Teseo abandonó la tierra de Cécrope, huyendo de la mancha de sangre de los Palántidas, hizo una travesía hasta este país, resignándose a un año de destierro

Desde entonces, entre gemidos y herida por el aguijón del amor, la desdichada se consume en silencio. Ninguno de los de casa conoce su mal. Pero este amor no debe acabar de este modo. Se lo revelaré a Teseo y saldrá a la luz. Y su padre matará a nuestro joven enemigo, con una de las maldiciones que Posidón, señor del mar, concedió a Teseo como regalo: que no en vano suplicaría a la divinidad hasta tres veces.

Aunque sea con gloria, Fedra también ha de morir, pues yo no tendré en tanta consideración su desgracia hasta el punto de que mi enemigo no deba pagarme la satisfacción que me parezca oportuna.

 Pero veo que se acerca el hijo de Teseo, que ha dejado ya el esfuerzo de la caza, Hipólito. Voy a alejarme de estos lugares. Una numerosa comitiva de servidores sigue sus pasos y va entonando himnos en honor de la diosa Ártemis. No sabe que están abiertas las puertas de Hades y que está mirando esta luz por última vez.

 

Fedra revela a su nodriza su amor por Hipólito. La anciana se lo dice al joven, lo que provoca una furibunda reacción del muchacho que se despacha a gusto con las mujeres (616-629):

 

Ζε, τ δ κβδηλον νθρποις κακν

γυνακας ς φς λου κατκισας;

ε γρ βρτειον θελες σπεραι γνος,

οκ κ γυναικν χρν παρασχσθαι τδε,

λλ’ ντιθντας σοσιν ν ναος βροτος      

χρυσν ἢ σδηρον χαλκο βάρος

παδων πρασθαι σπρμα, το τιμματος

τς ξας καστον, ν δ δμασιν

ναειν λευθροισι θηλειν τερ.

ν δ’ ς δμους μν πρτον ξεσθαι κακν

μλλοντες λβον δωμάτων κπνομεν.]

τοτ δ δλον ς γυν κακν μγα·

προσθες γρ σπερας τε κα θρψας πατρ

φερνς πκισ’, ς παλλαχθ κακο.

 

¡Oh Zeus, ¿Por qué llevaste a la luz del sol para los hombres ese metal de falsa ley, las mujeres? Si deseabas sembrar la raza humana, no debías haber recurrido a las mujeres para ello, sino que los mortales, depositando en los templos ofrendas de oro, hierro o cierto peso de bronce, debían haber comprado la simiente de los hijos, cada uno en proporción a su ofrenda y vivir en casas libres de mujeres. Ahora, en cambio, para llevar una desgracia a nuestros hogares, empezamos por agotar la riqueza de nuestras casas. He aquí la evidencia de que la mujer es un gran mal: el padre que las ha engendrado y criado les da una dote y las establece en otra casa, para librarse de un mal.

 

Y sigue en 664-668:

 

λοισθε. μισν δ’ οποτ’ μπλησθσομαι

γυνακας, οδ’ ε φησ τς μ’ ε λγειν

ε γρ ον πς εσι κκεναι κακα.

νν τις ατς σωφρονεν διδαξτω,

κμ’ τω τασδ’ πεμβανειν ε.

 

¡Así muráis! Nunca me hartaré de odiar a las mujeres, aunque se me diga que siempre estoy con lo mismo, pues puede asegurarse que nunca dejan de hacer el mal. ¡O que alguien las enseñe a ser sensatas o que se me permita seguir insultándolas siempre!

 

Fedra entra en palacio y se cuelga. Teseo llega y se encuentra con la noticia de la muerte de su esposa. Descubre en la mano de la muerta una tablilla con la falsa acusación de Fedra contra Hipólito (856-865).

 

α α·

τ δ ποθδε δλτος κ φλης χερς

ρτημνη; θλει τι σημναι νον;

λλ’ λχους μοι κα τκνων πιστολὰς

γραψεν δστηνος, ξαιτουμνη;

θάρσει, τλαινα· λκτρα γὰρ τὰ Θησως

οκ στι δμά θ’ τις εἴσεισιν γυν.

κα μν τποι γε σφενδνης χρυσηλάτου

τς οκτ’ οσης τσδε προσσανουσ με.

φρ’, ξελξας περιβολς σφραγισμάτων

ἴδω τ λξαι δλτος δε μοι θλει. 

¡Oh, oh! ¿Qué significa esta tablilla que pende de su mano querida? ¿Quiere revelar algo nuevo? ¿Será una carta que escribió la desdichada suplicando por ella y nuestros hijos? Valor, infeliz: ninguna otra mujer entrará en el lecho y en la morada de Teseo. Sí, la impronta del sello de la que ya no vive me acaricia. Vamos, desatemos las ligaduras del sello, para que pueda ver qué quiere decirme esta tablilla.

 

 

Tras su lectura exclama (877-880):

 

Βο βο δλτος λαστα. πᾷ φγω

Βρος κακν; π γρ λμενος οχομαι,

οον οον εδον [ν] γραφας μλος

φθεγγμενον τλμων. 

 

¡La tablilla grita, grita cosas terribles! ¿Por dónde escaparé al peso de mis desgracias? Perezco, herido de muerte. ¡Qué canto, qué canto he visto entonar por las líneas escritas, infortunado de mí!

 

A continuación detalla brevemente lo ocurrido y pide a Posidón que mate a Hipólito, en virtud de la promesa que el dios marino le hizo (882-890):

 

τδε μν οκτι στματος ν πλαις

καθξω δυσεκπρατον, λον

κακν· ἰὼ πλις.

᾿Ιππλυτος ενς τς μς τλη θιγεν

βίᾳ τ σεμνν Ζηνς μμ’ τιμσας.

λλ’, πάτερ Πσειδον, ς μο ποτε

ρς πσχου τρες, μιᾷ κατργασαι

τοτων μν παδ’, μραν δ μ φγοι

τνδ’, εἴπερ μν πασας σαφες ράς. 

 

¡No podré detener en las puertas de mi boca la infranqueable y mortal desgracia! ¡Ay ciudad! ¡Hipólito se atrevió a violentar mi lecho, deshonrando la augusta mirada de Zeus! ¡Oh padre Posidón, de las tres maldiciones que en una ocasión me prometiste, mata con una de ellas a mi hijo y que no escape a este día, si  las maldiciones que me concediste eran claras!

 

Y tras una intervención del corifeo en la que le pide que retire esa maldición y en la que le advierte que más tarde se dará cuenta de que se equivoca, sigue (893-898):

 

 

Οὐκ ἔστι· καὶ πρός γ᾿ἐξελῶ σφες τῆσδε γῆς·

δυον δ μοραιν θατρᾳ πεπλήξεται·

ἢ γὰρ Ποσειδῶν αὐτὸν εἰς ῞Αιδου δόμους

θανόντα πέμψει τὰς ἐμὰς ἀρὰς σέβων,

ἢ τῆσδε χώρας ἐκπεσὼν ἀλώμενος

ξένην ἐπ’ αἶαν λυπρὸν ἀντλήσει βίον

 

Imposible. Y además le expulsaré de esta tierra y recibirá el golpe de uno de estos dos destinos: o Posidón le enviará muerto a las moradas de Hades, por consideración a mis súplicas, o expulsado de esta tierra, errante por un país extranjero, soportará una vida miserable.

 

Tras estas palabras entra en escena Hipólito y se produce un duro enfrentamiento, en el que Teseo acusa a Hipólito y éste se defiende con sólidos argumentos. En un nuevo diálogo con intervenciones más breves, Teseo, haciendo caso de la acusación escrita en las tablillas está decidido a desterrar a Hipólito que le dice que, de ser cierta la acusación, él, si hubiera sido el ultrajado, le hubiera matado y no sólo desterrado. Además le pide que haga caso de sus juramentos y que le crea.

 

Hipólito sale. En el episodio 4º un compañero de Hipólito se presenta en escena y narra de un modo patético la muerte de Hipólito.

 

Llegamos al Éxodo. Se presenta Ártemis en escena que explica la verdad de los hechos y la falsa acusación de una despechada Fedra, al tiempo que lanza una carga de profundidad contra Afrodita.

 

 

artemis

 

 

κουε, Θησε, σν κακν κατστασιν·

κατοι προκψω γ’ οδν, λγυν δ σε.

λλ’ ς τδ’ λθον, παιδς κδεξαι φρνα

το σο δικααν, ς π’ εκλεας θάν,

κα σς γυναικς οστρον ἢ τρπον τιν

γενναιτητα· τς γὰρ χθστης θεῶν

μν, σαισι παρθνειος δον,

δηχθεσα κντροις παιδς ρσθη σθεν.

γνμ δ νικν τν Κπριν πειρωμνη

τροφο διλετ’ οχ κοσα μηχανας,

ἣ σ δι’ ρκων παιδ σημανει νσον.

δ’, σπερ ν δκαιος, οκ φσπετο

λόγοισιν, οδ’ α πρς σθεν κακομενος

ρκων φελε πστιν, εσεβς γεγς.

ἣ δ’ ες λεγχον μ πσ φοβουμνη

ψευδες γραφς γραψε κα διλεσεν

δλοισι σν παδ᾿· λλ’ μως πεισ σε.

Escucha, Teseo, cómo han sobrevenido tus males, aunque no voy a remediar nada y sólo dolor voy a causarte; pero he venido para mostrarte que el corazón de tu hijo era justo, a fin de que muera con gloria, y la pasión amorosa de tu esposa o, en cierto modo, su nobleza. Ella, mordida por el aguijón de la más odiada de las diosas para cuantas como yo hallamos placer en la virginidad, se enamoró de tu hijo. Y, aunque intentó con su razón vencer a Cipris, pereció, sin quererlo, por las artimañas de su nodriza, que indicó su enfermedad a tu hijo, obligándole con un juramento.

Y él, como hombre justo, no hizo caso de sus consejos ni, a pesar de ser injuriado por ti, quebrantó la fe de su juramento, pues era piadoso. Y ella, temerosa de ser cogida en su falta, escribió una carta engañosa y perdió con mentiras a tu hijo, pero, aun así, consiguió convencerte.

 

Aparece después Hipólito malherido en brazos de sus compañeros y se produce la reconciliación final entre el padre y el hijo, que se lamentan de su mutua desgracia.

 

Teseo lanza un último reproche a la diosa del amor

 

+ ὦ κλεν’ ᾿Αθναι Παλλδος θ’ ρσματα,+

οου στερσεσθνδρς. τλμων γώ·

ς πολλά, Κπρι, σν κακν μεμνσομαι

¡Ilustres confines de Atenas y de Palas,

Qué hombre habéis perdido! ¡Oh desdichado de mí!

¡Cuántas veces voy a recordar los sufrimientos que me has enviado, Cipris!

 

El primer verso (++) se considera sospechoso por lo ilógico de la expresión “de Atenas y de Palas”. Nota a pie de página de la traducción de Alberto Medina González y Juan Antonio López Férez, en Gredos.

 

El coro cierra la obra con una sentencia:

  

κοινν τδ’ χος πσι πολταις

λθεν ἀέλπτως.

πολλν δακρων σται πτυλος·

τῶν γρ μεγάλων ξιοπενθες

φμαι μλλον κατχουσιν. 

Este dolor común llegó inesperadamente

A todos los ciudadanos.

Será arroyo de infinitas lágrimas.

Las noticias luctuosas, cuando se refieren a los poderosos

Más tiempo ejercen su poder.

Confiamos en que esta serie de artículos hayan sido de interés y utilidad para nuestros lectores.

Anuncios

Read Full Post »

He leído en el blog de nuestro amigo Domingo la petición de información por parte de la SEEC para defender ante la ¿administración educativa? nuestras optativas de bachillerato. También he podido leer la carta que Antonio Melero dirige al conseller Alejandro Font de Mora.

Le he puesto un comentario a Domingo en el blog. Después me he decidido a publicar en el mío mi propio comentario, porque sí, porque me da la gana y porque me quedo más a gusto. A continuación lo reproduzco.

En cuanto a la carta, es una llamada a dejar las cosas conforme están, que no es poca cosa. Parece mentira que tengamos que ponernos en pie de guerra y defender con uñas y dientes nuestras materias los profesores que no tenemos NINGUNA ASIGNATURA COMÚN EN EL CURRICULUM.

Es lamentable que se castigue a quienes dependen de su buen hacer, de sus dotes de atracción, de su habilidad en captar alumnado a través de actividades, talleres, uso de las TICS o simplemente de su honradez y dedicación a unas asignaturas, como dice Melero, sumamente vocacionales.

Es injusto que siempre vean reducida su presencia en los planes de estudio precisamente quienes dependen de la voluntad de los alumnos e imparten unas materias siempre optativas.

Es triste tener que decir a un consejero de educación que la enseñanza de las lenguas clásicas es vital y capital en una formación humanística o, como se dice en al carta, que nuestro legado clásico greco-latino es un tesoro cultural, que puede contribuir y de hecho contribuye decididamente a la formación de nuestros estudiantes. En una época en que diversos y diferentes factores están alejando a nuestros jóvenes de sus propios referentes lingüísticos y culturales, parece oportuno conservar lo poco que aún queda en la enseñanza media de formación humanística en general y de las humanidades clásicas en particular.

Es impresentable que tengamos que dedicarnos a enviar información a la SEEC, sindicatos o escribir cartas y denunciar los desatinos que se realizan con nuestras materias en nuestros blogs, cuando deberíamos estar produciendo material que haga nuestras materias más atractivas, ricas, interesantes y lúdicas a nuestros alumnos.

Es vergonzoso que tenga que escribir un comentario a un artículo que habla de la caza y captura del profesor de clásicas.

Es patético que tengamos que oír de labios de nuestro consejero de educación que determinada asignatura se impondrá en los planes de estudio por meros intereses comerciales o económicos.

Es lamentable, injusto, triste, impresentable, vergonzoso y patético.

Lamentabile, iniustum, triste, indecorum, infame et patheticum.

Οἰκτρόν, ἄδικον, λυπηρόν, ἄσχημον, αἰσχρὸν καὶ παθητικόν.

¿No merece alguien el ostracismo?

ostrakon_cimon

Read Full Post »

chino

 

No soy dado a improvisar artículos en este blog. Me gusta calibrar las cosas, recabar información, atarla, redactarla y, por fin, publicar.

Pero hoy hago una excepción, y, seguramente, este artículo será algo deslabazado.

Tras una mañana intensa en mi centro que empezó con una clase de griego en 2º de bachillerato y se prolongó con reuniones de tutores de 1º de ESO, mediación con alumnos en el patio, conversación con una madre y combates a brazo partido con distintos ordenadores y programas que hoy no querían funcionar, he llegado a casa.

No sé cómo, buscando en Internet he leído la noticia y aún no salgo de mi asombro. Estoy atónito, estupefacto.

Como se canta en el final del acto I de La Italiana en Argel de Rossini: Confusi e stupidi incerti pendono, non so comprendere tal novità. Non so comprendere, amore aiutami per carità.

O, si quieren, al estilo Dinio: ¡Estoy confuso!

 

 

La noticia es:

La conselleria de Educación incorporará el chino mandarín como optativa a partir del curso 2010-2011.

Nuestro ilustre Conseller Font de Mora ha dicho:

La Generalitat introducirá “de manera gradual y con carácter optativo” la enseñanza del chino mandarín para los alumnos de Bachillerato y del segundo ciclo de la ESO en los centros públicos de la Comunidad Valenciana.

El conseller ha subrayado que con el dominio del inglés y del castellano “llegamos a 1.600 millones de personas”, y con el chino, los valencianos podrán comunicarse con otras tantas.

Así, con el dominio de estas dos lenguas extranjeras alcanzarán hasta a 3.000 personas (querrán decir 3.000 millones), lo que les facilitará “un acceso universal a la comunicación con toda la población del planeta”, ha destacado.

Además, ha recordado que la economía valenciana se orienta a la exportación y que, “a pesar de la crisis económica, China es una gran potencia que hay que tener muy en cuenta para el futuro”.

La Conselleria de Educación adopta esta decisión después de que recientemente, Reino Unido haya anunciado que el chino comenzará a impartirse en las escuelas públicas británicas, ha apuntado el conseller, convencido de que “si otros países lo hacen, nosotros también seremos capaces de hacerlo”.

“Si con el inglés se hubiera hecho esta previsión en los años 70, ahora tendríamos una mejor posición”, y ahora, ha añadido, “no queremos que el sistema público valenciano llegue tarde a otro idioma como es el chino”.

Para la implantación del chino en los institutos valencianos, primero será necesaria “una fase de búsqueda de profesorado y de acuerdos, porque no es un idioma fácil”, de modo que podría empezar a implantarse en el curso 2010-2011 “aunque sea a nivel experimental”, ha señalado.

O esta otra:

El Consell implantará el chino mandarín como optativa en los institutos en 2010.

Por ello, confió en poder realizar una labor “propedéutica e introductoria” para que este idioma “despierte el interés” de algunos estudiantes valencianos. En estos momentos, estudian chino en la Comunitat unas 200 personas, “lo ideal sería que en el plazo de un quinquenio a partir de la implantación de esta iniciativa se multiplicase por lo menos por cien el número de alumnos”, subrayó.
Asimismo, adelantó que el curso que viene (2009-2010) se introducirá una optativa de “inglés práctico” que aproxime a los alumnos “al uso y a la comprensión efectiva”, así como a “la interacción con este idioma”, con la característica de que mientras que en la secundaria obligatoria el inglés práctico será de carácter generalista, en los bachilleratos se dirigirá a la modalidad escogida, ya sea científico, humanístico o artístico.

En la actualidad, sólo unas 200 personas aprenden chino en la Comunidad Valenciana, una cifra que el conseller espera “multiplicar por 10” en el plazo de cinco años, gracias a esta nueva medida.

En su intervención, Font de Mora también ha destacado la importancia de “buscar un estatus de lengua semi-oficial para el inglés” en España, como en otros países europeos, y ha animado al Gobierno central a estudiar esta posibilidad, que, según ha dicho, “debe abordarse a nivel estatal”.

 

alejandro_font_mora

 

O sea, después del desaguisado de la Educación para la Ciudadanía en inglés, en plena pataleta de los profesores de clásicas por la pérdida de optativas en bachillerato, ¿ahora nos dice el conseller que se va a implantar el chino en los institutos como optativa en el curso 2010-2011?

Otra optativa más, para conseguir que en cinco años 2000 personas estudien chino en la Comunidad Valenciana. Claro, con chino e inglés te pateas el mundo y todos te endienden. ¡Toma plurilingüismo!

¿Qué no será mejor que los alumnos hablen, escriban y comprendan mejor el castellano y el valenciano? Para eso sirven, y mucho, el latín, el griego y Fundamentos Léxicos, asignaturas que se quiere cargar el conseller.

A juicio de Font de Mora, en Europa existe un propensión al “ombliguismo y a no mirar al resto del mundo”, por lo que instó a tener la “mente abierta” e incluir a Oriente, y en concreto a China, ya que en esta zona se están desplegando “una serie de oportunidades”, afirmó.

¿Mente abierta es cargarse las lenguas clásicas? Están también en Oriente, en el Oriente de España y son base de la cultura europea.

¿Está utilizando el conseller el criterio “utilitarista” en la educación? La jugada está clara:

Entre el castellano y el inglés, agregó, existen unos 1.500 millones de hablantes, mientras que chino hablantes hay unos 1.300 millones. En conjunto, los tres idiomas prácticamente abarcan 3.000 millones de personas en el mundo, lo que dotaría a quienes conozcan las tres lenguas de “una capacidad de comunicación prácticamente universal”, destacó.

Pero, ¿cómo puede alegar criterios economicistas, como el de la exportación valenciana, para justificar el estudio del chino? China es una gran potencia que hay que tener en cuenta, dice Font de Mora. Gran potencia, ¿para qué? ¿Para vender allí productos, o exportar o tener relaciones comerciales?

¿El sistema educativo debe venir marcado por la economía? ¿Debemos aplicar criterios utilitarios y económicos  a la educación?  Como nos recordaba Álvaro Ortolá:

QUE ALGUIEN ME DIGA SI CONOCE QUE ALGÚN TUTOR HAYA RECOMENDADO ALGUNA VEZ A SUS ALUMNOS QUE SE MATRICULEN EN LATÍN Y GRIEGO. QUE ALGUIEN ME DIGA SI CONOCE ALGÚN PSICÓLOGO QUE HAYA RECOMENDADO DICHA MATRÍCULA. La REALIDAD es la siguiente: ¿quéeeeeee, ESO NO SIRVE PARA NADA? ¿Cómo? Ni pensarlo. Tú te matriculas en materias de verdad, de esas que salvan al mundo, como las matemáticas. FALACIA TOTAL. LA ABSURDIDEZ DE LAS ABSURDIDECES.

 

Y ahora es el conseller el que, de algún modo, está orientando la educación a “lo útil”: matemáticas, inglés, informática… y chino, claro.

¿Para qué está la escuela de idiomas? Porque puestos a mercados exteriores Rusia es una gran nación. Oiga, ¿y por qué no ponemos ruso? Es también bonito:

Женщина жизненная и активная, которая путешествовала неутомимо по многочисленным странам, любитель традиций, но внимательный ее взгляд к будущему, продолжает составлять без отдыха, каждый день складывая новые создания в ее важный и изумительный каталог музыкальных работ.

 

No sé si reír o llorar. No tengo nada contra el chino y los chinos, pero me parece una broma de mal gusto hablar tan siquiera de ello, cuando otros problemas acucian a la educación valenciana.

¿Nos tendremos que reciclar los profesores de latín y griego a chino?

Bajo de mi casa hay una tienda regentada por chinos:

– ¡Buenas taldes! me dicen siempre que entro.

Sería un puntazo contestarles algún día:  xià wǔ hǎo. Y todo gracias a Font de Mora.

aprender-chino1

Read Full Post »

manuscritiliada

Seguimos con el repaso a las fuentes literarias que nos hablan de Néstor y continuamos con Homero.

En VII, 323 (IX 92-94) vemos que su opinión es muy valorada:

ατρ πε πσιος κα δητος ξ ρον ντο,

τος γρων πμπρωτος φανειν ρχετο μτιν

Νστωρ, ο κα πρσθεν ρστη φανετο βουλ·

σφιν ϋφρονων γορσατο κα μετειπεν·

Cuando hubieron satisfecho el deseo de comer y de beber,

el anciano Néstor, cuya opinión era considerada siempre

como la mejor, comenzó a darles un consejo.

Y arengándolos con benevolencia, así les dijo:

En VIII, 78 y siguientes se nos narra cómo Diomedes salva a Néstor de morir a manos de Héctor.

En XI 655 una larga parrafada de Néstor nos narra la contienda entre eleos y pilios.

En XV 659 arenga a los aqueos:

Νστωρ ατε μλιστα Γερνιος ορος ᾿Αχαιν

λσσεθ’ πρ τοκων γουνομενος νδρα καστον}

φλοι νρες στε κα αδ θσθ’ ν θυμ

λλων νθρπων, π δ μνσασθε καστος

παδων δ’ λχων κα κτσιος δ τοκων,

μν τε ζουσι κα κατατεθνκασι·

τν περ νθδ’ γ γουνάζομαι ο παρεντων

στάμεναι κρατερς, μ δ τρωπσθε φβον δ. 

Y especialmente Néstor, protector de los aqueos, dirigíase a

todos los guerreros, y en nombre de sus padres así les suplicaba:

¡Oh amigos! Sed hombres y mostrad que tenéis un corazón

pundonoroso ante los demás varones. Acordaos de los hijos,

de las esposas, de los bienes, y de los padres, vivan aún

o hayan fallecido. En nombre de estos ausentes os suplico

que resistáis firmemente y no os entreguéis a la fuga.

 

aquiles-y-patroclo

En XXIII, 618 y siguientes Aquiles le ofrece un regalo como recuerdo de los funerales de Patroclo, ya que el anciano no podrá participar en los juegos debido a su edad. Néstor recuerda su juventud en la que pocos se le igualaban en fuerza y destreza. Luego agradece el regalo con estas palabras:

λλ’ ἴθι κα σν ταρον ἀέθλοισι κτερϊζε.

τοτο δ’ γ πρφρων δχομαι, χαρει δ μοι τορ,

ς μευ ε μμνησαι νηος, οδ σε λθω,

τιμς ἧς τ μ’ οικε τετιμσθαι μετ’ ᾿Αχαιος.

σο δ θεο τνδ’ ντ χριν μενοεικα δοεν.    

Ve y continúa celebrando los juegos fúnebres de tu amigo.

Acepto gustoso el presente, y se me alegra el corazón

al ver que te acuerdas siempre del buen Néstor y no dejas de advertir

con qué honores he de ser honrado entre los aqueos.

Las deidades te concedan por ello abundantes gracias.

 

En Odisea III podemos leer la visita que realizó Telémaco a Pilos, para informarse sobre la suerte de su padre Odiseo. 

 

 

odiseagredos1

Read Full Post »

En el terreno musical, aparte del Lied, con el que iniciamos esta serie, el mito de Prometeo está presente en otros autores.

Ludwig Van Beethoven (1770-1827) compuso la música de ballet para “Las criaturas de Prometeo” Op. 43 (Die Geschöpfe des Prometheus).

 

 

beethoven

 

 

En 1800, Beethoven recibió el encargo de componer la partitura para un ballet que habría de ser coreografiado por el famoso Salvatore Viganò, considerado el mejor bailarín y el mejor coreógrafo del momento, prestigio que mantuvo durante el primer tercio del siglo XIX. La coreografía estaba basada en un libreto que no sólo se apartaba radicalmente del mito original de Prometeo, sino que además omitía por completo el carácter heroico y rebelde del titán. Beethoven escribió su partitura de ballet, dividida en una obertura y 16 números de danza. Entre estos números hay varios diseñados especialmente para el lucimiento del coreógrafo Viganò y su esposa. El estreno de Las criaturas de Prometeo se llevó a cabo el 28 de marzo de 1801 en el Teatro Hofburg o Burgtheater de Viena, y dedicado a la princesa Christiane von Lichnowski. Viganò mantuvo en su repertorio Las criaturas de Prometeo durante toda su larga carrera en el Teatro alla Scala, con diversas revisiones para adecuarlo a los cambios del gusto, manteniendo mucha de la música original de Beethoven y escribiendo él mismo, muy competente compositor, la música complementaria. Fue, con toda probabilidad, la única oportunidad que tuvo Beethoven de colaborar con un artista de talla semejante a la suya propia. En 1813, Viganò propondrá una nueva versión de esta obra en la Scala de Milán y añadirá páginas extraídas de La Creación de Joseph Haydn.

 

 

vigano

 

 

En 1929, para el 100º aniversario de la muerte de Beethoven, Jacques Rouché, director de la Ópera de París, hace reconstituir la partitura e invita a George Balanchine a montar este ballet. Éste cae enfermo y es sustituido por Serge Lifar. Tras el clamoroso éxito del estreno, Lifar será nombrado primer bailarín y profesor de ballet de la Ópera de París.

 

 

lifar_serge

 

 

La base argumental de este ballet alegórico es la leyenda de Prometeo, a quien los griegos presentaban como un espíritu sublime, que refinó el género humano, a través de las ciencias y las artes. La trama gira en torno a dos estatuas que cobran vida al influjo de la armonía, y con el nacimiento experimentan las pasiones terrenales. Prometeo las conduce al Parnaso para que Apolo, dios de las Artes, las ilumine con su sabiduría. La partitura pertenece al primer período compositivo de Beethoven, y registra una profunda semejanza mozartiana. Consta, como hemos dicho, de una Obertura, introducción y 16 cuadros con estas indicaciones de tempo:

 

  1. Ouvertüre
  2. Einleitung (Allegro non troppo)
  3. Poco adagio – Allegro con brio
  4. Adagio – Allegro con brio
  5. Allegro vivace
  6. Maestoso – Andante
  7. Adagio – Andante quasi allegretto
  8. Un poco adagio – Allegro
  9. Grave
  10. Allegro con brio – Presto
  11. Adagio – Allegro Molto
  12. Pastorale. Allegro
  13. Andante
  14. Maestoso – Adagio – Allegro
  15. Allegro
  16. Andante – Adagio – Allegro
  17. Andantino – Adagio – Allegro
  18. Finale. Allegretto

Sin embargo, sólo la Obertura goza de cierta fama y es lo que generalmente se escucha en los conciertos. En el video se pueden escuchar la Obertura y la Introducción (Allegro non troppo). Al final aparece por primera vez el tema heroico sobre el que elevará la gloriosa construcción final de la Sinfonía número 3 (Heroica).

 

 

 

 

 

 

En este otro video podemos escuchar el número 7 del ballet Adagio-Andante quasi allegretto, un bello número con un solo de violoncello muy hermoso, que llega tras un breve clímax en la cuerda y una preparación en el arpa. Hay también intervenciones muy delicadas de arpa, flauta, clarinete y fagot.

 

 

El Prometeo de Beethoven fue uno de sus primeros éxitos, con más de 20 representaciones en Viena entre 1801 y 1802. En un programa de mano de la época podemos leer lo siguiente:

 

Este ballet alegórico está basado en el mito de Prometeo. Los filósofos griegos, que conocían el mito, contaron la historia de la siguiente manera: representaron a Prometeo como un elevado espíritu que, encontrando a los seres humanos de su tiempo en un estado de ignorancia, los pulió gracias al arte y el conocimiento y dándoles leyes de buena conducta. De acuerdo con estas fuentes, el ballet presenta dos estatuas animadas que, bajo el influjo de armonía, son capaces de alcanzar todas las pasiones de la existencia humana. Prometeo las conduce al Parnaso para recibir instrucción de Apolo, dios de las artes.

 

Se ha dicho que Las criaturas de Prometeo es música utilitaria destinada a un ballet de rígido argumento. Es ahí donde hay que entender algunos números de impersonal clasicismo que contrastan con la fortaleza de otros elementos que reaparecerán en la tercera y sexta sinfonías, como La tempestad y el tema heroico de la Tercera, y la Pastorale, que es un anticipo de la también llamada Sinfonía “Pastoral”. Basta imaginar en escena a Salvatore Viganò, bailarín, coreógrafo y compositor, quien junto con su esposa María Medina protagonizó el estreno. Él había seleccionado a Beethoven para su tercera producción como director de la compañía de ballet vienesa para la que había sido nombrado en 1799, y él daría cuerpo a Prometeo, el héroe griego que había encontrado a la humanidad en estado de ignorancia primigenia y tuvo el mérito, según la mitología, de refinar a los seres humanos mediante las artes y la ciencia, y ofrecerles leyes universales.

El estreno, ante la emperatriz Maria Theresia, se anunció como Los hombres de Prometeo, el más grande ballet del “clasicismo” que ha sobrevivido, junto al Don Juan de Gluck.

La obra empieza con un travieso Prometeo, escapado del Olimpo que con la llama divina moldea unas figuras, hombre y mujer; las figuras creadas por Prometeo toman vida, pero se da cuenta de que sólo toman vida, esto es, no tienen ni razonamiento ni sentimiento; no tienen alma. Así que decide destruirlas. Antes, sin embargo, presenta su “creación” ante Apolo, para que este las instruya en las artes y las ciencias. Así, las criaturas, de nombre Euterpe y Anfión comienzan a jugar por todas partes.

Es aquí cuando la música hace acto de presencia y se dan cuenta de que están vivos, y encima, o además, se dan cuenta de que uno es hombre y otro es mujer.

Marzo les inicia en la danza, y así danzan ante Baco, que se muestra gozoso de la vida de los personajes creados por el titán.

Pero aparece Melpómene, musa de la tragedia, que, dándose cuenta de que Prometeo ha creado unas criaturas cuyo destino será la muerte, mata a Prometeo como castigo. Pero, Talía, musa de la comedia, ante el desconsuelo general por la muerte de su creador, concede la inmortalidad a Prometeo.

Al final, todos danzan junto a Marzo, en honor de Baco y Pan.

Aquí se pueden oír los primeros segundos de cada número.

 

diegeshopfe1

Read Full Post »

sector_textil

ἔργον δ’ οὐδὲν ὄνειδος, ἀεργίη δέ τ’ ὄνειδος.

El trabajo no es ninguna deshonra; la inactividad es una deshonra.

 (Hesíodo, Trabajos y días, 311)

No hay nada como experimentar en carne propia o en el ámbito familiar una circunstancia negativa, para calibrar la verdadera dimensión del problema. Pasa eso con los accidentes de tráfico, con las depresiones, con las rupturas familiares y con el asunto que trato hoy en este lugar, que se aleja un tanto de la temática grecolatina.

Me refiero a la crisis y a una de sus consecuencias: los ERE, es decir, los despidos laborales.

Cuando es un familiar quien se ve privado de su trabajo, se da uno cuenta de lo que ello significa. Y más si quien pierde ese empleo llevaba en su puesto 37 años, lo inició con apenas 16 y se siente arrojado y tratado como algo que sobra.

Acostumbrarse a la inactividad tras 37 años trabajando en un mismo lugar es muy difícil y puede provocar, lo provoca sin duda, una sensación grande de angustia. A esa angustia de quien, de un día a otro, se ve en la oficina del INEM buscando un empleo en una situación de precariedad laboral exacerbada, y con una edad crítica, se suma la sensación de ser poco menos que echado a patadas de una empresa a la que ha dedicado 37 años de su vida, con el digno objetivo de ganarse el sustento y sostener su familia.

Una mísera indemnización de 25 días por año trabajado, con un máximo de 14 mensualidades en absoluto resarce dicha sensación. Quien, en justa deferencia, debería recibir un homenaje, es despedido con un finiquito exiguo entregado en mano por unos jefes que todavía pretenden recibir las gracias de parte del empleado enviado a un largo, casi definitivo, período de inactividad, primero en el paro y luego en la jubilación, porque ¿quién va a encontrar trabajo en las actuales circunstancias, en una edad que sobrepasa los 50 y habiendo hecho durante 37 años la misma específica actividad?

 

cola_oficina_inem

 

Un responsable sindical manifestó tras la celebración de la asamblea con los trabajadores que “se ha luchado por conseguir lo máximo posible dentro de las condiciones económicas en las que se encuentra la empresa y, aunque puede que no sean las mejores condiciones para las personas que llevaban muchos años en la empresa, también hay que velar por la viabilidad de los puestos de trabajo que se mantienen”.

Puede que no sean, NO; No lo son en absoluto y a ello se suma, como hemos dicho, la sensación de ser echado.

¿No habrá en este ERE, como en otros muchos, una “ganancia de pescadores” en el “río revuelto” de la crisis económica?

Lo cierto es que 92 trabajadores, casi todas mujeres, de la planta  de una conocida empresa textil de mi ciudad, que cuenta con un total de 181 empleados, han perdido su empleo, con el añadido de un suspense terrible a la espera de conocer la lotería de los “elegidos”. La empresa se ha deshecho de la mitad de la plantilla, alegando una “caída de ventas”, en concreto de un 12% menos en 2008 respecto a 2007.

Otras dos plantas, con 600 y 106 empleados, respectivamente, ubicadas en otras dos localidades de la provincia, se han “salvado” por el momento de la quema.

El sector textil ha vivido desde el año 2004 una serie de deslocalizaciones, despidos y cierres que ha causado la pérdida de empleo de muchísimos trabajadores. Otra consecuencia más de la globalización mal entendida. Es mucho más rentable trasladar la producción a un país asiático, o del este de Europa, y pagar a las trabajadoras una miseria de salario.

También la competencia de los productos llegados de países extranjeros, mucho más baratos por el hecho de haber sido producidos con menores costes laborales, ha afectado a este sector textil, especialmente en Cataluña.

Sea como fuere, alguien muy cercano a mí ha perdido su empleo y, ahora, pese a que siempre me ha parecido que estar en el paro debe ser angustioso, lo vivo muy de cerca y puedo corroborar que lo es y, más si cabe, si se llega a él tras haber entregado 37 años de tu vida a una empresa que, ahora, te deja en la calle.

 

CB100469

Read Full Post »

sacrofaghipolit

 

 

Se cierran los triángulos amorosos de infausto final con el, probablemente, más conocido de Fedra, Hipólito, Teseo.

 

Nuestra inagotable fuente, Apolodoro, en Epítome I, 18 nos dice:

 

Φαίδρα δὲ γεννήσασα Θησεῖ δύο παιδία Ἀκάμαντα καὶ Δημοφῶντα ἐρᾷ τοῦ ἐκ τῆς Ἀμαζόνος παιδὸς [ἤγουν τοῦ Ἱππολύτου] καὶ δεῖται συνελθεῖν αὐτῇ. ὁ δὲ μισῶν πάσας γυναῖκας τὴν συνουσίαν ἔφυγεν. ἡ δὲ Φαίδρα, δείσασα μὴ τῷ πατρὶ διαβάλῃ, κατασχίσασα τὰς τοῦ θαλάμου θύρας καὶ τὰς ἐσθῆτας σπαράξασα κατεψεύσατο Ἱππολύτου βίαν. Θησεὺς δὲ πιστεύσας ηὔξατο Ποσειδῶνι Ἱππόλυτον διαφθαρῆναι· ὁ δέ, θέοντος αὐτοῦ ἐπὶ τοῦ ἅρματος καὶ παρὰ τῇ θαλάσσῃ ὀχουμένου, ταῦρον ἀνῆκεν ἐκ τοῦ κλύδωνος. πτοηθέντων δὲ τῶν ἵππων κατηρράχθη τὸ ἅρμα. ἐμπλακεὶς δὲ <ταῖς ἡνίαις> Ἱππόλυτος συρόμενος ἀπέθανε. γενομένου δὲ τοῦ ἔρωτος περιφανοῦς ἑαυτὴν ἀνήρτησε Φαίδρα.

 

Fedra, después de haber engendrado con Teseo dos hijos, Acamante y Demofonte, se enamoró del hijo nacido de la amazona (Hipólita, Antíope o Melanipa), esto es, de Hipólito, y le pidió que se uniese a ella, pero como éste odiaba a todas las mujeres, rehuyó el encuentro. Fedra, temiendo que la acusara ante su padre, forzó las puertas de su alcoba, desgarró sus vestidos y acusó falsamente a Hipólito de atropello. Teseo la creyó y suplicó a Posidón que Hipólito pereciese. Así, cuando éste corría guiando su carro cerca del mar, Posidón hizo surgir del oleaje un toro y al espantarse los caballos el carro se estrelló. Hipólito, enredado con las riendas, murió arrastrado. Fedra, al hacerse manifiesta su pasión, se ahorcó.

 

Todas las traducciones de Apolodoro son de Margarita Rodríguez de Sepúlveda en Gredos.

  

Ovidio nos ofrece un pormenorizado relato de la muerte de Hipólito, en Metamorfosis XV 497 y siguientes:

 

 

‘Fando aliquem Hippolytum vestras si contigit aures

credulitate patris, sceleratae fraude novercae

occubuisse neci, mirabere, vixque probabo,

sed tamen ille ego sum. me Pasiphaeia quondam

temptatum frustra patrium temerare cubile,

quod voluit, finxit voluisse et, crimine verso

indiciine metu magis offensane repulsae?

damnavit, meritumque nihil pater eicit urbe

hostilique caput prece detestatur euntis.

Pittheam profugo curru Troezena petebam

iamque Corinthiaci carpebam litora ponti,

cum mare surrexit, cumulusque inmanis aquarum

in montis speciem curvari et crescere visus

et dare mugitus summoque cacumine findi;

corniger hinc taurus ruptis expellitur undis

pectoribusque tenus molles erectus in auras

naribus et patulo partem maris evomit ore.

corda pavent comitum, mihi mens interrita mansit

exiliis contenta suis, cum colla feroces

ad freta convertunt adrectisque auribus horrent

quadrupedes monstrique metu turbantur et altis

praecipitant currum scopulis; ego ducere vana

frena manu spumis albentibus oblita luctor

et retro lentas tendo resupinus habenas.

nec tamen has vires rabies superasset equorum,

ni rota, perpetuum qua circumvertitur axem,

stipitis occursu fracta ac disiecta fuisset.

excutior curru, lorisque tenentibus artus

viscera viva trahi, nervos in stipe teneri, 

membra rapi partim partimque reprensa relinqui,

ossa gravem dare fracta sonum fessamque videres

exhalari animam nullasque in corpore partes,

noscere quas posses: unumque erat omnia vulnus.

 

 

fedracabanel

 

Hablando, algún Hipólito a vuestros oídos si ha alcanzado,

que por la credulidad de su padre, por el fraude de su criminal madrastra

sucumbió a la muerte, te asombrarás y apenas te lo probaré,

pero aun así, ése soy yo. A mí la Pasifeia un día, tentándome       500

en vano a ultrajar de mi padre la alcoba,

aquello que quiso fingió haberlo querido y su delito tornando

-¿de la delación por miedo más, u ofendida por el rechazo?-,

me condenó, y al que merecía nada su padre echó de la ciudad

y con una hostil plegaria la cabeza impreca del que marchaba.    505

A la Pitea Trecén con prófugo carro me dirigía,

y ya del Corintíaco ponto cogía por los litorales,

cuando el mar se irguió y un cúmulo ingente de aguas,

de un monte en la apariencia, cuvarse y crecer parecía

y que daba mugidos y por su suprema cima se hendía. 510

Cornado, de ahí un toro es expelido, de las rotas ondas,

y hasta su pecho erigido hacia las auras suaves,

de sus narinas y anchurosa boca vomita una parte del mar.

Los corazones se llenan de pavor de mis acompañantes, mi mente impertérrita permanece,

con los exilios suyos contenta, cuando sus cuellos, feroces, 515

a los estrechos viran y erguidas sus orejas se espantan

mis cuadrípedes y del monstruo por el miedo se turban y precipitan

el carro de las altas peñas. Yo por conducir los vanos

frenos con mi mano, y de espumas blanquecientes embadurnados, lucho,

y hacia atrás tenso, boca arriba, las flexibles riendas,  520

y aun así a estas fuerzas la rabia no hubiese superado de los caballos,

si una rueda, por donde ella circungira perpetuo al eje,

de un tronco por el tropiezo, roto y deshecho no se hubiese.

Salgo despedido del carro y, como las correas sujetaban mis miembros,

mis entrañas vivas arrastrar, y mis nervios en el tronco ser retenidas, 525

mis miembros ser arrebatados en parte, en parte enganchados quedar,

mis huesos dar, rotos, un grave sonido, y vieras, agotado,

mi aliento expirar, y ningunas partes en mi cuerpo

que reconocer pudieras: una sola herida era todo.

 

Higino es también viejo conocido en estos lares. En su Fábula 47 nos habla de Hipólito:

 

HIPPOLYTVS.

Ph<ae>dra Minois filia Thesei uxor Hippolytum priuignum suum adamauit; quem cum non potuisset ad suam perducere uoluntatem, tabellas scriptas ad suum uirum misit, se ab Hippolyto compressam esse, seque ipsa suspendio necauit. Et Theseus re audita filium suum m<oe>nibus exc<e>dere iussit et optauit a Neptuno patre filio suo exit<i>um. Itaque cum Hippolytus equis iunctis ueheretur, repente e mari taurus apparuit, cuius mugitu equi expauefacti Hippolytum distraxerunt uitaque priuarunt.

 

Fedra, la hija de Minos y esposa de Teseo, se enamoró de su hijastro Hipólito; al no poder atraerlo a su propia voluntad, envió a su esposo una tablilla escrita en la que decía que había sido forzada por Hipólito y ella misma se mató por ahorcamiento. Y Teseo, enterado del hecho, ordenó a su hijo salir de las murallas y pidió a su padre Neptuno la destrucción de su propio hijo. Y así, cuando Hipólito circulaba con su carro, de repente surgió del mar un toro, cuyo mugido asustó a los caballos que arrastraron a Hipólito y le privaron de la vida.

hippolytustadema

Read Full Post »

Older Posts »